15.5 C
Madrid
viernes, 1 julio, 2022

3 candidaturas aspiran a la dirección del Col·legi d’Arquitectes

Guim Costa (Barna, mil novecientos sesenta y ocho) hace más de veinte años que tiene despacho propio y comenzó su carrera cooperando con los hermanos Terradas, Josep Llinàs y Ignasi de Solà-Morales, con el que participó en la reconstrucción del Liceu. De familia de empresarios y editores, su abuelo creó Editorial Ariel, lo propio fue vocación temprana, y por eso, por la carencia de un ambiente relacionado con el campo en sus comienzos, sabe del valor del Col·legi como corporación que ayuda, apoya, acompaña y defiende al arquitecto técnico. Corporación a la que aspira «actualizar e internacionalizar» con un equipo «ilusionado, activo, trasversal e inclusivo, comprometido con el cambio» y con sus buenas relaciones con la Unión Internacional de Arquitectos, el Consejo de Arquitectos de Europa y Consejo Superior de los Institutos de Arquitectos de España. Fue vocal de Cultura entre mil novecientos noventa y ocho y dos mil dos, y ha sido vicedecano los dos últimos años, por eso la suya pasa por ser la candidatura continuista, punto que niega rotundamente: «Soy radicalmente nuevo como lo es mi equipo, no repite ninguno de los miembros de la junta saliente». Y pasa asimismo por ser una candidatura progresista: «Hay mucho conservadurismo en la corporación y deseo darle otro talante, deseo que el COAC progrese».

La mejora del COAC es uno de los ejes de su programa, los otros dos pasan por facilitar el ejercicio profesional a los arquitectos -“agilizando los trámites de visados, mejorando y apoyando los procesos de licencias y concursos en frente de las administraciones, estableciendo unos honorarios…”- y prestigiar al ámbito frente a la sociedad: “Hay una crisis muy, muy clara provocada por el término de arquitecto técnico elitista. No hay que buscar el arquitecto técnico que firma un edificio sorprendente, hay que buscar y prestigiar al arquitecto técnico que trabaja a la vera de la gente, por un espacio público de calidad y por edificios eficaces y sostenibles; al arquitecto técnico que está al lado del ciudadano, no de la especulación o de la compañía que busca un icono”. El futuro y los desafíos de la arquitectura, como la urgencia climática, la descarbonización y la rehabilitación asimismo están en la agenda de Costa: “el Acuerde Nacional per a la Reforma Urbana y la Nueva Bauhaus Europea son proyectos que hay que acompañar y depende de quien los acompañe pueden ir de una forma o de otra”, sentencia.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here