12.5 C
Madrid
martes, 18 enero, 2022

Amancio Ortega acierta con su apuesta verde y gana 100 millones en Enagás, REE y REN

El viraje verde de las inversiones de Amancio Ortega está resultando rentable. El dueño de Inditex entró el pasado verano en el capital de Red Eléctrica de España (REE) y de su análogo portugués REN, subiendo su apuesta por el mercado energético, que hasta ese momento se limitaba a la compañía nacional de gas Enagás. Todo actividades reguladas, inversiones “tranquilas, estables, previsibles” —en palabras de Pontegadea, el brazo inversor de Ortega— mas que prueban una alta rentabilidad. Las 2 energéticas españolas participadas por la primera fortuna del país experimentaron en dos mil veintiuno fuertes revalorizaciones. REE subió un trece con cuarenta y uno por ciento en Bolsa y Enagás, un trece con cincuenta y cinco por ciento . En los dos casos prácticamente duplican el levanta del Ibex (+7,9 por ciento ). El transportista de la electricidad de Portugal asimismo subió, un siete con sesenta y uno por ciento en el año. La ganancia de Amancio Ortega en sus apuestas energéticas en dos mil veintiuno ronda los ciento cinco millones de euros.

La energía se abre camino en las inversiones del creador de Zara, que hasta el año pasado estaban orientadas prácticamente en exclusiva al ladrillo. Los copiosos dividendos que Ortega cobra de Inditex —el pasado año fueron mil doscientos noventa y tres millones de euros— pararán a la cuenta de Pontegadea, que a base de compras de edificios de oficinas, como la Torre Picasso en la villa de Madrid, y también inmuebles comerciales, como la flagship de Primark Oxford Street en la ciudad de Londres, se ha hecho con una cartera inmobiliaria valorada en catorce.075 millones. Esto transforma a Ortega en un casero más esencial que Merlin y Colonial, las 2 grandes socimis (sociedades inmobiliarias cotizadas) españolas.

Fuera del ladrillo las incursiones han sido pocas. En conjunto, Amancio Ortega participa en el capital de 4 empresas: Telxius, Enagás, REE y REN. En dos mil dieciocho adquirió a Telefónica el nueve con noventa y nueve por ciento de su filial de cables y antenas Telxius por trescientos setenta y ocho con ocho millones. Esa fue su primera inversión no inmobiliaria y ha sido la única en el ámbito tecnológico. Después, penetró en el energético: el cinco por ciento de Enagás por doscientos ochenta y uno millones en el último mes del año de dos mil diecinueve. A esta adquiere le prosiguió el pasado julio el cinco por ciento de REE por cuatrocientos cincuenta y seis millones y el doce por ciento de la lusa Redes Energéticas Nacionais (REN) por unos ciento ochenta y ocho millones.

La remontada de la Enagás en dos mil veintiuno engrosa en treinta y dos millones la participación de Ortega. La Empresa Nacional del Gas (Enagás) recobró el pulso el año pasado con una revalorización del trece con cincuenta y cinco por ciento , si bien aún no ha vuelto a los niveles prepandémica. Ese impulso le ha valido a Ortega para engrosar en treinta y dos millones de euros el valor de su pedazo del pastel en 12 meses. El millonario tiene el cinco por ciento del capital, una participación por la que en su día —diciembre de dos mil diecinueve, inmediatamente antes del COVID— pagó doscientos ochenta y dos millones de euros y que al cierre de dos mil veinte calidad doscientos treinta y cinco millones, para remontar entonces hasta los doscientos sesenta y siete millones al término de dos mil veintiuno.

La rentable adquiere de Red Eléctrica: el bulto de adquirió en el mes de julio ya vale cincuenta y nueve millones más. Si Amancio Ortega hubiera vendido el treinta y uno de diciembre el bulto de acciones de Red Eléctrica que adquirió a fines de julio, hubiera ganado cincuenta y nueve millones de euros en solo 5 meses. El máximo accionista de Inditex es desde el pasado verano el segundo mayor accionista de la compañía pública de Red Eléctrica Empresa S.A, el operador del sistema eléctrico. Como con la compañía del gas, tiene el cinco por ciento , que es la participación máxima que deja la ley en esta empresa pública, cuyo primer inversor es el Estado mediante la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). Ortega pagó cuatrocientos cincuenta y seis millones por el bulto de acciones. Al término del año, su participación ya calidad quinientos quince millones.

Redes Energéticas Nacionais, catorce millones más por la apuesta energética lusa. La inversión en la compañía de distribución eléctrica de Portugal (Redes Energéticas Nacionais, REN) asimismo ha resultado rentable. Al día después de anunciar la entrada en el capital de REE, Pontegadea comunicó la adquisición del doce por ciento de la lusa REN de unos ciento ochenta y ocho millones de euros. Al acabar el año, su participación calidad ya doscientos dos millones de euros, catorce millones de euros más.

Unos veintiocho millones cobrados en dividendos. La rentabilidad no se restringe a la revalorización de las inversiones. La entrada de Ortega en el capital de estas empresas le da derecho asimismo a cobrar dividendos, que regresan un beneficio inmediato a las cuentas de Pontegadea. En el mes de diciembre, ingresó ocho con nueve millones de euros al cargo de las ganancias de Enagás en dos mil veintiuno. Este mes, Ortega se embolsó siete con cuatro millones por los resultados de Red Eléctrica. Además de esto, está previsto que cobre otros doce millones de euros al cargo del distribuidor eléctrico portugués. A estas inversiones en empresas, se aúnan proyectos específicos que comprueba la apuesta verde de Ortega, como el parque eólico Delta (Zaragoza), en el que Repsol ha incorporado a Pontegadea como asociado.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here