/Biomarcadores pronostican el peligro cardiovascular tras una neumonía
Una enfermera pone una vacuna a un paciente, en una foto de archivo.

Biomarcadores pronostican el peligro cardiovascular tras una neumonía

Una investigación de la Sociedad De España de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) ha detectado que el peligro de padecer una enfermedad cardiovascular «en un largo plazo» tras pasar una neumonía se puede pronosticar en un análisis de sangre, y ha concluido que el trece por ciento de pacientes de neumonía padecen un acontecimiento cardiovascular (como arritmia, infarto, angina, edema de pulmón o bien ictus) en el primer mes, y el nueve por ciento , en el año siguiente.

En declaraciones a los medios este martes, la primera autora del trabajo, la neumóloga Rosario Menéndez, ha explicado que advirtieron «daño» en pacientes al cumplirse un mes del ingreso, cuando se acostumbra a dar el alta en un estudio publicado en ‘Chest’ y basado en setecientos treinta pacientes en el Centro de salud Clínic de Barna, La Fe de Valencia, el de Mataró (Barna), y el de Galdakao (Vizcaya).

El trabajo hizo una analítica de sangre a los pacientes el día del ingreso, a los 5 días y a los treinta días, para advertir biomarcadores (como proteínas y otras moléculas) elevados para pronosticar el peligro cardiovascular.

Los enfermos que tenían niveles elevados en las primeras veinticuatro horas padecieron un acontecimiento cardiovascular de forma precoz, al tiempo que los que advirtieron niveles altos el día treinta, los tuvieron a lo largo del año, y Menéndez ha añadido que en estudios de tipo epidemiológico (basados en datos del sistema sanitario) de otros países han encontrado que el peligro se extiende a diez años.

La neumóloga ha remarcado que las conclusiones del estudio, efectuado en el programa de investigación integrado (PII) de la Separ, prueba que los biomarcadores son útiles, y ha añadido que es «de vital relevancia identificar aquellos pacientes bajo riesgo para poder intervenir a tiempo y establecer un tratamiento adaptado».

cien ingresos

En conferencia de prensa este martes, con ocasión del Día Mundial de la Neumonía, Menéndez ha explicado que en el dos mil diecisiete murieron en España un total de diez y doscientos veintidos personas por neumonía (en frente de los nueve.160 del año precedente), la primera causa de muerte por infección, que supera los fallecimientos por accidente de tráfico y provoca cien ingresos anuales, con un costo de cuatrocientos setenta y nueve millones de euros para el sistema sanitario.

«Cuando hay una neumonía, todo el cuerpo padece», en especial el corazón y el cerebro, y sus dificultades contribuyen a un envejecimiento no saludable de la población, con lo que ha recomendado vacunar contra el virus de la gripe y la bacteria del neumococo (los 2 factores que provocan neumonía) a los conjuntos de peligro, personas con enfermedades crónicas y fumadores.

«Las personas más susceptibles de sufrirla o bien de fallecer están en los extremos de la vida, los menores de 5 años y los mayores de sesenta y cinco», y los pequeños son reservorios de gérmenes y de bacterias, con lo que ha alertado de que tienen más peligro de inficionarse y, al unísono, de inficionar a otra persona, con lo que aconsejan higiene de prevención y vacunación a los ancianos que los cuidan.

Ha explicado que una investigación advirtió que el veintiuno por ciento de fallecidos por neumonía tenía diabetes, el veinte por ciento padecía enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc), el diecisiete por ciento inconvenientes cardiovasculares, el dieciseis por ciento eran fumadores y el once por ciento , asmáticos, al tiempo que el quince por ciento de los fallecimientos no tenían otra complicación asociada.

Polución y tabaco, peligros

La neumonía prosigue siendo la primera causa de muerte por infección, y muere el cinco por ciento de los pacientes que ingresan en centros de salud por neumonía, como del veinte por ciento de los que ingresan en la UCI por esta infección, ha explicado el presidente de Separ, Carlos Jiménez, que ha remarcado que la mejor prevención es la higiene y la vacunación contra la gripe y contra la neumonía.

Jiménez ha explicado que son una sociedad multidisciplinar (con médicos de diferentes especialidades como enfermeras, fisioterapeutas, biólogos y sicólogos) que se dedica a la prevención y la divulgación sobre enfermedades respiratorias: «Hay 2 factores de peligro, la polución ambiental y el tabaquismo».

Han coincidido con la relevancia de la vacunación la directiva de Separ Pacientes, Carme Hernández, que ha añadido que dedicarán un proyecto de divulgación a pacientes de neumonía, como la especialista del Servei de Medicina Precautoria de la Conselleria de Salud de la Generalitat Eva Borràs, que ha indicado que en gripe la cobertura vacunal es del cincuenta y cuatro por ciento en el Estado, y ha llamado a acrecentarla.

Una paciente de neumonía, Rosa Rierola, ha contado que pensó que tenía «un constipado mal curado» pues se ahogaba solo con ir de la habitación al baño, y que familiares la animaron a ir al centro de salud donde advirtieron que tenía una neumonía, y ha añadido que meses después aún nota cierta sensación de ahogo.