/CaixaBank ganó mil novecientos ochenta y cinco millones en dos mil dieciocho, un 17’8 por ciento más que en dos mil diecisiete

CaixaBank ganó mil novecientos ochenta y cinco millones en dos mil dieciocho, un 17’8 por ciento más que en dos mil diecisiete

CaixaBank ha cerrado dos mil dieciocho con un beneficio de mil novecientos ochenta y cinco millones de euros, un diecisiete,8 por ciento más que el año precedente, merced al desarrollo de los ingresos del negocio bancario, la mayor aportación del portugués BPI y la reducción de las dotaciones, conforme las cuentas que ha hecho pública la entidad este viernes.

La entidad, que últimamente presentó su plan estratégico para el periodo dos mil diecinueve-dos mil veintiuno, vendió en el último año su negocio inmobiliario, alcanzó una participación del cien por ciento en BPI y acordó desprenderse del nueve con treinta y seis por ciento que sostenía en Repsol. Del mismo modo ha anunciado que va a llevar adelante un Expediente de Regulación de Empleo y un cierre de oficinas.

En España, el resultado del Conjunto CaixaBank alcanzó los mil seiscientos cinco millones, un seis,4 por ciento más, conforme ha informado el conjunto a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El margen bárbaro se ha ubicado en ocho.767 millones de euros (+6,6 por ciento ) por la fortaleza de ingresos básicos del negocio bancario, que aumentan un cuatro con dos por ciento en el conjunto hasta los ocho.217 millones, y el margen de intereses ha crecido un tres con cuatro por ciento y ha alcanzado los cuatro mil novecientos siete millones.

Específicamente, los ingresos vinculados a la actividad bancaria, como el margen de intereses, las comisiones o bien los seguros, han aumentado un cuatro con dos por ciento , hasta los ocho.217 millones, al tiempo que el total de los ingresos lo ha hecho un seis,6 por ciento , hasta los ocho.767 millones.

La contribución a resultados del negocio de BPI en Portugal asciende a doscientos sesenta y dos millones en frente de los ciento setenta y seis millones de euros en el ejercicio dos mil diecisiete, mas si se tiene presente la aportación de sus participadas, la contribución total del banco portugués asciende a trescientos ochenta millones.

El margen de intereses del conjunto suma cuatro mil novecientos siete millones, un tres con cuatro por ciento más con respecto a dos mil diecisiete, y los ingresos por comisiones alcanzan los dos mil quinientos ochenta y tres millones, un tres con cuatro por ciento más.

Las comisiones de fondos de inversión, carteras y sicavs aumentan un doce con seis por ciento por el aumento del patrimonio gestionado, al tiempo que descienden un dos con dos por ciento las comisiones bancarias y de valores.

El negocio de las participaciones contribuye al conjunto con un resultado de cincuenta y cuatro millones, impactado por el resultado negativo de cuatrocientos cincuenta y tres millones derivado del pacto de venta de la participación en Repsol.

Los ingresos procedentes del total de la cartera de participadas se ubican en novecientos setenta y dos millones, y también incluyen los ingresos por dividendos, esencialmente de Telefónica, y los resultados de las entidades valoradas por el procedimiento de la participación, como Erste Bank, SegurCaixa Adeslas, BFA y Repsol (sin el impacto de la venta de la participación).

Este dos mil dieciocho, el conjunto que encabeza Jordi Gual y cuyo consejero encargado es Gonzalo Gortázar ha conseguido vender su negocio inmobiliario a Lone Star, con lo que sus saldos inciertos descienden hasta los once y ciento noventa y cinco millones de euros y la ratio de morosidad se ubica en el cuatro con siete por ciento , frente al seis por ciento de cierre del ejercicio dos mil diecisiete.

Tras el cierre de esta operación y la actividad comercial del año, la cartera de adjudicados netos libres para la venta se ubica en setecientos cuarenta millones, en la medida en que la cartera de alquiler alcanza los dos mil cuatrocientos setenta y nueve millones.

Inmuebles

Excluyendo la operación de Lone Star, CaixaBank ha conseguido vender inmuebles en dos mil dieciocho por dos mil sesenta millones, un veintiocho por ciento más que en dos mil diecisiete.

En el último ejercicio, CaixaBank ha registrado unos impactos expepcionales negativos de ochocientos cuarenta y cuatro millones.

Resalta, en este sentido, el impacto del negocio inmobiliario ‘non core’, que ha generado un resultado negativo de quinientos treinta millones, en un ejercicio que ha estado marcado por operaciones como la recompra del cincuenta y uno por ciento de Servihabitat (-doscientos cuatro millones) y la venta del ochenta por ciento del negocio inmobiliario a Lone Star, que por último ha tenido un impacto en la cuenta de resultados de -cuarenta y ocho millones netos de impuestos.

Asimismo han tenido un impacto negativo la desinversión en Repsol (-cuatrocientos cincuenta y tres millones) y la reclasificación contable del banco angolano BFA (-ciento treinta y nueve millones).

Las pérdidas por deterioro de activos financieros y otras provisiones han disminuido en dos mil dieciocho prácticamente un sesenta y siete por ciento , hasta los quinientos sesenta y siete millones.

Deterioro de activos

Este apartado recoge las pérdidas por deterioro de activos financieros, que reducen hasta los noventa y siete millones, un ochenta y ocho por ciento menos, y reúne las otras dotaciones a provisiones, que caen un cuarenta y ocho,4 por ciento , hasta los cuatrocientos setenta millones.

La ratio Common Equity Tier 1 (CET1) fully loaded del Conjunto CaixaBank se ubica a treinta y uno de diciembre de dos mil dieciocho en el once con cinco por ciento y su rentabilidad (ROTE) mejora hasta el nueve con tres por ciento .

Los activos líquidos totales se ubican en setenta y nueve y quinientos treinta millones a treinta y uno de diciembre de dos mil dieciocho, seis.755 millones más que en dos mil diecisiete.

Por su lado, el crédito bárbaro a la clientela se sostiene estable, situándose en doscientos veinticuatro mil seiscientos noventa y tres millones, y los recursos de clientes del servicio medran hasta los trescientos cincuenta y ocho mil cuatrocientos ochenta y dos millones, un dos con seis por ciento más.

Los recursos en cómputo alcanzan los doscientos cincuenta y nueve mil cuatrocientos veintitres millones, un cuatro con ocho por ciento interanual más, y los activos bajo administración suman noventa y tres y novecientos cincuenta y uno millones.