/Cambia tu bañera por un plato de ducha

Cambia tu bañera por un plato de ducha

Con el paso de los años cualquier baño necesita de una reforma, tanto para evitar fugas y averías en equipos anticuados como por motivos estéticos. Si bien son muchos los cambios que se pueden hacer, el de sustituir la bañera por un plato de ducha es el más común en la mayoría de hogares.

Pero, ¿qué ventajas ofrece un plato de ducha frente a una bañera?

Cambiar la bañera por un plato de ducha es algo que se realiza de forma muy rápida gracias a empresas como conducha.es evitando tener que estar varios días sin un lugar en el que asearse. Pero además podemos destacar otras ventajas de los platos de ducha, como las que se muestran a continuación:

Seguridad

Los platos de ducha resultan más seguros que las bañeras porque suelen tener una superficie antideslizante. Esto ayuda a evitar resbalones a la hora de ducharse, especialmente importante en hogares con mayores o con niños. Sin duda una de las ventajas más importantes frente a las resbaladizas bañeras.

Accesibilidad

Un plato de ducha ayuda a facilitar el aseo a personas con movilidad reducida, ya que elimina cualquier barrera que pudiera tener la bañera. Los platos de ducha están a nivel del suelo y no hay que hacer un movimiento extraordinario para entrar en el mismo. Por ello existen incluso comunidades autónomas que subvencionan el cambio de bañera por plato de ducha en hogares con personas con movilidad reducida.

Ahorro de agua

Con un plato de ducha siempre se va a consumir menos agua, algo que agradecerá tanto la factura como el medio ambiente. Si bien no es habitual llenar la bañera cada vez que se use, lo cierto es que de vez en cuando si se llena con el gasto en agua que ello supone. Con el plato de ducha, tan solo será posible disfrutar de duchas relajantes con menor gasto de agua.

Facilidad de limpieza

Limpiar un plato de ducha es siempre más cómodo y rápido que limpiar una bañera. Las bañeras tienen un tamaño superior y tienen más superficie que limpiar, ya que son altas y profundas. Mientras tanto, un plato de ducha no deja de ser una superficie más que se puede limpiar de una pasada. Es la solución ideal para familias con poco tiempo libre para limpiar.

Opción económica

El plato de ducha es una solución más económica que comprar una nueva bañera. Los platos de ducha pueden ser de materiales y tamaños muy variados, pero su coste siempre es inferior al de una bañera. Así que se ha convertido en la opción ideal para todo tipo de familias que desean gastar menos en la reforma de su baño.

Estas son algunas de las ventajas más interesantes de optar por un plato de ducha frente a la bañera en caso de estar inmersos en una reforma del baño. Sin olvidar que existen multitud de fabricantes y modelos para elegir el plato de ducha que mejor encaje en el baño de tu hogar.