/Claves para equilibrar el trabajo y la maternidad de forma exitosa

Claves para equilibrar el trabajo y la maternidad de forma exitosa

Equilibrar la vida de padres y la rutina laboral no es una tarea fácil. Afortunadamente, hay herramientas que pueden emplearse para triunfar en ambos aspectos.

La vida ajetreada de hoy, impacta negativamente en muchos padres que a menudo se preguntan si hacen todo lo que pueden para compartir tiempo con sus hijos. A fin de cuentas, los niños son el centro de su vida y quieren hacer todo lo que puedan ,para que tengan una infancia plena y divertida, pero sin dejar de lado sus objetivos a nivel personal o laboral.

Ante todo, ¡organización!

Como en cualquier actividad, la organización lo es todo. Es importante que los padres visualicen sus objetivos y que organicen una rutina que les permita equilibrar el logro de sus metas a corto, medio y largo plazo; pero que también les deje unos minutos libres al día para compartir con los más pequeños de la casa.

Dejar el trabajo de lado cuando termina la jornada laboral y respetar los espacios familiares, es esencial para cumplir con la tarea. Pero, ¿qué otra cosa puede hacerse para facilitar la paternidad y darle a los hijos una diversión sana?

Centrarse en juegos didácticos y educativos

Es primordial que los padres aprovechen cada momento libre del día para crear un lazo afectivo con sus hijos. Si bien es cierto que la tecnología está presente en casi todos los juguetes que están en el mercado, los psicólogos y educadores resaltan la importancia de usar juegos educativos para niños en las horas de juego, ya que permiten crear una experiencia bonita entre padres e hijos y, al mismo tiempo, despiertan la curiosidad de los pequeños.

Una forma de hacerlo, es organizando un taller de ciencias para niños, porque estimulará su mente y permitirá que los adultos participen en la actividad. Además, sirve para reforzar algunas temáticas que estén viendo en la escuela.  

Volver a juguetes básicos

Si bien es cierto que todos los niños disfrutan de los juguetes modernos, los juguetes básicos siguen -y seguirán teniendo- un espacio en el corazón de los más pequeños de la casa. Su simplicidad no sólo los hace llamativos, sino que permite que los niños puedan llevarlos con ellos a la hora de hacer las compras, a un parque infantil e incluso a un paseo en el coche.

Una idea grandiosa es comprar squishies de distintos diseños y colores para tenerlos a mano en la oficina, en el hogar o en el coche, de esta forma, el pequeño nunca se aburrirá. Los squishies son divertidos porque vienen en formas de unicornios, peces y animalitos que pueden usar para jugar como si fuesen muñecos o estrujar para liberar estrés.

Adquirir elementos de calidad

Este es quizás uno de los consejos más útiles, en especial para padres que no cuentan con mucho tiempo libre. Es importante comprar productos de calidad que sean duraderos, seguros y funcionales, como los de la marca Jané que, además de ofrecer una colección ideal para bebés y niños pequeños, cumple con todos los aspectos y regulaciones de seguridad.

Elegir a fabricantes reconocidos, asegura que no se tenga que reemplazar el producto en el futuro, haciendo que los padres puedan destinar esos valiosos minutos libres, a compartir con sus pequeños, pasear por el parque, etcétera.

Escoger artículos funcionales a medida

Comprar algo que está de moda es tentador, pero es mejor decantarse por adquirir un artículo que se adapte a los requerimientos de espacio y presupuesto de cada padre.

Para no emplear tanto tiempo en investigación, se pueden usar herramientas tecnológicas que reúnen cientos de productos y muestran sus principales características. Una página comparativa carritos de bebe es una de las más útiles, porque el cochecito es uno de los productos que más variedades tiene y es muy fácil comprar uno que no sea el adecuado, en especial cuando se es un padre primerizo.

Con este tipo de herramientas, podrán identificar un modelo que no sólo sea económico, sino que se ajuste al espacio de almacenaje y a la rutina de transporte de cada padre.