/¿Cómo comenzar un negocio con buen pie?

¿Cómo comenzar un negocio con buen pie?

Cada vez son más quienes se animan a emprender una idea de negocio para lograr independencia financiera y laboral. Emprender es una decisión de valientes que requiere ideas y compromiso, pero también algo de información para empezar con buen pie.

Es por ello que en este artículo se presentan algunas recomendaciones para tener en cuenta antes de iniciar una idea de negocio.

Mantenerse a la vanguardia con la presencia en Internet

Es común escuchar que un negocio que no esté en Internet no existe. Pero ¿y qué pasa con aquellos que están en Internet pero que son muy difíciles de encontrar? 

Existen, pero no llegan a tanto público como deberían. Crear un sitio web para un negocio debe realizarse con cuidado y conocimiento, para tener un buen posicionamiento en los buscadores y conseguir clientes, y debe ir acompañado de estrategias de marketing en redes sociales.

En Valencia existe un interesante proyecto llamado Distrito Digital de la Comunidad Valenciana, que cuenta con buena estimación y reconocimiento. Buena muestra son las numerosas empresas que forman parte de este. 

Las empresas de Valencia que deciden formar parte de esta iniciativa lo hacen por su interés en los temas de contenido digital y producción de sistemas, apostando por las economías emergentes y consiguiendo sinergia entre estas.

Esta iniciativa es una buena oportunidad para aprender mediante el debate y la colaboración, y mantenerse al tanto de las nuevas ideas. Esta disposición de aprender y evolucionar con las tecnologías se ha vuelto más que una opción una necesidad de supervivencia para los empresarios

La digitalización de la sociedad conduce a que la adaptación sea necesaria para mantenerse dentro de los deseos y necesidades del público, sin permitir la obsolescencia en la empresa ni dar lugar a que la competencia tome ventaja.

Analizar ofertas financieras

Estudiar las ofertas bancarias para individuos y empresas es siempre necesario para un emprendedor, ya que muchas de estas cuentan con interesantes productos que convendrán o no dependiendo de la persona, su lugar de residencia, sus ideas de negocio y proyecciones en el corto, medio y largo plazo, y por supuesto de su capital inicial.

En Internet existe un blog llamado Doctor Cifra, que analiza los productos financieros disponibles y para quién están dirigidos, así como los requisitos que deben cumplirse para optar por estas ofertas. Por ejemplo, algunas ofertas pueden requerir un mínimo de inversión, mantener cierta cantidad por un periodo determinado, residir en un lugar en particular y otras.

Algunas empresas ofrecen opciones de financiación para emprendedores, así como interesantes condiciones como la inexistencia de comisiones por cambio de divisa o cajeros. 

Incluso existen plataformas dirigidas a sectores determinados de inversión. Por ejemplo, Housers con las inversiones inmobiliarias, o Ninety Nine como bróker novedoso y sin comisiones.

Responsabilidad social empresarial

Existe una relación real entre la responsabilidad social empresarial y el emprendimiento exitoso. A primera vista la responsabilidad social puede parecer una fuente de gastos para la empresa. 

Sin embargo, cada vez es más evidente que un compromiso social bien dirigido puede transformarse en solidez y permanencia en el mercado, además de mayores ventas y ganancias, como queda de manifiesto en Jcbmccs, un blog de finanzas y temas afines.

Tener en mente esta relación desde las etapas de emprendimiento es una gran ventaja, porque es mucho más sencillo construir una visión empresarial responsable que cambiarla en una empresa ya constituida. 

Un emprendedor que esté decidido desde el principio a asumir la responsabilidad del impacto real y potencial de su actividad comercial en el entorno tiene una ventaja competitiva que no debe menospreciarse.

Esta responsabilidad también implica esfuerzos para cubrir las necesidades de los socios y trabajadores, y ofrecer un buen entorno laboral con lo que se consigue una mayor retención del talento, y por ende una menor rotación de personas que se desgasta por la necesidad de entrenamiento y supervisión. Esto a su vez se traduce en motivación laboral y más productividad.

Contratar buenos seguros para empresas

Los contratiempos, las vicisitudes y las emergencias pueden pasarle a cualquiera. Es por eso que para protegerse de estos problemas el emprendedor debe contar lo antes posible con seguros para su empresa. 

Los seguros no son cosa de empresas grandes solamente, y no hay una capitalización mínima para comenzar a pensar en asegurarse.

Entre las categorías de seguros para empresas más importantes pueden mencionarse las de responsabilidad civil general y profesional, seguros para directivos y altos cargos, protección contra cíber riesgos, seguros para transportes, protección jurídica y multirriesgo empresarial

El emprendedor debe realizar un estudio de sus vulnerabilidades y compromisos para definir qué seguros necesita contratar para garantizar protección a sus bienes y personal.