/Cómo rentabilizar un blog mediante venta de enlaces

Cómo rentabilizar un blog mediante venta de enlaces

Hoy en día es habitual que una empresa tenga una página web en la que vende productos o servicios. De esta manera, se generan unos ingresos extras procedentes de la compra online. Por otro lado, cada vez más personas se animan a tener su propia página web o un blog. En ellas abordan temas de su propio interés como viajes, moda, etc. Pero, a diferencia de las empresas quizá no estén extrayendo todos los beneficios que se le puede sacar a una web.

 De hecho, las publicaciones por sí solas no generan ningún tipo de beneficio para el propietario de un sitio web. Al contrario están generando gasto. Por un lado, está el coste que supone el hosting y el dominio. Por otro lado, el tiempo que se dedica a la creación de contenidos o el pago a un redactor web. En cualquier caso, se está perdiendo la oportunidad de rentabilizar blog.

 Existen varias maneras de obtener ingresos mediante una página web. Se puede realizar contenido exclusivo (área premium), donaciones de visitantes, artículos patrocinados, colaboraciones, enlaces patrocinados, ventas por afiliación, venta de infoproductos, banners publicitarios, etc. Google Adsense es quizá el método que más se ha utilizado en el pasado, pero en la actualidad los resultados que ofrece no merecen mucho la pena.

 Ventajas de la venta de enlaces

Como se ha citado con anterioridad, una de las formas de ganar ingresos es mediante la venta de enlaces. Normalmente, esta práctica de incluir enlaces ajenos no es muy aceptada por los propietarios de una web porque se está dirigiendo tráfico a la competencia. Sin embargo, la venta de enlaces es una de las formas más eficaces para conseguir ese dinero extra y, por tanto, monetizar el sitio web. Salvo que no solo se beneficia nuestro bolsillo, sino también la calidad y riqueza de contenido de la página web.

 Es cierto que a través de estos enlaces o backlinks estamos ayudando a distintas webs a ganar un mejor posicionamiento. Pero estamos también estableciendo relaciones con otros propietarios de sitios web. Cabe recordar que los textos que más gustan a Google (el buscador más utilizado en España) son aquellos artículos o post contengan tanto enlaces internos como externos. Esto es que algunos links apuntan a otras páginas de la propia página web y otros links que apuntan a páginas relacionadas con el tema publicado, pero que pertenezcan a otras personas o empresas.

Esto último hace que el visitante al sitio web cuente con una mejor experiencia y se logre ese engagement o visita recurrente de ese usuario. Este recibe recomendaciones de otros sitios web para ampliar información del asunto que se esté tratando en el artículo de forma natural y amigable. Una práctica natural está altamente valorada por Google.

 Pero esta práctica no siempre se ha realizado bien y ha llegado a ser considerada como spam. De ahí que sea de vital importancia que a la hora de vender enlaces, esta se realice bien. Esto implica que el enlace va a mantener una congruencia con el texto que está escrito. De este modo, el usuario, antes de hacer clic, tiene una idea preconcebida sobre lo que se va a encontrar en esa URL hacia la que apunta el anchor text.

 En resumen, rentabilizar un blog o una web tiene un doble beneficio. Por un lado, se consiguen unos ingresos y por otro esto obliga a crear un contenido de calidad y como consecuencia se obtiene tráfico de calidad. Esto quiere decir que se incrementa el número de visitantes interesados en la temática que ofrece el sitio web, incluso estos visitantes pueden convertirse en potenciales clientes y, en el mejor de los casos, clientes.

Ahora el problema puede estar en encontrar esas webs o medios digitales a los que vender enlaces. En esto puede ayudar Te Blogueo. Se trata de una plataforma de venta de enlaces, en la que además, asesoran a la hora de seleccionar las webs o cualquier tipo de duda que pueda surgir a este respecto. ¿Vas a dejar escapar esta oportunidad?