/Concepción lamenta recurrir al «parcheo» ante la carencia de jueces

Concepción lamenta recurrir al «parcheo» ante la carencia de jueces

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCYL) se ve forzado a cubrir con refuerzos, lo que su presidente, José Luis Concepción, llama «política de parcheo», las faltas de personal y órganos judiciales que considera «estructurales». De este modo, resaltó que ahora hay veintitres jueces y jueces efectuando refuerzos para sustituir las faltas y que a la zona solo van a llegar 3 de las setenta y ocho plazas que el Ministerio de Justicia pretende crear este año en España.

Concepción -conforme con el informe emitido por la Sala de Gobierno del TSJCyL- consideró preciso la creación de 3 puestos de juez en las audiencias provinciales de Ávila, Salamanca y León (Sección 3ª Penal). Asimismo resaltó la emergencia de crear 6 nuevos órganos judiciales en el territorio, que son un Juzgado de Primera Instancia y también Instrucción en Palencia, 2 Juzgados de Familia en Burgos y Salamanca, 2 Juzgados de lo Social en Valladolid y León, como un Juzgado de lo Penal en Segovia. En este sentido, apuntó que «hace 3 semanas» el Ministerio prometió «solamente» 2 nuevos órganos judiciales -Juzgado de lo penal número dos de Segovia y Juzgado de lo Social número cinco de Valladolid- y una plaza de juez en la Audiencia Provincial de Salamanca.

«Es aún deficiente la atención que a este territorio se le da», denunció, tras rememorar que en dos mil dieciocho no se creó ningún órgano judicial y hay que remontarse a fines de dos mil diecisiete cuando se crearon 4 órganos judiciales, entrar el Juzgado de Primera Instancia número ocho de Burgos «que no había sido jamás pedido y cuya realidad no era ni muchísimo menos imprescindible», apostilló.

Pero casos pendientes
En la presentación de la Memoria del TSJ de dos mil dieciocho, Concepción explicó el día de ayer que los jueces resolvieron más temas que el año precedente, a pesar de lo que prosigue incrementando el número de temas pendientes, debido al incremento de los que ingresaron a lo largo del pasado año. En verdad, en dos mil dieciocho se registraron doscientos setenta y cinco mil novecientos noventa temas, prácticamente seis mil más que el ejercicio precedente, y se resolvieron doscientos sesenta y 4 mil seiscientos treinta y cuatro, cinco.540 más que en dos mil diecisiete. Los mayores aumentos se registraron en el orden civil, donde fueron seis mil más que el año precedente, y en el contencioso, donde se registraron ocho.881, mil doscientos más que en dos mil diecisiete.

Si bien Concepción reconoce que la Justicia está «mejor» que en otras comunidades autónomas, estima que las cantidades prueban que es «insuficiente» la cobertura de plazas y nuevos órganos judiciales, a pesar del sacrificio de los jueces y jueces.

El juez adelantó que el día de hoy van a visitar la sede del TSJ de Castilla y León altos representantes del Ministerio de Justicia p
labra conocer de primera mano las necesidades y se mostró «confiado» en que sea el paso inicial para solucionar ciertas de ellas. Una de las más apremiantes es la creación de una oficina de coordinación de la atención a víctimas en la propia sede del Palacio de Justicia de Burgos para cumplir las obligaciones que se derivan del Estatuto de la Víctima, aprobado en dos mil quince, y regular a las diez que ahora «cumplen de forma deficiente su función» en Castilla y León.

Insistirá asimismo en la necesidad de prosperar medios personales y materiales por el hecho de que no llega para atender a todos y cada uno de los temas que ingresan. Además de esto, solicitará que se fortalezcan los medios tecnológicos para prosperar el funcionamiento del expediente digital y que se corrijan las disfunciones de la Nueva Oficina Judicial, que tarda más tiempo en solucionar a pesar de contar con más funcionarios que en el precedente modelo. Y va a llamar a atención de los representantes del Ministerio de Justicia sobre las necesidades de edificios judiciales en Segovia y Valladolid.