/Daniel Negreanu, una leyenda del póker

Daniel Negreanu, una leyenda del póker

El pasado lunes 4 de noviembre, Daniel Negreanu, jugador profesional de póker, conquistó el título de Jugador del Año de las World Series of Poker (WSOP), el más importante y prestigioso conjunto de torneos de póker en vivo del mundo. La eliminación del estadounidense Shaun Deeb en el Event #15: €550 Colossus No-Limit Hold’em de las World Series of Poker Europe (WSOPE), que se juegan en Europa, provocó la alegría del canadiense, que consiguió el título Player of the Year (POY) por tercera vez en su carrera profesional. Un hito histórico en el mundo de los naipes, ya que ningún otro jugador ha conseguido ganar este título ni en dos ocasiones. De esta forma, Negreanu se consolida como uno de los mejores jugadores de la historia.

Fuente: https://www.wsop.com

La alegría de Daniel Negreanu duró apenas una semana, ya que la organización de las WSOP reconoció que había cometido un error en la clasificación del Player of the Year. Un fallo en la puntuación que fue destapado por un redactor de la web rusa GipsyTeam, Alex Elenskiy, que observó que los nombres que aparecían en los puestos del 32º al 46º clasificado en el evento #68, celebrado en Las Vegas, coincidían posición por posición con los del evento #87. El error se produjo a la hora de trasladar los resultados oficiales del torneo #87 a la página oficial de las WSOP, ya que esos datos fueron copiados de forma errónea al torneo #68. Tras investigar la situación, la organización comprobó que el jugador canadiense había recibido 213 puntos de forma errónea, junto a otros 14 participantes del evento.

El nuevo cálculo de puntos de los resultados tuvo un impacto directo en la clasificación final del Player of the Year. La realidad es que Daniel Negreanu sólo tenía los puntos suficientes para ocupar la tercera posición en la clasificación. De este modo, Robert Campbell se convirtió en el nuevo ganador del título de las WSOP, seguido de Shaun Deeb y el jugador canadiense. La organización ha querido transmitir sus disculpas a todos los profesionales implicados en la carrera por el título, señalando que en los próximos meses revisarán el POY para mejorar ciertos procesos. Por su parte, Negreanu y Deeb han reconocido públicamente que habrían jugado de manera distinta alguna mano en determinados torneos si hubieran conocido el cálculo real de los puntos del POY. A pesar de ello, Campbell es un justo vencedor, debido a que ha conseguido dos brazaletes en esta temporada de las WSOP.

Una de las mayores estrellas de la historia del póker

A pesar de la decepción tras no poder conseguir su tercer Player of the Year, Daniel Negreanu ha mostrado su comprensión con la organización de las WSOP después del error en la clasificación, aunque ha expresado su deseo de mejorar el sistema para que recompénse la calidad sobre la cantidad. Además, el canadiense también ha querido felicitar a Robert Campbell por el título, afirmando que se lo merecía después de ganar dos brazaletes este año. Una reacción que demuestra la sabiduría de un jugador que es considerado como una de las mayores estrellas de la historia del póker. Al fin y al cabo, hablamos de un jugador que ha ganado seis brazaletes de las WSOP, con 39 mesas finales y 127 cobros en el conjunto de torneos de póker en vivo más prestigioso del mundo.

Fuente: http://www.poker-red.com

El jugador canadiense ganó su quinto brazalete de las WSOP en abril de 2013, tras conquistar el Main Event de las World Series of Poker Asia Pacific (WSOP APAC) celebrado en Melbourne, Australia. Negreanu superó a un total de 405 participantes para embolsarse 1.038.825 dólares australianos. Con ese prestigioso título, Kid Poker, apodo que se ganó tras convertirse en el jugador más joven en ganar un brazalete en el año 1998, se unió al prestigioso club de jugadores con cinco títulos de la Serie Mundial, conformado por nombres como Scotty Nguyen, John Juanda, John Hennigan, Allen Cunningham o Daniel Alaei. Ese mismo año también consiguió su sexto y último brazalete en el High Roller de las WSOPE, haciéndose también con el Player of the Year de 2013.

Negreanu ha estado a punto de ganar su séptimo brazalete en el Evento #41 $10000 Seven Card Stud de las WSOP 2019. El canadiense perdió en el heads-up contra el estadounidense John Hennigan, quién sumó su sexto brazalete. Más allá de los títulos, Kid Poker es el tercer jugador en la lista histórica de ganancias con un total de 42 millones de dólares en premios presenciales, según los datos de Pokerdb. El neoyorquino Bryn Kenney ocupa la primera posición con 56 millones de dólares de ganancias en torneos de póker en vivo, seguido de Justin Bonomo (49 millones). Estas cifras serían impensables tiempo atrás, pero hoy en día, con la amplia oferta de torneos High Roller, son admisibles con una buena racha de resultados.

Desde que desembarcó en el circuito profesional con apenas 22 años, Negreanu se ha convertido en uno de los jugadores más exitosos y reconocidos en el mundo de los naipes, especialmente en el póker en vivo, aunque también suele jugar partidas en el póker online.  Sin ir más lejos, el Global Poker Index nombró al canadiense como el mejor jugador de la década en el circuito internacional de torneos en 2014. Ese mismo año, también entró a formar parte del Poker Hall of Fame, convirtiéndose en el miembro más joven en ingresar el salón de la fama del póker profesional en los Estados Unidos con 40 años, la edad mínima para poder ingresar en esta prestigiosa institución.

El gran secreto de Negreanu es su continuidad en el tiempo, ya que siempre ha permanecido en la élite del póker pese a la evolución del popular juego de cartas durante estos años. Todo ello gracias a sus horas de estudio y análisis de su juego para enfrentarse a los mejores jugadores del mundo cada temporada. Una leyenda del póker mundial que todavía tiene mucho que demostrar en el circuito internacional, aunque ya es considerado por muchos expertos como uno de los mejores de la historia.