10.8 C
Madrid
lunes, 19 abril, 2021

Dar de baja definitiva un vehículo: ahora más cómodo gracias a la gestión electrónica de los desguaces

Hasta hace pocos años, dar de baja un coche viejo, siniestrado o irreparable era un asunto que podía suponer gastos a su propietario, principalmente debido a los costes que podría suponer su traslado hasta el correspondiente desguace.

Afortunadamente, la situación ha cambiado debido a la actual legislación sobre la gestión de los vehículos al final de su vida útil, centrada en impulsar el reciclaje y que aprovecha las nuevas tecnologías. Desguazar y dar de baja un coche en Tráfico es ahora un trámite sencillo y gratuito para su dueño.

Del antiguo desguace al moderno Centro de Tratamiento

Los viejos desguaces, en su mayoría, han sido reconvertidos por sus propietarios en innovadores Centros Autorizados de Tratamiento, especialistas en gestión de residuos y reciclaje. Entre los servicios gratuitos que se ofrecen a los propietarios de coches ya inservibles, se encuentra el traslado del coche hasta el CATV y la gestión de su baja definitiva en la Dirección General de Tráfico (DGT).

Estos servicios gratuitos pueden ser gestionados por el dueño de cualquier vehículo a motor a través de DGT Bajas, web especializada en la tramitación de bajas definitivas de vehículos y en su retirada a Centros Autorizados de Tratamiento repartidos por todo el territorio nacional.

Cómo dar de baja un vehículo

La nueva legislación indica que la baja definitiva solo puede llevarse a cabo en los Centros Autorizados de Tratamiento, ya que de esta manera se asegura el correcto tratamiento medioambiental de los vehículos y la posterior recuperación de componentes. Una vez allí, debe hacerse lo siguiente:

  • Depositar el automóvil
  • Proporcionar la identificación personal del titular 
  • Presentar la tarjeta de inspección técnica y el permiso de circulación

Una vez terminado el procedimiento, el dueño del vehículo recibirá el certificado acreditativo que acreditará la tramitación electrónica de la baja definitiva, emitido por la Dirección General de Tráfico.

Es importante tener en cuenta que dependiendo de quien sea la persona que realiza la entrega del vehículo al CATV, la documentación puede variar y sería necesario complementarla con otros documentos. Por ello, se debe consultar con el desguace con anterioridad a la entrega para que informen al interesado de la documentación que tendrá que aportar en función de su situación particular. 

Dar de baja un coche es gratuito y ecológico

Desde la implantación de este nuevo sistema que permite deshacerse de un vehículo inutilizado de forma legal y gratuita, en los Centros de Tratamiento españoles se gestionan más de 800 000 automóviles anuales.

Sin ningún coste para sus propietarios, estos centros posibilitan que se procesen cantidades ingentes de residuos contaminantes, se reciclen cientos de miles de toneladas de materiales, y se reacondicionen millones de piezas, utilizadas posteriormente como recambios garantizados a precios asequibles.

En definitiva, dar de baja un vehículo supone un auténtico compromiso entre la ecología y la economía.

Qué hacer en algunas circunstancias especiales

Hasta ahora, hemos hablado de cómo dar de baja definitiva un coche, suponiendo que el propietario vive y que el vehículo aún existe físicamente. Pero es evidente que no siempre se cumplen estas dos premisas, así que vamos a ver qué pasa en estos casos que podríamos llamar especiales o característicos:

  1. El coche se entregó en un desguace, pero no fue dado de baja: el propietario debe personarse en una oficina de la DGT donde le indicarán qué documentación debe aportar. Es necesario pedir cita previa.
  2. El automóvil fue robado y nunca apareció, pero sigue dado de alta: idéntico procedimiento que en el caso anterior.
  3. El vehículo no tiene papeles: bastará con que el propietario firme una declaración responsable, en la que indique el motivo por el cual no puede aportar la documentación del vehículo, y la entregue junto con su documento de identidad al depositar su vehículo en el desguace.
  4. El propietario falleció: un familiar deberá presentar una declaración responsable de fallecimiento, además de la autorización de representación, si la hubiese.

No obstante, para cualquier caso que se salga de lo normal, lo más recomendable es consultar la información completa que facilita en su página web la DGT o preguntar al personal del CATV si se trata de un vehículo que ha de ser entregado en sus instalaciones. De esta forma, evitarás equivocaciones o tener que acudir varias veces a sus oficinas para aportar documentación adicional.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here