24.4 C
Madrid
viernes, 17 septiembre, 2021

¿De qué forma se calcula el nuevo impuesto del CO2 de Catalunya?

  • El nuevo impuesto catalán del CO2 fija un coste diferente a abonar conforme los gramos de CO2 que emite cada vehículo

  • En la web de la Agència Tributària de Catalunya (ATC) se puede preguntar el padrón terminante de automóviles perjudicados y el importe preciso a abonar

El pasado 1 de septiembre entró en vigor el nuevo impuesto catalán a las emisiones de dióxido de carbono (CO2) producidas por los automóviles. Desde ese día, todos y cada uno de los ciudadanos pueden preguntar el padrón terminante de los automóviles que deben pagarlo y la cuantía que van a deber abonar desde el próximo quince de septiembre por medio de la web de la Agencia Tributària de Catalunya (ATC).

El importe para turismos y motocicletas fluctuará entre los 0,55 y los doscientos setenta y seis euros. Están perjudicados por este nuevo impuesto los turismos de hasta nueve plazas, los automóviles de hasta un máximo de tres con cinco toneladas y las motos que emitan más de ciento veinte gramos de CO2 por quilómetro. Desde el año próximo, el mínimo se reducirá hasta los noventa y cinco gramos de CO2 por quilómetro. Los vehículos eléctricos, los ciclomotores, los automóviles amoldados a personas con movilidad reducida, los autobuses, los automóviles con matrícula de vehículo histórico y los tradicionales están exentos del nuevo impuesto.

¿De qué manera calculo el importe?

Calcular el importe a abonar es parcialmente fácil. Solo hay que conocer los tramos que regirán el coste a abonar conforme los gramos de CO2 que emita el vehículo. Para conocer las emisiones del mismo, es suficiente con preguntar el apartado V.7 de su ficha técnica si es siguiente a dos mil quince. Para los más viejos hay libres multitud de webs especializadas con fichas técnicas de todos y cada uno de los automóviles.

Una vez se conozcan las emisiones del vehículo en cuestión, es conveniente preguntar la tarifa del impuesto para el ejercicio dos mil veinte, que pone coste a cada gramo que emita el vehículo. En un caso así, los primeros ciento veinte gramos que emite el vehículo no se pagan. Desde acá cada gramo de entre ciento veinte y ciento cuarenta gramos cuesta 0,55 euros, de entre ciento cuarenta y ciento sesenta gramos 0,65 euros y de entre ciento sesenta y doscientos gramos cuesta 0,80 euros. Desde los doscientos gramos, cada uno de ellos va a costar uno con diez euros.

Ahora viene la parte bastante difícil. Una vez se conozcan los gramos hay que repartirlos conforme los tramos para hacer el cálculo, o sea, si el vehículo emite doscientos uno gramos, hay que dividir la cantidad por tramos, ciento veinte van a ser sin costo, veinte van a costar 0,55 euros cada uno de ellos, veinte más van a costar 0,65 euros cada uno de ellos, cuarenta más van a costar 0,85 cada uno de ellos y uno solo, el que pasa de los doscientos, va a costar uno con diez euros. El resultado va a ser de cincuenta y siete con diez euros. Es más fácil y aconsejable, no obstante, entrar en la página web de la ATC para preguntar el padrón terminante, que además de esto señalará el importe final o bien hacer el cálculo a través de el simulador de la patronal catalana Fecavem. Resulta conveniente rememorar que los turismos comprados en dos mil veintiuno están exentos del pago, en tanto que este año se liquida el ejercicio dos mil veinte. Los que decidan domiciliar el pago van a tener una bonificación del dos por ciento en el costo.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here