/Desescalada: Castilla y León no descarta avanzar ya antes de catorce días a la fase tres «con limitaciones»
Desescalada: Castilla y León no descarta avanzar ya antes de catorce días a la fase tres «con limitaciones»

Desescalada: Castilla y León no descarta avanzar ya antes de catorce días a la fase tres «con limitaciones»

Si bien sin salirse ni un ápice de la máxima de prudencia que ha guiado desde el principio de la desescalada a Castilla y León, el presidente de la Junta dejó el día de ayer abierta la puerta a que la Comunidad pueda avanzar cara la fase tres, si bien «con alguna limitación», ya antes de los catorce días preceptivos que se fijan para cada estado. Esa posibilidad, si llega a materializarse, supondría que el quince de junio la Comunidad daría otro salto cara la nueva normalidad, siempre que se lo pida al Ministerio y este lo apruebe. Bien es cierto que para entonces la región del Bierzo y Laciana ya habrán cumplido con las un par de semanas de fase dos.

En todo caso, va a ser el día de hoy el Comité autonómico de Especialistas, encabezado por el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, el que analice los datos epidemiológicos y la evolución de las distintas zonas para tomar una resolución a este respecto. Siembre, insistió, bajo la máxima «prudencia» que apostó por hacer compatible con la restauración económica en un instante en el que calificó de «positiva» la evolución de los datos de la pandemia, con lo que hay motivos para ser optimista, si bien con diferencias entre provincias. De todas y cada una maneras, reconoció que «hay que ir viendo la evolución pues una semana puede ser un mundo».

Mañueco aprovechó la ocasión para solicitar la máxima cooperación a los alcaldes cuando desde mañana se amplían los criterios de movilidad, y apeló a la responsabilidad individual y colectiva para sostener la distancia social y todas y cada una de las medidas de seguridad que eviten que se deba asistir a una reescalada. «Que todo el planeta sea siendo consciente de que no podemos bajar la guardia», apuntó.

Más concreción
El presidente de la Junta se refirió de manera expresa al decreto ley del Gobierno sobre las medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente al COVID-diecinueve, una vez finalizado el estado de alarma, para el que demandó una mayor concreción. En este sentido, solicitó que se identifiquen meridianamente cuáles van a ser las competencias de las comunidades desde el próximo veintiuno de junio.

Otra de las reclamaciones pasa por establecer un cauce claro y formal» con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y por lograr que los pactos con el Ministerio de Sanidad se alcancen con el máximo acuerdo.

Y una solicitud muy clara: la de «identificar las restricciones a la movilidad entre comunidades». En verdad, mientras que otras autonomías demandaron el día de ayer a Pedro Sánchez una mayor movilidad cuando menos cara los territorios vecinos, el Gobierno de Castilla y León prosigue apostando por criterios más restrictivos y, sobre todo, por que el decreto ley no deje margen para diferentes interpretaciones y recoja fielmente cuáles son las restricciones. Eso sí, teniendo clarísimo que se trata de una competencia exclusiva del Estado, si bien «podemos charlar entre comunidades».

El presidente de la Junta asimismo demandó que haya una unificación y coordinación para planear el comienzo del próximo curso dos mil veinte-dos mil veintiuno, que se va a abordar en una Mesa Sectorial el jueves con la ministra Celaá e inclusive se baraja la convocatoria de una Conferencia de Presidentes monográfico sobre este tema.