/El coronavirus asimismo daña a juegos y TV a la carta
Un usuario con un móvil y un ordenador con videojuegos en pantalla.

El coronavirus asimismo daña a juegos y TV a la carta

El confinamiento en casa para eludir la propagación del coronavirus ha llevado a la T.V., los juegos y las plataformas de vídeo a la carta (VOD, en inglés) a afianzarse como vías de entretenimiento. Para un setenta y nueve por ciento de los recluídos el consumo de series y películas es su primordial actividad, conforme una investigación de Havas Media Group España. No obstante, si bien quedarse en el sofá pueda valer para ponerse culturalmente al día, un mayor consumo no supone que los dos ámbitos no se vean golpeados por esta crisis sanitaria mundial.

El planeta virtual de juegos, ya al alza, está apreciando un fuerte incremento de usuarios. STEAM, una de la primordiales plataformas de comercialización mundial, registra prácticamente veinte millones de usuarios conectados al día. “Eso sirve para afianzar el campo, mas no ganamos más dinero”, explica Jordi Soler, directivo general de la Liga de Juegos para videoconsolas Profesional (LVP).

Esta empresa, líder en el planeta del juego en castellano, ha apreciado un incremento del setenta por ciento en las visualizaciones de sus campeonatos y del tiempo medio de consumo, siendo los torneos del LoL (+87 por ciento ) y del Clash Royale (+40 por ciento ) los casos más conocidos. La digitalización y la capacidad de los equipos de trabajar desde sus ‘gaming house’ ha tolerado a la LVP sostener prácticamente todas sus competiciones.

PÉRDIDAS DE cincuenta MILLONES

Aú de esta manera, el mercado del ‘gaming’ se prepara para el impacto de una crisis que puede suponer, solo en España, pérdidas de hasta cincuenta millones de euros mensuales, conforme la Asociación De España de Juego (AEVI). “Hay considerablemente más gente jugando, mas en la mayor parte de casos se trata de juegos gratis que marchan con la publicidad o bien minipagos”, explica Marc Angrill, especialista en juegos para videoconsolas y codirector de la gaceta Lúdica.

AEVI, que representa a gigantes como Nintendo, Ubisoft, Sony o bien Blizzard, calcula que el incremento de esas compras no cubrirá el caiga del mercado físico y que hasta cuatro mil puestos en el ámbito pueden verse perjudicados por expedientes de regulaciones temporales de empleo (ERTEs). Cuando se recupere la normalidad, apuntan, el pico de consumo actual va a caer al tiempo que el impacto en el mercado físico puede sostenerse. Por este motivo, solicitan ayudas del Estado al ámbito.

Además de esto, convenciones esenciales para la industria como la E3, donde Playstation y Xbox iban a presentar sus consolas de nueva generación, han sido anuladas. Un golpe económico para grandes compañías y estudios independientes que precisan esos congresos para llegar a inversores. El impacto es todavía mayor en mercados más afianzados como el chino, el surcoreano y el estadounidense.

EL CINE SALTA AL ‘STREAMING’

En el planeta del audiovisual se repite exactamente el mismo patrón. El paro en la producción y el cierre de salas de cine en los países ya perjudicados por el covid-diecinueve llevó a la industria del entretenimiento ha padecer una caída de sus registros en taquilla del sesenta,2 por ciento a lo largo del pasado fin de semana, el peor trastazo de su historia. Y eso que en su primordial mercado, E.U., muchas salas continuaron abiertas.

El confinamiento en la casa de miles y miles de personas lleva ese consumo cultural al sofá. En España, el último día de la semana quince de marzo reunió a una media de diez con cinco millones de espectadores frente al TV, trescientos cincuenta y cinco minutos por hogar que, conforme el Gabinete de Estudios de Comunicación Audiovisual, supuso un récord histórico. La compañía de análisis de datos Nielsen estima que el confinamiento se va a traducir en un incremento del sesenta por ciento  del ‘streaming’. Si bien las compañías de VOD no hacen públicos sus datos, HBO España confirma a este diario que ven incrementos del consumo a lo largo de estos días.

Alén de los descuentos y promociones que ofrecen y de que grandes productoras de Hollywood hayan mudado una parte de sus estrenos al ‘streaming’, la crisis del coronavirus asimismo dañará a unos servicios cuya tendencia al desarrollo se ha mantenido a lo largo de los últimos tiempos. “Quizás ahora apreciamos una mejora, mas es ingenuo meditar que esto puede favorecer a alguien”, explica Jaume Ripoll, cofundador y directivo editorial de Filmin. “Hay más consumo, mas no más suscritores”. La plataforma ha abierto un canal de cuarentena para amenizar el confinamiento en casa.

Si bien Disney+ avanzó su llegada a España de la mano de Movistar para el martes veinticuatro, los analistas apuntan que va a ser el gigante mediático más perjudicado por el covid-diecinueve. El confinamiento ha disparado las acciones de plataformas como Netflix y Amazon, mas la inseguridad en Europa y Asia lastrará sus esperanzas de beneficios anuales. Para mayor inri, la UE ha pedido a gigantes como Netflix que rebajen la calidad de emisión de su contenido para eludir el colapso de Internet mientras que duren los confinamientos.