/El Gobierno dejará contratar a parados y también inmigrantes en el campo
El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, durante su comparecencia en el Congreso.

El Gobierno dejará contratar a parados y también inmigrantes en el campo

El Consejo de Ministros prevé aprobar este martes medidas para flexibilizar la contratación temporal de los trabajadores del campo agrario en plena temporada cosechas, conforme han confirmado fuentes del ministerio de Agricultura. El decreto, elaborado entre los ministerios de Agricultura y Trabajo en sintonía con las comunidades autónomas y las primordiales asociaciones agrarias, dejará contratar a trabajadores parados y también inmigrantes para intentar salvar las campañas de la fresa y frutos colorados en Andalucía y la fruta de hueso en Aragón o bien Catalunya.

El ministro de Agricultura, Luis Llanas, reconocía la semana pasada que el Ejecutivo estudiaba una solución al inconveniente de los temporeros frente a las restricciones de movimientos provocadas por el coronavirus y las campañas de recolección en múltiples zonas. En España, conforme las cantidades del ministro, se precisan entre cien y ciento cincuenta temporeros para las próximas semanas. Estos trabajadores acostumbran a venir en la mayor parte de los casos de países como Bulgaria o bien Marruecos, mas no pueden hacerlo en las presentes circunstancias.

La solución del Ejecutivo pasa por flexibilizar la contratación en el campo de aquellos trabajadores que están en el paro, siempre y cuando no se hayan acogida a las medidas urgentes para hacer frente al coronavirus que implica una prestación excepcional (mínimo de seiscientos sesenta y uno euros), como facilitar la prolongación de contratos temporales de inmigrantes cuyo permiso de trabajo acaba entre la declaración del estado de alarma y el treinta de junio de dos mil veinte.

El inconveniente de los temporeros no es exclusivo de España, conforme explicó la semana pasada en una comparecencia el ministro, sino es extensible a toda la UE. Además de esto de España, un país como Alemania precisa doscientos setenta temporeros; Italia, doscientos, y Francia, doscientos.