/El Gobierno remata una moratoria de cuotas para autónomos y pequeñas y medianas empresas
Reunión extraordinaria del Consejo de Ministros.

El Gobierno remata una moratoria de cuotas para autónomos y pequeñas y medianas empresas

El Gobierno estudia el aplazamiento de los pagos de cotizaciones a la Seguridad Social para el colectivo de autónomos y parte de las pequeñas y medianas empresas, que podría ser de 6 meses y ser aprobado en el Consejo de Ministros de este martes. Encima de la mesa del Gobierno, aparte de una moratoria de alquileres y un veto a los desahucios, asimismo está una prestación excepcional para colectivos frágiles, como el de las empleadas domésticas. Todas y cada una estas medidas son parte del plan de choque del Ejecutivo para atenuar el impacto económico del coronavirus.

La moratoria de cotizaciones podría aprobarse aun con carácter de emergencia, conforme ha adelantado ‘El País’ y han confirmado a Europa Press en fuentes gubernativos.

El aplazamiento de cuotas, reclamado singularmente por las asociaciones de autónomos (ATA, UPTA y Uatae) y asimismo por las organizaciones empresariales, ha conseguido el visto bueno del Ministerio de Temas Económicos y Transformación Digital. Va a ser el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, encabezado por José Luis Escrivá, el que se ocupará de articular la posible medida y establecer las condiciones, requisitos y factores de la moratoria.

Ayuda a empleadas domésticas

Paralelamente, el Ejecutivo trabaja en un subsidio para las empleadas domésticas que hayan perdido su empleo o bien hayan quedado provisionalmente en paro a consecuencia del coronavirus, que consistiría en una ayuda excepcional que duraría un mes y equivaldría al setenta por ciento de la base de cotización, algo que las asociaciones del colectivo ven «deficiente».

La prestación asimismo podría dirigirse a desempleados que hayan agotado el paro y personas que cuiden de dependientes, como adelantó la semana pasada la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño.

Esta prestación excepcional podría ver la luz asimismo en el Consejo de Ministros de este martes, en el que se aprobará un plan para el mercado del alquiler que prevé una línea de micropréstamos avalados por el Estado, ayudas directas y la suspensión de desahucios a lo largo de 6 meses una vez acabe el estado de alarma en ciertos supuestos, con una movilización de recursos aguardada de unos setecientos millones de euros.

La medida que por último semeja haberse caído del orden del día del Consejo de Ministros de este martes es el ingreso mínimo vital. Se trata de una iniciativa ya pactada en el pacto de Gobierno entre Partido Socialista y Unidas Podemos, que se contemplaba como una prestación de la Seguridad Social, concebida, conforme el propio pacto, como un «incremento decidido» de la prestación por hijo a cargo para familias frágiles «en un primer instante», para después establecerlo como «mecanismo general de garantía de renta para familias sin ingresos o bien ingresos bajos».