14.8 C
Madrid
viernes, 22 octubre, 2021

El lío de la formación profesional en Catalunya acaba con «solo» mil trescientos veintitres pupilos sin plaza

El ‘conseller’ de Educació, Josep González Cambray, es un hombre con la lección realmente bien aprendida. Difícilmente se apea del guion, destila el tono educativo, de manera frecuente repetitivo, propio de los profesionales de la enseñanza y no borra la media sonrisa del semblante pese a estar en pleno lanzamiento de razonamientos dialécticos poco afables. Este lunes ha comparecido a solicitud propia en la comisión de Educació del Parlament, donde ha dado cuenta del comienzo de curso mas sobre todo ha dado explicaciones, o bien lo ha intentado, sobre lo sucedido con el aluvión de demanda en la F.P.. Avanzándose a la lluvia de críticas por la parte de la oposición, que la afeado «falta de planificación«, ha anunciado que ningún aspirante a la Formación Profesional se va a quedar sin plaza y que «solo» seiscientos dieciocho pupilos no van a poder cursar lo que habían pedido. «Hemos dado una contestación inusual a una demanda inusual», se ha amparado.

4 horas ha durado la comparecencia y siguiente interrogatorio del ‘conseller’; doscientos cuarenta minutos en los que ha habido una lluvia de datos, utilizados en unos casos para justificar la acción de gobierno, lanzados en otros para poner en patentiza las faltas del sistema. González Cambray, que se olía la torrada, se ha intentado frente a lo que sabía que se le venía encima a juzgar por lo sucedido con la F.P., esos doce y seiscientos once estudiantes que se quedaron sin plaza en el grado medio de Formación Profesional en el que aspiraban a entrar. El Departament ya anunció que ampliaría en seis mil ciento cincuenta y dos las plazas libres para hacer en frente de este desarrollo del veintitres por ciento de la demanda, y conforme las cantidades de la ‘conselleria’, por último van a ser solo seiscientos dieciocho los jóvenes que no van a poder acceder al curso pedido. Sí tienen opción, sin embargo, a quedarse con las mil novecientos dos plazas vacantes, eso sí, en otras familias formativas de F.P.. En lo que se refiere al grado superior son setecientos cinco los pupilos que no van a poder continuar el camino que deseaban. En suma, mil trescientos veintitres se han quedado fuera. por el momento.

Situación previsible

Una vez escuchados sus razonamientos, la oposición, ha barrido con mayor o bien menor grado cara sus respectivas casas, mas ha habido cierta coincidencia en que esta era una situación previsible frente a la que el Govern no se ha preparado como debía. La forma de expresarlo, no obstante, ha ido mucho por distritos. La socialista Esther Niubó, por servirnos de un ejemplo, se ha quejado de «falta de trasparencia» y ha lamentado que esta situación de falta de oferta se genere en un país con una tasa de abandono escolar de las más altas de Europa. «Todo esto deja claro que el sistema no ha funcionado«, ha resumido. Desde VOX, Manuel Acosta ha hecho enmienda a la totalidad. Todo mal Alén de insistir en el «fiero adoctrinamiento en las salas llevado a cabo por directivos de escuela y profesores que actúan como comisarios políticos con impunidad», ha lamentado «la falta de libertad» en el momento de seleccionar modelo educativo, ha pedido más medios contra el acoso escolar y ha denunciado el «abandono de los jardines de niñez«.

Desde las antípodas ideológicas, mas a escasos 4 metros de distancia, Carles Riese (CUP) ha ironizado sobre la capacidad de «transformar faltas en relatos de éxito» y ha constatado el «descalabro definitivo de la planificación de la formación profesional que deja gente por el camino». La carencia de autocrítica ha sido otro de los puntos en común por la parte de la oposición. El ‘conseller’ ha anunciado, en este sentido, que el curso que viene se avanzará la matriculación de la formación profesional, que comenzará en el tercer mes del año, como ocurre con la oferta de educación obligatoria. Esto dejará conocer ya antes de demanda y también procurar amoldar la oferta, tanto en el ámbito público como en los centros concertados de F.P.. Asimismo está previsto, ha avanzado una «orientación a la medida» para todos y cada uno de los que este año se han quedado fuera. Va a ser en forma de llamada para informar sobre las plazas libres que puedan interesar a los perjudicados.

Otra labor pendiente, ha aceptado, es la de amoldar los cursos de Formación Profesional a lo que el mercado de trabajo verdaderamente precisa. En este sentido, la Diputació de Barna levantó la voz la semana pasada para demandar más cooperación a Educació para poder incidir más y mejor en la capacitación de los chavales, tanto para combatir el abandono para afinar más y mejor en los grados de F.P. que requiere cada ayuntamiento dependiendo de la demanda laboral local.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here