/El lobi de mujeres ’50a50′ concurre a las elecciones a la Cambra
El lobi de mujeres '50a50' concurre a las elecciones a la Cambra

El lobi de mujeres ’50a50′ concurre a las elecciones a la Cambra

El lobi de mujeres ’50a50′ ha decidido concurrir a las elecciones a la Cambra de Comerç de Barna con candidaturas independientes. En un inicio iban a hacerlo vinculadas al tándem que forman los empresarios Enric Crous y José María Torres, que contribuyeron a unir, mas por último han optado por esta fórmula.

Empresarios independentistas han apostado por una fórmula afín para esparcir aspirantes que ocupen plazas en el pleno que dejen entonces influir en la elección de un presidente, como adelantó este diario. Es el caso de cofundador de la red de estaciones de servicio Petrolis Independents, Joan Canadell.

En el caso del conjunto ’50a50′, Carol Daunert (Diverinvest Asesoramiento Financiero) y también Isa Moll (maestra de Esade) ya han presentado formalmente su candidatura. De esta manera lo han anunciado en twitter.

Si bien lo frecuente es presentar un lista con un aspirante a presidente y el resto a vocales del pleno, formalmente a las elecciones se concurre bajo un apartado y para ocupar una plaza en el pleno.

cuarenta vocales

En la Cambra de Barna, los cargos a escoger son un total de cuarenta. Aparte de la fusión de Crous y Torres, asimismo concurren el letrado y economista Ramon Masià y el financiero Carles Tusquets.

El lobi de mujeres, encabezado por Anna Mercadé y del que forman parte cien empresarias, directivas y profesionales, asevera que a pesar de haber sido impulsoras del pacto consegurido por las candidaturas de Crous y Torres, «diferentes intereses de tipo económico y de poder por la parte de estas listas han bloquedado el acuerdo a 3″.

De todas y cada una maneras resaltan el hecho de que la unión de las dos candidaturas recoja su alegato»y tenga presente la relevancia de la representación femenina«. Este lobi resalta que prosiguen adelante persuadidas de que «es preciso un cambio real en la Cambra de Comerç de Barna y en muchos organismo más».

«Las mujeres, agregan, «representamos la mitad de la poblaciónla y precisamos tener voz y voto propios en los puestos de toma de resoluciones, sin dependencias, por una sociedad más justa y también igualitaria, conforme con la ley de igualdad catalana  y conforme el propósito de desarrollo sustentable número 5 de la Agenda dos mil treinta de las Naciones Unidas».