24.4 C
Madrid
viernes, 17 septiembre, 2021

El Partido Popular rechaza subir el sueldo mínimo y advierte del peligro de prorrogar los ertes

  • Elvira Rodríguez arguye que elevar el SMI tiene «efectos colaterales» de destrucción de empleo y economía sumergida

La responsable económica del Partido Popular, Elvira Rodríguez, se ha opuesto a subir el sueldo mínimo interprofesional (SMI), como el Gobierno se ha abierto a hacer a la vuelta del verano tras ciertas discrepancias iniciales, y asimismo ha advertido sobre los peligros de prorrogar los ertes pues pueden estar sirviendo para sostener «empresas ‘zombies'» (imposibles mas que subsisten por el apoyo público).

«No tenemos la economía para subidas del sueldo mínimo. Ha subido en los últimos un par de años y se podría dejar ahí», ha asegurado en una entrevista a Europa Press la exministra y expresidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), quien ha alertado sobre «y tambiénfectos colaterales que terminan perjudicando» a los trabajadores que cobran esa retribución. En este sentido, ha lamentado que el SMI «se ha transformado en una bandera independientemente del impacto económico que pueda tener» en concepto de pérdida de trabajos o bien de paso a la economía sumergida.

En el caso de los ertes, cuya última prórroga concluye el próximo treinta de septiembre, Rodríguez ha señalado que la situación de la economía «es totalmente diferente» a la que había cuando se pusieron en marcha, con lo que solicita comprobar su protección, puesto que estima que «tras año y medio, los erte dejan de ser solución«, puesto que «están previstos a fin de que sea una situación transitoria».

«El erte tiene sentido si la compañía puede regresar a abrir, mas la enorme incógnita es si no se van a estar pagando erte en empresas zombis», informa, señalando que las penalizaciones por despido impiden la «reestructuración» de las compañías, en tanto que fuerza a devolver las ayudas recibidas. En este sentido, ha afirmado que «puede haber empresas que no puedan salir adelante mas prosiguen enganchadas al erte pues no les dan otra opción jurídica» y, por esta razón, piensa que «habría que dejar que las compañías se remodelen».

«Precisamos tejido productivo sano. Quien esté sano y necesite un tanto más de tiempo, que lo tenga. Mas quien no esté sano, no le afirmes que como prescindas de la mitad de tus trabajadores tendrás que devolver el cien por ciento de lo que te han pagado, que te lleva de forma directa a la ruina«, arguye.

Bajo la lupa europea

Por otra parte, Rodríguez ha advertido asimismo del peligro de que, por no cumplir con los compromisos adquiridos con la Comisión Europea, se bloqueen los fondos europeos, cuyo primer desembolso ya ha recibido España, mas que desde ahí se condicionan a una serie de jalones. En concreto, en las reformas en las que, ha dicho, en el Gobierno «arrastran los pies». «Hay peligros como no se aclaren con la reforma del sistema de pensiones con los jalones que se han puesto, hay peligro sin duda en la reforma laboral y hay peligro en la situación de las finanzas públicas«, ha apuntado.

En un caso así, ha lamentado que el Gobierno haya interpretado la suspensión de las reglas fiscales con la ausencia de exactamente las mismas, afeando la ausencia de un plan de reequilibrio presupuestario plurianual y los informes preceptivos del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), la Comisión Nacional de la Administración Local (CNAL) y del Banco de España.

«Europa nos mira con la lupa y en las reformas de los consecutivos semestres europeos, mas ahora adheridas a los fondos europeos, está que ordenemos fiscalmente nuestras cuentas», ha afirmado, adelantando que, en el caso de proseguir con «techos de gasto totalmente espléndidos», piensa que «la única forma de financiarlos sin déficit será subiendo de forma masiva los impuestos«.

Críticas a Escrivá

Con respecto a las pensiones, Rodríguez ha lamentado que el ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá, haya ido a «tomar las resoluciones fáciles», recobrando la revalorización con el IPC y derogando el factor de sostenibilidad, mas no presente «la reforma completa» de las pensiones. «No está la segunda parte», ha criticado la exministra, señalando que el plazo dado a sindicatos y patronales para negociar es hasta fin de año, como se ha comprometido con las autoridades europeas. «De ahí que digo que puede hacer tambalear la consecución de las reformas», ha explicado.

En este sentido, ha señalado que el Acuerdo de Toledo acordó la restauración del IPC como referencia para subir las pensiones, mas en un compromiso con la sostenibilidad del sistema de pensiones. «A mí la sostenibilidad del sistema de pensiones públicos me semeja un bien superior a conservar y no se sabe lo que hace… Voy a dejarlo ahí. No diré que lo está poniendo en riesgo, mas juega con algo con lo que no debiese», ha sentenciado.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here