/El treinta y cinco por ciento de los menores de ocho a dieciseis años tiene sobrepeso o bien obesidad
Jóvenes, en un restaurante de comida rápida en Barcelona.

El treinta y cinco por ciento de los menores de ocho a dieciseis años tiene sobrepeso o bien obesidad

El treinta y cuatro con nueve por ciento de los menores españoles de entre ocho y dieciseis años sufre o sobrepeso o obesidad, conforme ha alertado la Fundación Pau Gasol en su ‘Estudio PASOS’, cuyos resultados preliminares han sido presentados este martes por el baloncestista y presidente de la organización, Pau Gasol, y la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo. Se trata de un inconveniente que ha ido en incremento en los últimos tiempos y que los especialistas piensan que se debe al mismo tiempo excesivo que los pequeños pasan en frente de las pantallas en vez de estar practicando ejercicio. Esto es, al sedentarismo entre la población escolar.

«Aconsejamos menos pantallas y más ejercicio. El tiempo que ya antes los pequeños dedicaban a moverse ahora lo dedican a las nuevas tecnologías», ha explicado a este diario Helmut Schroder, estudioso del estudio y organizador del Centro de Investigación Biomédica en Red Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP). Conforme el ‘Estudio PASOS’ (en el que han participado tres mil ochocientos tres pequeños de doscientos cuarenta y cinco centros escolares de toda España), el catorce con dos por ciento de los pequeños españoles de entre ocho y dieciseis años son de manera directa obesos y asimismo ha crecido el número de menores que sufren obesidad abdominal (o bien acumulación de grasa en el abdomen).

«El veinticuatro por ciento tiene obesidad abdominal, lo que supone un incremento del ocho por ciento desde la década del dos mil hasta el momento. Esto es fundamental pues la obesidad abdominal es una medida no incluida en pediatría, disciplina donde solamente se miran la obesidad y el sobrepeso», ha dicho Schroder. Esto último puede suponer un infradiagnóstico de la obesidad y el sobrepeso en pequeños y adolescentes españoles, con lo que los especialistas abogan por agregar el análisis de la circunferencia abdominal en las pruebas que se efectuar para diagnosticar la obesidad en esta población.

«El veinticuatro por ciento de los pequeños tienen obesidad abdominal: un ocho por ciento más que en el dos mil»

Helmut Schroder

Estudioso del ‘Estudio PASOS’

El ‘Estudio PASOS’ desvela que un sesenta y tres con seis por ciento de los pequeños no cumplen con los sesenta minutos diarios de ejercicio recomendados por la OMS (OMS), algo que está relacionado con «las horas que pasan delante de la pantalla». «La recomendación es que no estén más de 2 horas al día en frente de las pantallas. Más de la mitad de los pequeños no cumplen estas recomendaciones a lo largo de la semana y, a lo largo del fin de semana, no las cumplen el ochenta por ciento «, ha señalado Schroder, quien ha añadido que, si bien esta vez no se ha estudiado el nivel social y económico de los pequeños, sí existen «otros estudios» que prueban que este es un «determinante esencial» en la obesidad infantil. Schroeder ha advertido de que la obesidad infantil es un «inconveniente general de los países desarrollados», aunque en Europa la prevalencia es «altísima». «España es uno de los líderes europeos en obesidad infantil», ha insistido.

«Esmero de todos y cada uno de los campos»

«La obesidad infantil es un inconveniente global que afecta a España, con lo que estamos frente a una batalla muy compleja que precisa del esmero de todos y cada uno de los campos», ha dicho por su lado Pau Gasol, quien ha recordado la relevancia instruir a los menores a fin de que coman de forma saludable. «A mí cuando era pequeño me hacían comer cosas que no me apetecían, asegurando que si no me lo comía en ese instante me lo tomaría después. Al final terminas comiendo por el hecho de que tienes apetito, con lo que es bueno ser persistente», ha asegurado.

«Ya antes costaba meter a los pequeños en las casas y ahora cuesta sacarlos de casa», ha comentado Gasol, quien merced a jugar activamente en el patio del instituto y en actividades extraescolares se enamoró del baloncesto.

Por esta razón, y con el objetivo de reducir estas cantidades, desde la Fundación se ha instado a las autoridades sanitarias, como ha informado su presidente, a acrecentar la inversión en políticas de prevención de la obesidad; arrancar intervenciones comunitarias para enfrentarse a esta «epidemia tan compleja»; acrecentar las horas de actividad física tanto dentro como fuera de los centros educativos; y realizar un plan nacional contra la obesidad infantil con una asignación presupuestaria suficiente.

«La obesidad es un género de malnutrición: quiere decir que los menores comen comestibles sin valor nutritivo»

María Luisa Carcedo

Ministra de Sanidad en funciones

Por último, la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, ha valorado los resultados preliminares del estudio por el hecho de que aportan y aportarán «información y evidencia a nivel científico sobre la asociación del nivel de actividad física con los determinantes sociales y de modo de vida y, específicamente, con la obesidad infanto-juvenil».

«La obesidad es una vieja famosa de la salud pública, un inconveniente alarmante que en los últimos tiempos ha aumentado tanto en los países desarrollados como en los de vías en desarrollo. La obesidad es un género de malnutrición, la que no quiere decir que los pequeños pasen apetito o bien no coman, sino comen comestibles sin valor nutritivo», ha dicho Carcedo, para asegurar que este estudio ayuda a conocer el género de malnutrición que se debe tener más en cuenta. «Hay aún mucho margen para la mejora», ha zanjado.