24.4 C
Madrid
viernes, 17 septiembre, 2021

El uso suma en el mes de julio noventa y uno y cuatrocientos cincuenta y uno ocupados y supera los niveles anteriores al covid

  • El paro registra una caída récord y cierra el mes en los tres con cuatro millones de desempleados, seiscientos más aún que en el verano del dos mil diecinueve

En España ya hay más ocupados que en el verano anterior al coronavirus. La restauración del empleo ha cogido volada desde la finalización del estado de alarma, la quinta ola es compatible con la reactivación de múltiples ámbitos tocados por la pandemia y todo ello se ha traducido en un julio de cifras récord. En este verano de olimpiadas, el símil sería que julio se ha llevado la plata en creación de empleo y el oro en descenso del paro. El mercado de trabajo está compitiendo bien estos meses de calor a pesar de la quinta ola, si bien va a haber que ver si soporta el ritmo en esta carrera de largo recorrido que ahora enfrenta el cierre del verano y la entrada del otoño; meses históricamente flojos para la ocupación.

Conforme los datos actualizados este martes por el Gobierno, la Seguridad Social ha sumado noventa y uno y cuatrocientos cincuenta y uno nuevos afiliados, hasta un total de diecinueve con cincuenta y nueve millones de trabajadores en activo; sesenta más que en el mes de julio del dos mil diecinueve. El paro, por su lado, encadena su quinto mes sucesivo a la baja con el mayor descenso de la serie histórica y cierra el mes en la cantidad de tres con cuatro millones de desempleados. Cifra, sin embargo, que aún revela que hay seiscientos personas más sin empleo que los que había en el verano ya antes de la pandemia.

En este julio récord, el mercado de trabajo ha vuelto, sin embargo, a los «carriles frecuentes»; conforme se ha referido el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey. La hostelería, ya sin la mayor parte de las limitaciones que la han lastrado a lo largo del último año y medio, tiró del empleo. Uno de cada 2 trabajos creados se encuentra en restaurants, bares, puestos, tabernas o bien afines. El comercio asimismo tuvo tirón, como las actividades sanitarias, cuyas manos han sido precisas frente a la escalada de contagios. Y es que el grueso de esa restauración del empleo se basa sobre la temporalidad. «Una buena parte de esa reducción del desempleo se fundamenta en la preparación de contratos temporales», ha reconocido Pérez Rey.

Julio ha creado empleo y ha reactivado empleo ‘dormido’. Las compañías han continuando desafectando a trabajadores de los ertes y en nuestros días el saldo está en trescientos treinta y mil cuatrocientos ochenta y seis personas; unos cien menos que hace un mes. Una cantidad «residual», conforme se ha referido el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Riachuelo; en la medida en que representan menos del diez por ciento del máximo de trabajadores en erte alcanzado en el pico del primer confinamiento.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here