10.8 C
Madrid
lunes, 19 abril, 2021

España supera los cuatro millones de parados por los estragos de la tercera ola

  • En el mercado de trabajo de España hay cuatrocientos ciento dieciocho trabajadores en activo menos y setecientos sesenta y dos mil setecientos cuarenta y dos parados más que un año ya antes de iniciar la pandemia

  • Febrero suma veinte nuevos ocupados, su registro más reservado desde el dos mil trece, en el ocaso de la Gran Recesión

  • El desempleo sube por quinto mes sucesivo y campos como la hostelería o bien el comercio prosiguen desangrándose por las limitaciones

La tercera ola está consumiendo el vigor de la restauración del mercado de trabajo, tras prácticamente un año desde el principio de la pandemia. El paro prosigue en alza y este febrero ha superado la cota de los cuatro millones de desempleados, algo que no sucedía desde el dos mil dieciseis. Asimismo suben los ertes, que repuntan hasta los novecientos perjudicados. Y mientras, el mercado de trabajo no vuelve a crear empleo en exactamente la misma proporción, con múltiples de sus motores gripados, como la hostelería, el comercio o bien el turismo. La Seguridad Social sumó veinte y seiscientos treinta y dos nuevos afiliados en el mes de febrero, el registro más reservado desde el dos mil trece -cuando la crisis financiera daba sus últimos coletazos- y cerró el mes en los dieciocho con ochenta y cinco millones de ocupados.

A las puertas de cumplirse un año del comienzo de la pandemia, en España hay cuatrocientos ciento dieciocho trabajadores en activo menos setecientos sesenta y dos mil setecientos cuarenta y dos parados más. Las vacunas y sus promesas de ‘normalidad’ llegan a cuenta gotas y el mercado de trabajo padece los estragos de la tercera ola. La errada campaña de rebajas en muchas comunidades autónomas y la extensión de las restricciones de horarios han condicionado los datos de este febrero. Ámbitos como la hostelería se prosiguen desangrando, con una caída del dos,6 por ciento con respecto a enero, mientras que otros, como la construcción (dos,7 por ciento ) o bien la educación (dos por ciento ) salvaron los muebles del mes.

El guion frecuente en un segundo mes del año es el siguiente: enero es un mal mes en el que se destroza mucho empleo temporal y en el mes de febrero se experimenta un rebote que deja recobrar una parte de esa ocupación perdida; a cargo de los meses de primavera y verano, donde más se prodigan las compañías en la contratación. En este febrero el rebote fue muy parco, con solo veinte y seiscientos treinta y uno nuevos afiliados, tras perder más de doscientos dieciocho mil en el mes de enero. Y el segundo mes del año ha dejado un indicador que invita al fatalismo de cara a los meses venideros: en términos desestacionalizados, o sea, quitando el corte de temporada, España perdió treinta y doscientos once. Sus primeros números colorados en 8 meses.

Más paro y más ertes

España ha vuelto a coronar la deshonrosa cota de los 4 millones de parados, tras sumar en el mes de febrero un total de cuarenta y 4 y cuatrocientos treinta y seis nuevos anotados en el SEPE. Es el aumento más elevado en un mes de febrero del desempleo desde el dos mil trece y certifica un retroceso en once meses de 5 años de reducción del desempleo amontonados. La crisis del coronavirus, de momento, está provocando que, en mayor medida, los hombres pierdan su empleo que las mujeres. Mientras que el paro entre ellos ha crecido en el último año el veintiseis con dos por ciento ; entre ellas ha hecho lo propio el veintiuno con seis por ciento ; teniendo presente que el paro era mayor anteriormente entre las mujeres.

A los nuevos parados cabe sumar, transitoriamente, a aquellos trabajadores que preservan su empleo mas están suspendidos del mismo. La cantidad de perjudicados por un erte vuelve a subir tras las nuevas limitaciones, suma unos ciento cincuenta nuevos perjudicados y alcanza los novecientos nueve mil seiscientos sesenta y uno trabajadores en suspensión en toda España. Catalunya, con los bares abriendo por franjas, las grandes superficies cerradas todo el febrero y los pequeños comercios abriendo solo entre semana, entre otros muchos, es la comunidad autónoma con más trabajadores en erte: un total de ciento noventa y dos mil setecientos ochenta y siete.

Te puede interesar

La contratación, a mínimos

Otro dato que dejan las estadísticas de febrero y revela la atrofia que padece el mercado de trabajo de España desde el instante en que quedó inficionado por el coronavirus es el caiga de los volúmenes de contratación. Una de las lacras peculiaridades del empleo en España es su elevada temporalidad, hasta el punto de que, conforme examina trimestralmente el Instituto Nacional de Estadística, cerca de uno de cada 4 españoles tiene un contrato ocasional. Ese delirio de contratación prosigue perdiendo fuelle en el mes de febrero, cuando se firmaron uno con dos millones de contratos, el veintinueve por ciento menos que hace un año. De estos, ciento treinta y dos mil cuatrocientos treinta y uno fueron indefinidos.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here