/Google lanza proyecto sobre pérdida de patrimonios culturales
Lugares emblemáticos que están amenazados por la crisis del clima.

Google lanza proyecto sobre pérdida de patrimonios culturales

Google Arts and Culture presentó en la ciudad de Londres, un proyecto sobre los impactos que el cambio climático tiene sobre el patrimonio cultural y de qué manera los profesionales, al lado de las comunidades locales, responden al reto.

«El patrimonio nos ofrece una óptica esencial y particular para poder ver esa amenaza y reconocer que sucede. Debemos aprender a amoldarnos, planear las pérdidas y saber de qué forma conservarlo digitalmente», declaró a Efe a lo largo de la presentación Chance Coughner, arqueólogo digital de Google Arts and Culture.

La iniciativa, «Heritage on the Edge» (Patrimonio en riesgo), reúne en exactamente la misma web más de cincuenta vídeos y documentos, modelos en 3D, sendas virtuales y entrevistas con profesionales y comunidades locales sobre lugares simbólicos que están conminados por la crisis del tiempo.

Proyecto conjunto

Desde un computador, tableta o bien teléfono inteligente, el usuario puede visitar 5 entornos Patrimonio de la Humanidad que son más que destinos turísticos: los moáis de Rasura Nui (Isla de Pascua), la enorme urbe-mezquita de Bagerhat en Bangladesh, la urbe de adobe de Chan Chan en Perú, el castillo de Edimburgo en Escocia y Kilwa Kisiwani en Tanzania.

El proyecto, efectuado por Google en cooperación con el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) y CyARK, una ONG que digitaliza el patrimonio cultural mundial, acopla testimonios de especialistas, locales y visualizaciones para dar una perspectiva global de la amenaza para estos entornos.

«Deseábamos hacerlo en sitios geográficamente diferentes y distintos, tener un sitio en Europa, un sitio en África, un sitio en Asia, Polinesia y en América del Sur. Mas la realidad es que hay miles y miles de sitios en el mundo entero que evidentemente están viéndose perjudicados por el cambio climático«, afirmó Coughner. El arqueólogo no descartó expandir el proyecto en el futuro, de manera que asimismo pueda llegar a zonas del norte y a áreas que tienen arqueología subacuática.

Pérdida de patrimonios

«Las voces son realmente la historia de estos sitios que quizás en cien o doscientos años ya no están allá, quizá aun en menos tiempo. Entonces, aun si tenemos modelos en 3D, o bien si hallamos una forma de resguardar el lugar (…), todavía se trata de la gente», comentó Coughner.

A su modo de ver, la iniciativa vira cerca de esta idea, la necesidad de dar a conocer los testimonios para difundir y además de esto, ver de qué forma la pérdida del patrimonio es un inconveniente para el tejido social de estas comunidades que, no obstante, luchan a diario por conservarlo.

«Están identificando de qué manera podemos resolverlo y esa es la parte que verdaderamente me inspira y me hace sentir muy optimista. Y la única forma de hacerlo es seguir con la comunicación a fin de que más personas se enteren y más entornos y organizaciones públicas y privadas se unan para trabajar juntos para conseguirlo», resaltó Coughner.

Daños por fenómenos naturales

Los contenidos de la plataforma hacen una colección de de qué forma inundaciones, tormentas, erosión, calentamiento o bien edificación son fenómenos que asociados al cambio climático afectan directamente al patrimonio cultural, tanto en la superficie como en lugares subterráneos.

Y estos procesos físicos, que siempre y en toda circunstancia han estado ahí y ahora ocurren con una mayor frecuencia y violencia, se aúnan a otros que dañan los monumentos de forma indirecta, como ciclos hielo-deshielo, lluvias torrenciales o bien sequías extremas.

Estrategias de conservación

En el marco de este proyecto, CyArk efectuó programas locales de formación para valorar las vulnerabilidades de los diferentes sitios y su plan de adaptación, con la meta de respaldar a los administradores del patrimonio y a los encargados de la conservación «in situ». «Todos y cada uno de los datos se devuelven a los entornos, de manera que pueden emplearlos y alterarlos para informar y asimismo para asistir con su estrategia de conservación», precisó Coughner.

Estos datos logrados desde la digitalización de los entornos asimismo están libre y se ofrecen en la plataforma en acceso abierto a fin de que restauradores, estudiosos y profesores puedan avanzar en la conservación de exactamente los mismos. La página web del proyecto ya está libre para su visita en diferentes dispositivos.