/Google y el talento multiplicado por diez
Isaac Hernández, ’country manager’ de Google Cloud en España. 

Google y el talento multiplicado por diez

El máximo responsable de Google Cloud en España y Portugal, Isaac Hernández, ha sido el escogido por Cornellá Creació Forum para vocalizar este viernes una conferencia sobre la relación de la tecnología y el factor humano. Con embriagador acento tinerfeño dibujan sus palabras el planeta actual y el futuro con fundamento y conocimiento de causa. Es referencia en inteligencia artificial y también insiste en difundir que la clave de la innovación que nos invade está en el trabajo en grupo y en la capacidad de romper moldes.

Tras ese mensaje supuestamente fácil han logrado los suyos de Google el éxito empresarial y marcar el ritmo mundial de la innovación. A las puertas del nuevo PC cuántico y con la llegada de la inteligencia artificial a la vida rutinaria, Hernández reclama el factor humano y explica las claves del éxito de las organizaciones en un instante de cambio exponencial. Las resume en lo que los líderes de Google han venido a bautizar como el factor 10X: «Lo esencial no es progresar algo el diez por ciento sino más bien proponerse toda vez que es lo que se puede hacer a fin de que algo pueda ser diez veces mejor. diez veces más seguro, diez veces más eficaz, diez veces más asequible o bien diez veces más útil». No perder el tren tecnológico supone romper paradigmas y tener vocación disruptiva. La lámpara no fue el desarrollo tecnológico de la candela.

Ha crecido Google merced al axioma X10 en los últimos tiempos, específicamente ha multiplicado por diez el tamaño de la organización en 6 años, aseveran. Y en el meollo del tema siempre y en todo momento hay personas. «La inteligencia cognitiva es clave en el momento de elegir una persona para la organización, es la capacidad que tiene de reaprender». El coctel de personalidad perfecta debe completarse con una buena dosis de empatía: «Puedes ser el mayor especialista en inteligencia artificial del planeta, mas si eres pedante y es bastante difícil trabajar contigo no tienes simple encaje en la organización», explica el encargado de Google. Y el tercer eje personal es la capacidad del individuo de cuestionarse el presente, aportar ideas frescas y no dejarse influenciar por las herencias.

«Promover un ambiente diverso es un factor clave en la innovación, hay que buscar diversidad de edades, diversidad de género y de experiencias», agrega. Mas tener evidentemente conocimiento del pues se ocupa.

En opinión de Hernández, faltan humanistas y pensadores en las compañías. «En Google los precisamos, por servirnos de un ejemplo, a fin de que nos aporten ideas y perspectiva sobre los fundamentos éticos para desarrollar las bases de la inteligencia artificial del futuro», afirma. Sobre los temores que inspira la revolución tecnológica actual por la previsible pérdida de trabajos, Hernández acepta que se generarán mas que debe predominar el optimismo: «Es cierto que ciertos puestos pueden resultar redundantes, mas es cierto asimismo que se crean nuevas profesiones y funciones en las compañías. Al final, lo que vamos a hacer es substituir labores más aburridas por inteligencia artificial y permitir acrecentar las capacidades del humano. Es una nueva revolución industrial».