/Hackear Facebook: conoce las técnicas de los ciberdelincuentes para estar siempre prevenido

Hackear Facebook: conoce las técnicas de los ciberdelincuentes para estar siempre prevenido

Las redes sociales se han convertido a lo largo de las últimas décadas en el centro de nuestra cotidianidad. No dudamos en compartir toda clase de información privada en nuestras cuentas virtuales, algo que se posiciona como un claro atractivo para los ciberdelincuentes. En base a esta realidad, ser consciente de los riesgos que asumimos en el día a día y ser capaces de prevenir los ataques más comunes es todo un acierto; información de la que disponemos en diversos portales de la web.

Principales maneras de hackear Facebook

El primer paso para evitar que entren en nuestra cuenta de Facebook y manipulen nuestra información privada, suplantando así nuestra identidad, es conocer las técnicas que existen en la actualidad para hackear Facebook. Los ciberdelincuentes están considerados como unos de los criminales más peligrosos de nuestra era y saber de antemano qué herramientas utilizan es un claro acierto que se va a reflejar en la seguridad más cotidiana.

Una de las más famosas de todas, a la par de efectiva, es la conocida como phishing. Los hackers crean portales con una interfaz y un dominio muy similar al de Facebook y, cuando las víctimas entran en esta, los criminales automáticamente dan con su contraseña. Debido a ello, es esencial que antes de compartir nuestros datos, garanticemos que nos encontramos en la página oficial de esta red social y no caigamos en esta común estafa.

Por otro lado, también se puede hackear la cuenta de manera manual. Si bien es cierto que esto requiere de ciertos conocimientos previos para no ser detectados, se puede cumplir con la suplantación del perfil sin que el usuario se percate. Para ello, una opción es la de generar una red Wifi con la que copiar los datos del usuario, incluyendo así su correo y contraseña. Una vez se dispone de esta información, tan solo se habrá de cambiarla para inutilizar el acceso a la víctima. Por lo que hemos de andar con cuidado a la hora de conectarse a redes Wifi que no son de confianza.

Estos son tan solo dos ejemplos de los muchos peligros a los que nos enfrentamos en el día a día. Para estar prevenidos, hemos de conocer estas técnicas de hackeo y, a su vez, implementar ciertas estrategias con la que poner las cosas realmente complicadas a los criminales del siglo XXI.

Medidas de prevención para evitar el hackeo

Así pues, en base a lo expuesto previamente, hemos de prestar exhaustiva atención a las acciones que realizamos cuando nos conectamos a internet. No obstante, además de estas metodologías de hackeo, otras pueden ser demasiado complejas como para ser capaces de evitarlas; motivo por el que hemos de dar un paso en firme en la prevención y aplicar políticas de seguridad de lo más efectivas.

La primera de ellas será la de establecer los parámetros de seguridad dentro de la propia plataforma. En el apartado de seguridad, tenemos la posibilidad de añadir ciertos requisitos como la verificación en dos pasos para que siempre nos llegue un correo de verificación antes de entrar en la cuenta. De la misma manera, Facebook nos brinda la oportunidad de conocer los inicios de sesión que se han dado lugar en nuestro perfil y, en caso de ver alguno que no se adecue a nuestros registros, tomar las medidas correspondientes.

Por otro lado, cambiar la contraseña de manera periódica también será todo un acierto. Esto cobra especial relevancia en el caso de contemplar alguna acción incongruente en nuestro perfil; sin embargo, carece de sentido esperar a que esto de lugar, ya que en la mayoría de las ocasiones ya será demasiado tarde. Por ende, realizar cambios constantes es la mejor manera de evitar que los hackers accedan a nuestra cuenta.Disponemos de toda clase de información en nuestro perfil de Facebook y, si cae en manos indeseadas, puede trastocar por completo nuestra propia integridad. Un riesgo que eliminamos de la cotidianidad si recopilamos toda la información de seguridad que tenemos en los portales web especializados.