/Inmigrantes españoles, «colonos» en las escuelas catalanas

Inmigrantes españoles, «colonos» en las escuelas catalanas

4 escuelas de la provincia de Lérida consideran «colonos» en su proyecto lingüístico a los inmigrantes españoles que llegaron a esta zona a inicios de los años cuarenta. De esta manera lo ha denunciado Cs en una pregunta parlamentaria, registrada el pasado lunes, en la que insta al departamento de Educación de la Generalitat, corporación responsable de los centros de educación públicos, a que dé explicaciones sobre por qué razón los equipos directivos de estos institutos se refieren a los ciudadanos de otras comunidades en estos términos en sus proyectos lingüísticos, un documento educativo en el que exponen las horas que dan en todas y cada una de las lenguas oficiales (catalán y castellano) y en inglés.

En el interrogante parlamentaria, a la que ha tenido acceso ABC, la miembro del Congreso de los Diputados Sonia Sierra notifica a la Generalitat de que en el Proyecto Educativo de Centro (PEC) de la Zona Escolar Rural (ZER) Ponent (ubicada en la región ilerdense del Segrià, al máximo con la aragonesa de Llitera), que reúne las poblaciones de Gimenells, Pla de la Font, Sucs y Raimat, en el apartado trece, que menciona a las «Características de los Pueblos» de la zona, se asevera que «estas poblaciones son parcialmente nuevas, fruto de la política franquista de colonización que se hizo tras terminar la Guerra Civil Española».

También, en el apartado catorce del documento, titulado «Tipología de las familias de los alumnos», concretamente en el subapartado de Lengua, el documento detalla que en ciertas de estas localidades las familias escriben y se expresan en español debido a 2 factores: «La procedencia de los primeros “colonos ”que ocuparon los pueblos que, como hemos dicho previamente, vinieron de diversos puntos del Estado. A consecuencia de este hecho todavía nos hallamos con un veinticinco por ciento de familias que todavía usan el castellano para comunicarse oralmente a nivel familiar» y a «la situación fronteriza con los pueblos de Aragón».

Sierra estima que emplear el término «colonos» en el apartado en el que se describe el perfil sociolingüístico de las familias de los pupilos de estos centros es «insultante» y «tendencioso». «Emplear ese término ahora, en pleno siglo veintiuno, al referirse a las personas de otras comunidades que recalaron en estas tierras hace unos años supone un empleo político del lenguaje», precisa Sierra en declaraciones a este diario. En este sentido, la miembro del Congreso de los Diputados de la capacitación naranja solicita al departamento de Educación que explique por qué razón «utiliza el término de “colonos ” al referirse a estos ciudadanos y «cuál es su comportamiento ante semejantes afirmaciones».

Se da la coyuntura, de que en mil novecientos cuarenta y cuatro el Instituto Nacional de Colonización –organismo dependiente del Ministerio de Agricultura creado en España en mil novecientos treinta y nueve con el propósito de efectuar una reforma tanto social como económica en las zonas más arrasadas por la Guerra Civil– efectuó en estas tierras un proyecto de repoblación y activación económcia mediante la introducción del regadío. Cs piensa que, a pesar de esta circunstancia, «no es admisible utilizar la palabra la palabra colono» en el proyecto lingüístico. «No es lógico que se les llame colonos se les debería llamar primeros pobladores. Es obvio que es una manipulación del término con fines políticos», agrega la miembro del Congreso de los Diputados.