/Internet: nuestro salvador en tiempos de cuarentena

Internet: nuestro salvador en tiempos de cuarentena

En los tiempos que corren, el uso de internet se ha disparado de manera exponencial. La crisis que ha desencadenado el coronavirus nos ha dejado a todos confinados en casa, un momento en el que la red, se ha vuelto un elemento indispensable en nuestras vidas.

El cese de actividad, el cierre de locales y restaurantes ha cambiado completamente nuestra vida. Las plataformas de streaming se han convertido en una de las maneras favoritas para distraerse, las clases ahora se imparten online, los bares se han sustituido por las ‘quedadas virtuales’ y cómo no, el ir de tiendas ahora se hace mediante “clicks”.

Internet se ha convertido en nuestro nexo de unión con el exterior. Muchas empresas han cambiado la oficina por el trabajo en casa: herramientas de trabajo en remoto, reuniones virtuales a través de aplicaciones especiales para ello o compartir archivos en la red.

Los operadores de red en España, han asegurado en un comunicado conjunto que el tráfico que se genera en la red se ha disparado, alcanzando casi un 40% más. El uso del móvil se ha incrementado un 50% en voz y un 25% en datos.

Los hábitos de consumo también se han visto influenciados por la cuarentena. La mayor parte de las personas procura salir lo menos posible a la calle, evitando pisar a toda costa la tienda física. Esto, unido al cese de aquellas actividades que no son de primera necesidad, ha provocado que las compras online hayan experimentado un crecimiento considerable y que las horas favoritas para comprar por internet hayan pasado de ser de entre las 6 de la tarde y 10 de la noche, a durante la joranda laboral, es decir, entre las 9 mañana y las 3 de la tarde.

El hecho de que el comercio electrónico esté viviendo unos picos de consumo tan altos ha desencadenado el colapso de la red logística. Sobretodo el sector alimentación se ha visto afectado por la avalancha de pedidos online. Esto ha provocado un retraso significativo en las entregas por lo que tanto grandes cadenas como pequeños comercios han visto una salida en el click and collect. Esta opción de llenar el carro virtual e ir a recoger nuestra compra a la tienda es una tendencia para la que ya estaban preparados grandes comercios, pero ¿cómo hacer click and collect en los negocios pequeños? Existen diferentes formatos para este tipo de compra, sin embargo, una gran parte de las tiendas han optado por aliarse con empresas que además de aportar la solución al comercio online, los orientan en todo el proceso de compra desde que el cliente hace el pedido hasta el “auto-servicio”.

No hay que olvidarse de que el temor social, sumando a un tiempo libre y la capacidad de expansión que tiene internet ha facilitado la difusión bulos, informaciones falsas o sacadas de contexto durante esta cuarentena. Por eso, a pesar de las innumerables posibilidades que nos brinda esta herramienta, es fundamental que todos hagamos un uso responsable de la red.