/La avalancha de nuevos casos pone a los CAP contra las cuerdas
Sala de espera del CAP Masdevall, en Figueres, el pasado viernes.

La avalancha de nuevos casos pone a los CAP contra las cuerdas

En los últimos quince días, el número de contagios de coronavirus en Catalunya ha subido un cincuenta y ocho por ciento , pasando de nueve mil quinientos cuarenta y tres casos amontonados confirmados por PCR a los quince.085 de este lunes, conforme las cantidades publicadas a diario por la Conselleria de Salut. Mas si la comparativa se hace con los datos de hace un mes, cuando había seis mil ochocientos setenta y uno contagios amontonados, supone una subida del ciento diecinueve con cincuenta y cuatro por ciento .

Los centros de atención primaria (CAP), que desde hace unos meses actúan como diques de contención de esta segunda avalancha de covid-diecinueve y que tampoco han dejado de atender a pacientes con otras nosologías, procuran urgentemente nuevos espacios alternativos donde hacerles la PCR a los casos sospechosos del virus y a sus contactos estrechos. Los médicos de cabecera advierten: las aglomeraciones de pacientes en las salas de espera, que son lugares cerrados con una mala ventilación, aumentan el peligro de contagio. Un pez que se muerde la cola.

La Conselleria de Salut trabaja ya en habilitar espacios anejos a aquellos CAP que tengan más inconvenientes. Fuentes del departamento y del Municipio de Barna asimismo barajan emplear los espacios municipales habilitados para la campaña de vacunación de la gripe como futuros entornos para efectuar las pruebas PCR, si bien por el momento no hay nada cerrado.

Carga asistencial

«La carga asistencial es tan alta, que precisamos espacios alternativos. Son cada vez más y más los pacientes que vienen a hacerse la PCR. Sin olvidar que asimismo aceptamos los pacientes no covid», explica Antoni Robó, presidente de la Societat Catalana de Medicina Familiar i Comunitària (Camfic). Los contagios de coronavirus aumentan a marchas forzadas y, con ellos, las pruebas PCR.

El CAP Les Corts (Barna), donde trabaja Robó, hizo trescientos dieciocho PCR la semana del cinco al once de octubre. La semana siguiente, 591: un ochenta y cinco por ciento más. «Hay un riesgo real de que se generen aglomeraciones. Precisamos más espacios. Hay CAP con poca superficie y una mala ventilación, y se están fomentando aglomeraciones en las salas de espera», agrega.

El CAP Les Corts efectuó la semana pasada un ochenta y cinco por ciento más de PCR que la precedente

Conforme Robó, esta problemática se da, sobre todo, en la atención primaria de Barna. En verdad, han sido directivos de diferentes CAP del área litoral de la capital catalana los que han empezado a fomentar, en los últimos días, una campaña en Twitter con el ‘hashtag’ #SOSAtencióPrimària, la que demanda la carencia de espacio de muchos centros de salud.

Una de ellas es Anna Romagosa, directiva del CAP Raval Nord, uno de los que más restricciones arrastra en sus infraestructuras. «Estamos colapsados y debemos buscar la forma de continuar atendiendo a los pacientes covid y al resto de pacientes con nosologías crónicas. De ahí que precisamos más espacios y más personal», cuenta Romagosa. Según ella, la plantilla de enfermería se fortaleció «un tanto», mas no de esta manera la de médicos, por el hecho de que «no se hallan».

El CAP Raval Nord solicita «sacar» los contactos de los casos positivos «fuera» de los centros de salud y centralizarlos en un solo espacio por distrito. «Y, si resultan positivos, regresarlos al CAP». Fuentes de Salut aseguran que la ‘conselleria’ estudia la «necesidad» de hallar «diferentes espacios» para «centralizar» las pruebas PCR «a nivel de distritos».

Demasiado papeleo

En plena pandemia, la atención primaria asimismo clama contra la burocratización. «Los contactos de los casos positivos dan mucho trabajo. Implican muchas bajas que hacemos . Asistiría que el paciente pudiese hacer una declaración jurada. Es mucha burocracia que nos llena las consultas y también impide efectuar otras cosas», explica Romagosa. Además de esto solicita que las personas, con otras nosologías, que precisen una baja de menos de un par de días asimismo puedan hacer una declaración jurada.

Los médicos denuncian la «burocracia» que requieren los contactos de los casos positivos de covid-diecinueve

«Muchos CAP de Barna son pequeños. El del Besòs tiene ahora veinte años, mas ya nació pequeño, faltaba espacio. Y ahora nos hallamos con que tenemos falta de espacio para todo», apunta Meritxell Sànchez, médica de familia del CAP Besòs. «De igual manera que se han buscado espacios para vacunar de la gripe [este centro la realiza en el ‘casal d’avis’ del barrio], debería haber otros para las PCR. Deseamos más personal y más espacio. Las pruebas PCR pueden efectuarlas auxiliares de enfermería o bien aun administrativos», afirma.

Al lado del CAP Besòs se halla el viejo cine Pere IV. «La idea, desde el Consorci Sanitari de Barna (CSB), es ceder una parte para el CAP. Tener más superficie nos dejaría eludir las aglomeraciones y trabajar más profesionales al unísono en un mismo lugar», defiende.