/La banca de España se juega por lo menos siete mil millones con la sentencia de
Concentración de afectados por las hipotecas del IRPH ante la Audiencia de Barcelona. 

La banca de España se juega por lo menos siete mil millones con la sentencia de

El Tribunal de Justicia de la UE (TUE) debe decretar este martes si el Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (IRPH) ha de estar sometido a control judicial para examinar si se trata de una cláusula exagerada y por ende nula o bien, al contrario, se escapa de este escrutinio pues el hecho de que sea un índice oficial garantiza su trasparencia. Esa resolución pone en juego cerca de veinte  millones de euros que es el volumen de las hipotecas vivas que tendrían las doce mayores entidades españolas. Si se extrapola el cálculo a todo el sistema,serían veintitres millones, considera la asesora financiera DBRS Morningstar. Una sentencia que fuerce a la banca a devolver lo cobrado de más (respecto al euríbor) va a tener un impacto en la banca que puede estar entre los siete mil y los cuarenta y cuatro millones de euros, conforme un informe de Goldman Sachs.

El extenso rango del efecto que establece el banco de inversión se debe a que en el cálculo intervienen muchas variables, empezando por el procedimiento de cálculo para la compensación relacionada con IRPH; el alcance que pueda tener la retroactividad (si por último la hay); la proporción de prestatarios que deseen reembolso –ciertos, y no pocos, ya han pactado con las entidades cambios en las condiciones– o bien el tratamiento fiscal que una indemnización pueda tener para los bancos; entre otros muchos aspectos.

Lo que sí semeja más claro es el importe de créditos que tienen perjudicadas las financieras españolas. CaixaBank es la que más se juega con el IRPH, al tener hipotecas vivas con ese índice por algo más de seis mil cuatrocientos millones, por delante de Santander (cuatro mil trescientos millones), Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (tres mil cien millones), Bankia (mil seiscientos millones) y Sabadell (ochocientos treinta millones). Entre las medianas, Kutxabank asimismo tiene una exposición elevada, superior a setecientos millones, al paso que Unicaja y Liberbank tienen hipotecas con IRPH por unos doscientos millones cada una. La cuestión es que entre el dos mil catorce y el dos mil diecisiete, las entidades debieron hacer provisiones por un valor de ocho mil cuatrocientos diez millones de euros para hacer en frente de gastos legales y pleitos fiscales. Y los bancos no han dejado de hacerlas a lo largo de los próximos un par de años. No obstante, fuentes bancarias apuestan por una resolución en la línea del de letrado general, lo que supondría un impacto mínimo en la factura. «Desde entonces mucho menor de lo que afirma Goldman Sachs», comentaron fuentes bancarias.

De qué manera se juzgarán las reclamaciones

Aunque, el caso fue presentado por un usuario de Bankia, la resolución influirá en de qué forma se juzgarán las reclamaciones en toda España en el futuro. No está claro cuántos clientes del servicio de la banca se van a ver perjudicados por esta sentencia, si bien ciertas fuentes cuentan quinientos mil, que han pagado más intereses que aquellos que consiguieron préstamos basados ​​en euríbor, conforme un cálculo de la Asociación de Usuarios Financieros, (Asufin).

Los jueces responden a una serie de cuestiones prejudiciales planteadas por un juzgado de primera instancia de Barna. El tema se refiere al caso de un ciudadano de España que firmó un contrato hipotecario con Bankia con una cláusula relativa al cálculo de los intereses ordinarios con arreglo al IRPH. Este usuario presentó una demanda de judicial por estimar que la cláusula era desmesurada frente al juzgado barcelonés, que más tarde elevó el caso al tribunal de Luxemburgo.

Conforme la documentación remitida por el juzgado de Barna al TJUE, el IRPH representa más o menos el diez por ciento de los créditos concedidos en España y es «de hecho menos conveniente» para el usuario que el euríbor, usado en el noventa por ciento de los contratos. Además de esto, apunta que emplear el IRPH en vez del euríbor supone un costo superior de entre dieciocho y veintiuno euros por hipoteca.

La doctrina del Supremo

La Justicia europea debe aclarar si es adecuada la doctrina establecida por el Tribunal Supremo, que en dos mil diecisiete decretó que un índice oficial como el IRPH no puede someterse a control judicial por el hecho de que no está comprendido en el campo de aplicación de la directiva europea sobre cláusulas exageradas.

No obstante, el letrado general del alto tribunal europeo, Maciej Szpunar declaró hace unos meses que el IRPH ha de estar sometido a la tutela de los tribunales nacionales por el hecho de que el simple hecho de ser un índice oficial no garantiza que sea transparente. Las conclusiones de los abogados generales no son vinculantes de cara a las sentencias siguientes, si bien acostumbran a proseguir exactamente la misma dirección en la mayor parte de los casos. No ocurrió de esta forma, no obstante, con la sentencia sobre cláusulas suelo, en la que el tribunal terminó declarando el carácter exagerado cuando se hubiesen vendido sin trasparencia y la retroactividad de la indemnización, al tiempo que el letrado general fue más clemente con los bancos al no estimar la retoractividad.