/La consolidación de las apuestas deportivas en España

La consolidación de las apuestas deportivas en España

Las casas de apuestas siguen pisando fuerte en España. No hay más que fijarse en la publicidad de las camisetas de los clubes de fútbol españoles para darse cuenta de la importancia de este negocio en el territorio nacional, debido a que diecinueve de los veinte equipos de LaLiga cuentan con algún patrocinador relacionado con las apuestas deportivas. Más allá del fútbol, las apuestas deportivas han invadido todos los deportes, proporcionando una mayor emoción a cualquier tipo de competición. De hecho, los apostadores pueden encontrar hasta sitios para saber apostar a La Vuelta Ciclista a España, la ronda ciclista más grande de la Península Ibérica. Una nueva forma de entretenimiento que cada vez atrae a más personas, especialmente por la accesibilidad que permiten las nuevas tecnologías.

El sector del juego online ha movido, en términos de cantidades jugadas, un total de 4.634 millones de euros en el primer trimestre de 2019 en España, como señala el ‘Informe Trimestral’ sobre la evolución del mercado de juego online elaborado por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ). Como viene siendo habitual, el segmento de las apuestas sigue acaparando la mitad de los ingresos, con una variación anual del 26,22% respecto al mismo periodo de 2018. Un crecimiento que se debe también al aumento de jugadores en las casas de apuestas. Sin ir más lejos, el promedio de jugadores activos se ha triplicado en los últimos cinco años, pasando de 280.000 usuarios en 2013 a más de 830.000 durante el año pasado.

El imparable crecimiento de las casas de apuestas ha generado un aumento en el presupuesto para publicidad de los operadores de juego. En estos tres primeros meses de 2019, los operadores han destinado un total de 47,8 millones de euros en publicidad, lo que supone un incremento del 16% respecto al mismo periodo de 2018. Además, los datos oficiales publicados por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) señalan que los gastos en marketing se dispararon hasta los 331 millones durante el año pasado, cifra que se ha triplicado desde el año 2013. De esta forma, cada vez hay una mayor presencia de las apuestas deportivas en las pausas publicitarias, aunque esta inversión en marketing está en el foco del debate política y social en los últimos tiempos en España. 

Apostar es algo innato al ser humano. Una forma de entretenimiento antigua que ha cautivado a todas las civilizaciones. En la actualidad, las apuestas deportivas se han convertido en una manera de ganar dinero, aunque no siempre se tiene éxito con los pronósticos deportivos. Una transformación que se debe principalmente al desarrollo que ha experimentado este negocio durante los últimos años. Esta evolución radica en la accesibilidad que ofrecen las nuevas tecnologías, ya que con un simple smartphone con conexión a internet se puede acceder a una casa de apuestas desde cualquier lugar del mundo. Además, los usuarios tienen la posibilidad de realizar apuestas en directo, que aportan una dosis de emoción única que no se puede encontrar en ninguna otra modalidad.