31.1 C
Madrid
martes, 15 junio, 2021

La fiscalía estudia la devolución ‘en caliente’ de menores en Ceuta

  • Las autoridades calculan que de los entre ocho mil y diez inmigrantes que entraron en la urbe autónoma, mil seiscientos eran menores

«Se observa de qué forma el menor desde el agua llorando expresa su temor ante uno de los militares que protegen la playa», narra la demanda que la Organizadora de Distritos de la capital española ha dirigido a la Fiscalía pidiendo una investigación sobre posibles devoluciones en caliente de pequeños marroquíes a lo largo de la avalancha de migrantes que llenó Ceuta la semana pasada.

El de la Organizadora de Distritos es uno de los escritos de diferentes ONG que han llevado a la Fiscalía del Área de Menores de Ceuta a abrir desde su sede en Cádiz unas diligencias de investigación sobre esa supuesta devolución en caliente’ de menores. De cerca de diez personas que entraron en Ceuta a nado a lo largo de la fase más aguda de esta crisis migratoria, mil seiscientos son pequeños, conforme el cálculo de las autoridades ceutíes. La Cruz Roja, la Policía y el gobierno local han logrado filiar a ochocientos de esos menores migrantes solos. Algo más de cuatrocientos han sido reclamados por sus progenitores desde Marruecos. Una cantidad todavía por determinar oficialmente se presentó en la frontera de Tarajal para, acompañados por soldados que la protegían, regresar Marruecos.

La demanda de la Organizadora de Distritos se fundamenta en un vídeo del fotógrafo de la agencia Reuters, difundido por El País, en el que se ve a un pequeño llorando en las aguas de la playa del Tarajal de Ceuta, mientras que habla con un soldado que está en la arena. «Al salir del agua, sale huyendo, siendo detenido por uno de los militares -narra la demanda, a la que ha tenido acceso EL PERIÓDICO-. Cuando es conducido cara la zona de seguridad de la playa del Tarajal que da acceso a la puerta del intervallado bajo la Grada 1, el pequeño sin parar de llorar repite: ‘Me van a golpear’, ‘no deseo regresar, por favor’. Con posterioridad (…) se observa de qué forma los militares entregan a 2 personas menores, siendo que el primero de los entregados semeja ser exactamente el mismo pequeño que llora en la secuencia precedente».

La Fundación Raíces denunció frente a la Fiscalía de Menores el caso específico de un joven de dieciseis años que el pasado diecinueve de mayo llegó a Ceuta a nado, con un flotador hecho de botellas de plástico y, llorando, afirmaba a los militares españoles que estaban en la orilla: «Traten de comprendernos, por Dios».

La escena fue grabada por un cronista en un vídeo que asimismo captó de qué manera los militares españoles, tras consolarle, le acompañaban de vuelta a Marruecos. Era, conforme narró después el menor a El País, su tercer intento de entrar en España en menos de veinticuatro horas.

«Han sido múltiples»

«Estos días en Ceuta no ha sido uno, han sido múltiples los pequeños devueltos en la frontera, violando nuestra legislación y los tratados internacionales», ha señalado a EFE la presidente de la Fundación Raíces, Lourdes Reyzabal.

Las autoridades calculan que de los entre ocho mil y diez inmigrantes que entraron de forma masiva en Ceuta, unos ochocientos eran menores.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here