/La OMS solicita España doblar sacrificios tests diagnósticos
Una mujer sale a comprar por Barcelona totalmente protegida para prevenir el contagio por coronavirus.

La OMS solicita España doblar sacrificios tests diagnósticos

El confinamiento no basta por sí solo: es preciso continuar efectuando tests diagnósticos. Es el mensaje que lanzó el día de ayer la OMS (OMS) a España y también Italia, los países de Europa más golpeados por la pandemia de coronavirus, puesto que los dos han superado ya a China en muertes y contagios. La universidad británica Imperial College estima que en España hay 7 millones de contagiados y que el aislamiento ha eludido dieciseis muertes.

«¿Espera la OMS que Italia y España estén prácticamente ahí? Sí, lo aguardamos. Todo el planeta habla de la curva y la estabilización, mas el interrogante es de qué manera lograr ir cara abajo y para eso no es suficiente con encerrar a la población, sino asimismo se precisa doblar los sacrificios de salud pública y en eso es en lo que se deben centrar los países», destacó el día de ayer el directivo de Urgencias de la OMS, Mike Ryan.

«Los tests diagnósticos [losllamados[losllamadosPCR, cuyo resultado, segurísimo, tarda unas horas]son útiles para conocer el estado positivo o bien negativo de las personas con sintomatología. En el personal sanitario no se han dejado de hacer y previenen contagios. Mas el mercado no puede dar abasto a toda la demanda», apunta el jefe de Enfermedades Infecciosas del Centro de salud del Mar (Barna), Juan Pablo Horcajada. «De ahí que se han intentado adquirir los llamados tests veloces, que asimismo son bastante difíciles de incorporar pues su disponibilidad es limitada para todos y cada uno de los países. Se fabrican mayoritariamente en China», agrega. Corea del S. empleó los PCR muy al comienzo, cuando la epidemia estaba en sus comienzos y había pocos países perjudicados. La competencia no era como ahora. Las cosas han alterado mucho desde ese momento.

Y hay otro pero: la «limitada confiabilidad» de los tests veloces, en palabras del jefe de Enfermedades Infecciosas del Centro de salud Vall d’Hebron, Benito Almirante. «La eficiencia de los tests veloces es limitada. Habría de ser de un setenta por ciento o bien ochenta por ciento , y es del cincuenta por ciento «. Para Almirante lo que realmente va a dar a conocer el alcance de la pandemia son los ‘kits’ serológicos: análisis de sangre que muestran quién ha desarrollado anticuerpos contra el coronavirus o bien, en otras palabras, quién ha pasado la enfermedad. «Creo que los vamos a tener en los próximos días, son más fáciles de generar y se pueden hacer a gran escala», narra.

Especialistas apuntan la «limitada confiabilidad» de las pruebas rápidas: marchan solo en un cincuenta por ciento de los casos

La OMS aconseja no bajar la guarda en la realización de pruebas diagnósticas y solicita continuar haciéndolas hasta el momento en que solo un diez por ciento de la población dé positivo. En la actualidad (y ocurre en otros países), España ignora el número preciso de personas contagiadas: muchas continúan en casa con síntomas leves, muchas otras son asintomáticas. No han sido diagnosticadas y no aparecen en los datos oficiales.

¿Un quince por ciento de la población inficionada?

Las cantidades del Ministerio de Sanidad (noventa y cuatro y cuatrocientos diecisiete inficionados y ocho mil ciento ochenta y nueve fallecidos, el día de ayer) son las más objetivas de momento, si bien la magnitud del virus es, con certidumbre, considerablemente mayor. Se ignora cuánto más. La universidad Imperial College publicó el primer día de la semana una investigación que estima que en España hay unos 7 millones de ciudadanos inficionados (el quince por ciento de la población). El documento trabaja con una horquilla de entre prácticamente un millón y medio y diecinueve millones de perjudicados. Su cálculo, de cumplirse, ubicaría a España como el país más perjudicado en Europa.

«Son estimaciones, mas no me parecería excepcional. Ojo, serían cifras muy, muy buenas por el hecho de que desearían decir que tenemos ingresada a poquísima gente. Para el futuro sería buenísimo, por el hecho de que querría decir que habría bastante gente protegida a lo largo de un tiempo, algo que nos asistiría a tener menos peligro a quienes no hemos sido contagiados», agrega el epidemiólogo Almirante.

«Aún estamos en fase de incremento, mas hay rastros de que pueden estar marchando las medidas. La curva podría haber sido peor»

Juan Pablo Horcajada

Epidemiólogo del Centro de salud del Mar

El estudio de Imperial College asimismo calcula que las vidas salvadas en España merced al confinamiento son unas dieciseis desde el principio del brote. Y apostilla que se evitarán considerablemente más muertes si se sostienen las intervenciones hasta el momento en que la transmisión descienda a niveles bajos.

Los epidemiólogos ven probable que se extienda el confinamiento, previsto hasta el once de abril. «Va a depender de las cantidades, conforme las que semeja que llegamos al pico máximo. Aún estamos en una fase de incremento, mas hay rastros de que pueden estar marchando las medidas incorporadas. La curva podría haber sido peor», opina Horcajada. «Prácticamente seguro que el once de abril se reevaluará la situación. Todo el planeta va a estar aguardando una modificación del estado de alarma, mas creo que no se va a poder levantar de ámbitos como el educativo o bien cultura y espectáculos -cines, teatros, estadios-. Por el momento, vamos bien, tenemos 3 días de estabilización a grandes niveles», afirma por su lado Almirante.

Salir a la calle uno de cada 3 meses

El estudio de Imperial College asimismo explica que, mientras que haya una sola persona en el planeta con el virus, los brotes proseguirán desencadenándose sin control y presagia medidas de aislamiento social prolongadas en el tiempo. La universidad británica concluye que el distanciamiento y el cierre de escuelas deberían generarse más o menos 2 tercios del tiempo, o sea, que de cada 3 meses, solo uno podríamos salir a la calle.

«Hay que comenzar a planear el desmantelamiento del confinamiento. Españoles y también italianos van a ser los primeros en salir a la calle»

Ildefonso Hernández

Portavoz de la Sociedad De España de Salud Pública

«Esto es lo más bastante difícil de decir por el hecho de que todavía no sabemos cuál es la inmunidad del virus[[la resistencia que el cuerpo ofrece frente a un segundo contagio]. Hace falta más tiempo para poder ver qué sucede con las medidas tomadas», defiende Ildefonso Hernández, portavoz de la Sociedad De España de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas). «Es frágil ahora avanzar en qué momento se van a poder reducir las medidas. Mas hay que comenzar a planear el desmantelamiento del confinamiento. Yo creo que españoles y también italianos, que son los más inficionados, van a poder salir ya antes de sus casas que otros países», explica Hernández, quien apunta a que, por el momento, la «inmunidad» del virus marcha, si bien se ignora la duración.

«Por el momento no hemos tenido reinfecciones, si bien no ha pasado un buen tiempo. Debemos aguardar los datos de Wuhan [en China, donde se originó el brote] y ver cuántas personas tienen serología positiva», afirma. «En la ciudad de Wuhan han vuelto a la contención: dejan que la gente salga mas, ante cualquier caso nuevo, se aisla al paciente y a sus contactos», agrega. Hernández piensa que hay motivos para la esperanza en España pues«se ve la luz» en ciertos sitios y pues está bajando el índice de reproducción de la enfermedad: el número de contagios que una persona genera.