24.4 C
Madrid
viernes, 17 septiembre, 2021

la realidad que padecen los ‘covid persistente’

  • Catalunya solo tiene una unidad experta en el tratamiento de esta nueva enfermedad, la de Perro Ruti

  • Los médicos demandan más capacitación y que sea abordada, eminentemente, desde la atención primaria

  • Los enfermos denuncian que existen muchos profesionales que no creen en esta enfermedad, aún muy ignota

Es uno de los desafíos de la medicina a lo largo de los próximos años: atender y dar contestación a los pacientes con covid-diecinueve persistente, enfermedad consistente en vivir, cada día, con los síntomas más agudos del coronavirus (fatiga, ahogo, taquicardias, bruma mental), incluso habiendo superado la infección. Tras más de un año y medio de pandemia, esta nueva enfermedad, que padecen en torno a un diez por ciento o bien veinte por ciento de las personas que se contagian de coronavirus, prosigue siendo una de las grandes incógnitas que rodean al coronavirus. Los enfermos con covid persistente se quejan de la desigualdad territorial (en España hay pocas unidades expertas en esta enfermedad) y de que aún existen muchos médicos que no creen en la existencia de exactamente la misma.

En Catalunya, el Col.lectiu d’Afectades i Afectats Persistents de la Covid-diecinueve cuenta ya con mil ochocientos miembros, un número que aumenta toda vez que hay una ola epidémica. Denuncian que la única unidad del territorio especializada es la del Centro de salud Germans Trias i Pujol (Cánido Ruti), en Badalona.

«El inconveniente de que no haya unidades especializadas es que el paciente va de especialista en especialista, haciéndose pruebas, y todo esto tiene un costo», apunta Esperanza Martín, médica de familia y comunitaria en el CAP Passeig de Maragall (Barna) y asimismo perjudicada por covid persistente. Eso sí, si bien Martín defiende la existencia de más unidades especializadas, piensa que los pacientes con esta enfermedad «deberían ser atendidos desde los CAP» y muy puntualmente ir a «centros de apoyo para hacer rehabilitación». «Hay CAP que no tienen ningún recurso», advierte.

Que el covid persistente sea tratado desde la atención primaria es asimismo el modelo protegido por la Conselleria de Salut. «No sabemos todavía a cuánta gente afecta, mas sabemos que se da con frecuencia y pensamos que se debe tratar desde los CAP», subscribe Gemma Torrell, médica del CAP Les Indianes, en Montcada i Reixac, y una de las autoras del protocolo sobre covid persistente impulsado por Salut. La desigualdad territorial, conforme Torrell, se podría solucionar si se atendiese desde la atención primaria. «Salut hace un trabajo de coordinación para conocer estas desigualdades», asegura.

Salut defiende que la desigualdad territorial podría resolverse desde los CAP

Cánido Ruti fue el primer centro de salud de Catalunya en advertir a estos enfermos y de ahí que creó la Unidad de Covid Persistente, que combina la asistencia con la investigación. Y, al lado de esta, Torrell defiende que exista asimismo «una buenísima coordinación entre la atención primaria y los centros de salud». «Asimismo pensamos que es preciso que todos y cada uno de los centros de salud tengan algún referente sobre covid persistente», cuenta Torrell.

Cánido Ruti, 3 meses de espera

La internista Lourdes Mateu, que lidera la Unidad de Covid Persistente de Perro Ruti, considera «esencial» que los pacientes con esta enfermedad sean atendidos, la primera vez, en la atención primaria. «Debemos trabajar de forma conjunta», asegura. Mateu defiende el trabajo «multidisciplinar» entre las distintas especialidades médicas. «Se gastan muchos recursos [por el covid persistente]: se hacen muchas pruebas ineficaces y existen muchas bajas laborales. Sería más asequible hacer tratamientos interdisciplinares», opina.

Asimismo a ella le llegan las protestas de enfermos que asisten a este servicio de Badalona desde otras partes lejanas de Catalunya. Ya, en la Unidad de Covid Persistente de Cánido Ruti hay «más de doscientos personas en lista de espera», conforme Mateu, quien matiza sin embargo que el centro de salud hace una «reestructuración» para atender a «más gente».

La unidad de Cánido Ruti tiene más de doscientos pacientes en lista de espera y una demora de más de 3 meses

Quienes aguardan son por norma general pacientes que llevan más de un año con síntomas de covid persistente. Y el tiempo medio de espera es, con frecuencia, de «más de 3 meses». En este tiempo, como explica Mateu, son atendidos por sus médicos de cabecera.

Enfermedad ignota

El inconveniente es que la medicina no conoce todavía lo bastante esta enfermedad. «Si ignoras el covid persistente, como los síntomas son muy distintos y poco concretos, lo puedes confundir con otras enfermedades. Hay médicos que te mandan al sicólogo», asegura Mateu.

Lo afirma asimismo la médica de familia Esperanza Martín, quien demanda que «la comunidad científica ha tardado entre 8 y 9 meses [desde el inicio de la pandemia] en admitir la realidad», que es que «bastantes personas pasan un covid leve y después se quedan incapacitadas». Ella, a sus cuarenta y seis años, estuvo de baja 6 meses, mas pudo reincorporarse al trabajo merced a una «readaptación» de su vida. Prosigue teniendo brotes que la inhabilitan a lo largo de unos días.

Una médica demanda que en el covid persistente hay, además de esto, un «corte de género»

«Prosigue habiendo muchos médicos que no creen en la enfermedad por el hecho de que no se ha descubierto la prueba complementaria objetiva donde se pueda ver lo que explicamos. Nuestras analíticas salen todas y cada una bien», explica Martín. Según ella, en esta enfermedad hay además de esto un «corte de género»: la mayor parte de quienes padecen esta enfermedad son mujeres. «El covid persistente se asocia en muchas ocasiones a la hipocondría. Nos cuesta que nos crean, tanto en primaria como en hospitalaria», se protesta esta médica de familia.

Solicita que se destinen recursos para investigar y formar a los profesionales.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here