/La solución a los problemas financieros repentinos

La solución a los problemas financieros repentinos

Si se presenta un contratiempo económico, una factura por pagar, una reparación en el coche o en la vivienda, o cualquier otro gasto imprevisto, un préstamo es una opción fácil, rápida y más común de lo que se piensa. 

Hoy día no hay de qué preocuparse, existen ya muchos tipos de créditos a los cuales recurrir. La opción más popular estos días, es vía online, que ofrece solución inmediata desde la comodidad del hogar, el lugar de trabajo, el tren, e incluso, en el viaje de vacaciones. 

A continuación, las razones por las qué de manera online es posible encontrar la solución oportuna.

Administrar las finanzas

El tema financiero no suele ser el favorito de la mayoría de personas, sucede que en ocasiones cuesta administrar bien el dinero, los pagos, deudas fijas, gastos, entre otros. 

Es por esto que solicitar préstamos con ASNEF será una solución certera, ya que se  trata de una forma legal, que dispone de variedad de opciones, para elegir la más conveniente y que se adapte a la capacidad de pago de cada persona. 

En este sentido, también se expone a los internautas, asesoría general sobre los importes mínimos y máximos a prestar, el plazo para pagar que va desde semanal o mensual, las correspondientes tasas de interés y una explicación detallada de cómo serán descontadas las cuotas vencidas.

¿Qué es ASNEF?

Es la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Créditos, que ofrece a las entidades bancarias y empresas crediticias toda la información acerca de los créditos y las solvencias patrimoniales, es decir, gestiona un listado o fichero de los usuarios morosos. 

Estas listas, entonces, son un impedimento que imponen los bancos y muchas entidades financieras porque entienden que las personas que están allí, están registradas como deudores, y por ende, suponen un potencial problema.

De otra parte, los préstamos online en este tipo de plataformas son aprobados en sólo minutos, aunque exista un registro en ASNEF y los requisitos exigidos son básicos:

  • Residir en España.
  • Tener un ingreso fijo mensual.
  • Una cuenta bancaria a nombre del solicitante.
  • Disponer de tarjeta de débito.
  • Tener un teléfono móvil personal.

Tipos de Créditos

  • Microcréditos: el importe a prestar es pequeño, en su mayoría no excede de 100 euros, esta opción sirve para pagar facturas de servicios como telefonía móvil. El plazo para pagar en ocasiones no excede de una semana y la cuota será descontada de la tarjeta de débito o crédito.

Es una buena opción cuando se está en un apuro y aún no han depositado el sueldo o los honorarios fijos en las cuentas personales. Son aprobados en pocas horas a través de internet y sus requisitos son mínimos.

  • Minicréditos: es un préstamo pequeño, va desde 50 a 300 euros y en otros casos aumentan hasta 5.000 euros, cuando se ha comprobado la capacidad de pago del cliente y la constancia en el pago de las cuotas. Sus requisitos exigidos también son básicos y se realiza vía online, en la mayoría de los casos permiten escoger intervalos de tiempo para que se descuenten las cuotas, a través de la cuenta bancaria, por ejemplo, o directamente de la tarjeta de débito.

La clave para conseguir esto es tener un buen historial de pago, así se podrá a optar a préstamos que abarcan hasta los 5.000 euros.

  • Créditos con aval hipotecario: en esta opción aumenta el importe a prestar, en la mayoría de los casos es hasta los 10.000 euros, requiere de los requisitos anteriores, pero se suma un requisito más y es que se debe disponer de un bien mueble (vehículo) que se deja como garantía con el fin de obtener el crédito.

¿Qué tienen en común los créditos con ASNEF?

  • Para solicitarlo no es necesario estar exento de la lista de morosos. 
  • En la mayoría de los casos para pedir un segundo crédito se debe haber pagado el anterior.
  • Los importes a prestar suelen ser bajos.
  • Son aprobados en pocas horas a través de la plataforma de internet y los requisitos son sencillos.
  • Todos los créditos poseen tasas de interés.

Existen varias opciones, lo importante es recurrir a ellos cuando en realidad se esté necesitado del dinero y no hacerlo por simple capricho o manía consumista. 

La administración de los ingresos es clave fundamental para evitar caer en listas morosas, se debe tener un buen historial crediticio para poder contar de forma permanente con esta opción cuando el cliente necesite solución a un problema.

Los créditos online son una opción para todos, y lo mejor es que no hay exclusión, la mayoría de personas puede hacer uso de ellos.