/La Unión Europea pretende prosperar las condiciones de los trabajos ‘atípicos’

La Unión Europea pretende prosperar las condiciones de los trabajos ‘atípicos’

La Comisión Europea ha alcanzado un «pacto temporal» con el parlamento europeo y el Consejo para progresar y armonizar las condiciones laborales de las formas de empleo «atípicas» asociadas a la nueva economía. De este modo lo ha hecho público la comisaría de empleo y temas sociales, Marianne Thyssen, a través de un comunicado publicado en la web de la entidad que representa. El propósito es «asegurar una mayor trasparencia» en estas modalidades de trabajo, asociadas a plataformas como Uber o bien Deliveroo, empleadas domésticas o bien empleados temporales. Conforme cálculos de la Comisión, la aprobación de esta directiva podría favorecer a unos doscientos millones de personas.

El preacuerdo alcanzado este jueves ha de ser concretado y ratificado primero en el Parlamento europeo y, más tarde, en el Consejo, compuesto por los jefes de estado o bien de Gobierno de los países de la Unión Europea. «Vamos a ver que mayorías salen de las elecciones europeas de mayo y si estas terminan aprobando la directiva», asevera la secretaria de empleo de CCOO, Lola Santillana. Conforme cálculos de la central, los plazos van a impedir que la iniciativa se tramite en el Parlamento ya antes de los comicios y los nuevos equilibrios podrían no dejar que esta prospere.

El comunicado emitido este jueves por la comisaría de empleo y temas sociales hace referencia a la voluntad de hacer las relaciones laborales «más predecibles«. O sea, obligar a las compañías a informar a los nuevos trabajadores de forma detallada de su horario, su salario final y la duración del periodo de prueba, entre otros muchos. Este último aspecto aspira a armonizarlo en toda la Unión Europea y no dejar que supere los 6 meses, «salvo causa justificada». La Unión Europea aspira asimismo a legislar a fin de que en todos y cada uno de los estados las compañías no puedan cobrar a sus empleados si les fuerzan a someterse a formaciones no optativas.

Otro de los aspectos que avanza el comunicado es la voluntad de legislar para prohibir la exclusividad de un empleo con relación a poder complementarlo de forma libre con otros. Asimismo que las personas que estén empleadas bajo fórmulas de trabajo bajo demanda, como los contratos de cero horas, han de ser preavisados «con razonable antelación» y si son citados en balde, deben tener derecho a percibir una compensación.

Es el explicitar estos 2 puntos lo que provoca el rechazo de la iniciativa desde Unión General de Trabajadores. «Legislando sobre ello estamos admitiendo estos métodos de trabajo y naturalizando formas propias del siglo XIX», asevera el secretario confederal de política sindical de la capacitación, Gonzalo Pino. «Cierta flexibilidad es deseable, mas siempre y en toda circunstancia en una mínima garantía de derechos», matiza su análoga de CCOO.