9.6 C
Madrid
lunes, 10 mayo, 2021

la vida tras el estado de alarma

El nueve de mayo, algo cambiará en España: va a arrancar una progresiva desescalada de las limitaciones. Mas, para esto, la incidencia del coronavirus todavía debe bajar mucho, demandan los especialistas. El avance de la vacunación dejará a los diferentes ámbitos regresar poquito a poco a su vida ordinaria. Esta es una radiografía de lo que vamos a ver en las próximas semanas.

El estado de alarma de España, en vigor desde el paso veinticinco de octubre, terminará a las cero horas del próximo nueve de mayo. Quedan apenas un par de semanas. ¿Qué va a pasar después? Que el país va a entrar en una progresiva desescalada de las limitaciones. Mas con matices. «No volveremos a una normalidad total este año», avanza el epidemiólogo Idelfonso Hernández, miembro de la Sociedad De España de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas). La desescalada, adelanta Hernández, va a ser «heterogénea» entre las distintas comunidades autónomas pues la situación epidemiológica del país asimismo lo es.

Desde el nueve de mayo vamos a ver un fenómeno afín al del año pasado tras el confinamiento domiciliario de un par de meses. El cuatro de mayo de dos mil veinte arrancó la que entonces conocimos como ‘fase cero’ de la desescalada del confinamiento, que asimismo entonces fue diferente entre las autonomías. «La transición del estado de alarma a la ‘normalidad’ va a ser diferente entre las autonomías. Si ciertas desean sostener limitaciones que afecten a los derechos esenciales [como, por ejemplo, el toque de queda], deberán recurrir a la ley de salud pública. Y, si en alguna hubiese una situación grave, se solicitaría aprobar el estado de alarma limitado a un territorio», explica Hernández.

La desescalada, afirma, va a estar basada en 2 vectores. «Uno, las recomendaciones individuales: por servirnos de un ejemplo, las medidas singulares para las personas vacunadas cuando el porcentaje de inmunizados sea elevado [el Centro Europeo de Control de Enfermedades ha dado luz verde a que los vacunados vayan sin mascarilla, algo que Catalunya rechaza de momento porque la tasa es aún baja]. 2, las medidas generales o bien limitaciones, que, como digo, van a ser heterogéneas pues la situación epidemiológica lo es», agrega.

Cuando España arrancó la desescalada el cuatro de mayo de dos mil veinte, la incidencia estaba en cincuenta con noventa y nueve casos por cien.000 habitantes. Ahora está en los doscientos treinta y cinco con cincuenta y uno

El País Vasco, Navarra o bien la villa de Madrid son en estos instantes 3 de las autonomías más perjudicadas por el covid-diecinueve, al paso que la Comunitat Valenciana o bien las Islas Baleares, las que menos. «En cualquier caso, va a haber que comunicar bien para que la gente no crea que ha acabado la cosa», afirma Hernández.

Con independencia del fin del estado de alarma, Daniel López-Codina, estudioso del Conjunto de Biología Computacional y Sistemas Complejos (Biocomsc) de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), solicita empezar a desescalar cuando la incidencia amontonada en catorce días esté «bajo cien». El cuatro de mayo del dos mil veinte, cuando España empezó su primera desescalada, la incidencia amontonada de los últimos catorce días era de cincuenta con noventa y nueve casos por cien.000 habitantes. Este viernes, la incidencia amontonada de Catalunya eran de doscientos noventa y 2 con cuarenta casos por cien.000 habitantes, aún muy elevada y la media de España, de doscientos treinta y cinco con cincuenta y uno. «Portugal o bien R. Unido hicieron la desescalada con una incidencia considerablemente más baja. Convendría bajar más ya antes de desescalar», apunta López-Codina.

Si bien la situación epidemiológica en Catalunya (y España) es «estable», el número de contagios al día prosigue siendo altísimo. «Día a día que pasa la vacunación nos ayuda a que sea más simple. Y las elevadas temperaturas asimismo nos van a ayudar», valora este estudioso del Biocomsc, quien ve «bien» que se vaya desescalando, mas solicita ir «poquito a poco».

Qué va a abrir ya antes

Por su lado, Hernández piensa que las actividades en abierto son aquellas que primero se reanudarán con en el fin del estado de alarma, que además de esto va a coincidir con temperaturas más cálidas. «Vamos a ver pronto actividades culturales en espacios abiertos. No obstante, los espacios interiores van a tardar más en abrir; se ampliarán los aforos en ellos, mas más de manera lenta. Van a tardar más en regresar al cien por ciento «, opina.

El Jefe de Enfermedades Infecciosas del Centro de salud Vall d’Hebron de Barna, Benito Almirante, piensa que el campo educativo es uno de los que tiene «más posibilidad» de reanudar su actividad de siempre y en toda circunstancia con el final del estado de alarma, debido al «bajo peligro de contagios». Asimismo los ámbitos «comercial y cultural», que van a ir alcanzando un nivel de ocupación total «a mediados o bien finales de junio».

Los epidemiólogos piensan que las actividades en abierto van a ser las primeras en reanudarse desde el nueve de mayo

En cualquier caso, «desde mayo, debería aguardarse una desescalada progresiva», defiende Almirante, quien piensa que, si en estos instantes se deja la libre circulación en las comunidades (si bien todas y cada una, salvo la villa de Madrid y las islas Baleares y Canarias, estén cerradas perimetralmente), «carece de sentido no dejarla entre ellas». «Con el fin del estado de alarman, no va a haber restricción de movilidad en España», asegura.

El infectólogo valora que los bares y restaurants son siempre y en toda circunstancia el «punto más bastante difícil». Considera que, al aire libre (esto es, en terrazas), deberían poder abrir «al cien por ciento «. «En los interiores van a poder ir incrementando aforos progresivamente, mas todos van a deber tener buenos sistemas de ventilación», afirma Almirante. «Desde el nueve de mayo, el escenario va a ser diferente. En Catalunya, ya están vacunados el treinta y cinco por ciento de los mayores de sesenta años. Es un porcentaje fundamental. Hay que tomar en consideración que tenemos un diez por ciento de la población que ha pasado la enfermedad y que tiene anticuerpos. Nos ponemos en un cuarenta y cinco por ciento , es una situación buenísima», valora.

La ayuda de la vacuna

En la desescalada del año vigente vamos a contar con algo con lo que no contábamos hace un año: las vacunas contra el covid-diecinueve. Los especialistas esperan que cambiarán la situación a corto-medio plazo. Se generarán bajadas epidemiológicas en colectivos en los que no volverá a haber más subidas. Hernández resalta que España está «acrecentando» su ritmo de vacunación, poniendo quinientos dosis por semana. «Mas esto no se va a haber acabado -advierte el epidemiólogo-. Se terminarán muchas limitaciones, mas proseguiremos en pandemia y deberemos observar las nuevas variaciones y los brotes, y descubrir el tiempo de duración de las vacunas».

«Se terminarán muchas limitaciones, mas proseguiremos en pandemia y deberemos observar las nuevas variaciones y los brotes», advierten los epidemiólogos

Almirante solicita mudar la estrategia de vacunación de España y hacer «como en Israel o bien R. Unido», donde se está retrasando la segundas dosis de la vacuna para poner la primera (que ofrece protección) a más gente. «Esta estrategia es la mejor y podríamos estar interminablemente mejor que ahora», afirma el infectólogo. Hernández no está tan seguro. Asegura que, si bien hay médicos que solicitan no continuar la ficha técnica de la vacuna y retrasar las segundas dosis, otros lo rechazan. «Ni los unos ni los otros tienen pruebas de qué es lo mejor, mas las dos posturas son razonables», concluye.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here