/Los CAP, en «prealarma» por peligro de rebrote del coronavirus
Los CAP, en "prealarma" por peligro de rebrote del coronavirus

Los CAP, en «prealarma» por peligro de rebrote del coronavirus

La atención primaria lleva el peso en la administración de la pandemia. A ella llegan los casos sospechosos y, como la mayor parte no son graves, no son derivados al centro de salud. Mas las autoridades sanitarias miran con inquietud de qué forma el espectro de un posible rebrote, previsto para octubre, podría anticiparse en el tiempo si no se profundiza en la prevención y en el seguimiento del covid-diecinueve.

NUEVO PERFIL DE PACIENTE

Para el Jefe de Medicina Precautoria del Centro de salud Clínic, Antoni Trilla, la «buena nueva» de este instante es que la gente que se está contagiando es «joven y asintomática». Son pacientes que no ingresan y que, por consiguiente, no producen presión asistencial. «Las personas que están enfermando son, mayoritariamente, jóvenes con escasos síntomas. Tienen entre quince y veintinueve años y son sobre todo mujeres. La enfermedad en ellos es moderada», certifica el presidente de la Societat Catalana de Medicina Familiar i Comunitària (Camfic), Antoni Robó. Para el Jefe de Enfermedades Infecciosas de Vall d’Hebron, Benito Almirante, una alternativa sería cerrar lugares de ocio como playas y bares.

MÁS PRESIÓN EN LA PRIMARIA

Estos pacientes que no precisan ir al centro de salud sí van a su centro de atención primaria (CAP). «La primaria, ya, es el campo al que más están acudiendo los pacientes con sintomatología compatible con covid-diecinueve. Y es el que más está diagnosticando», apunta Robó. Según él, los CAP se hallan en una situación de «prealarma» frente al «incremento conocido de casos» y debido a que una buena parte del personal está de vacaciones. «Hay brotes relevantes en áreas con una alta densidad de población. Este es el medio de proliferación ideal para un rebrote», apunta Robó. Si la curva prosigue como hasta el momento, opina, confinar Barna y su área metropolitana sur es una «posibilidad».

HOSPITALES «TRANQUILOS»

Al contrario, la situación en los centros de salud de Barna es «apacible». A pesar de que hay un aumento de casos, los centros lo están apreciando «parcialmente poco». Vall d’Hebron, por servirnos de un ejemplo, que llegó a tener trescientos cuarenta pacientes en la uci, tiene hoy día 5 (ciertos cuales llevan meses) y otros once hospitalizados. Las Emergencias de Sant Pau reiben entre uno y 2 positivos al día, mas sin nuevos ingresos. El Mar tiene dieciseis pacientes con covid-diecinueve, 2 de ellos en uci. El viernes pasado tenía once y uno respectivamente. Llegó a tener doscientos.

MÁS RASTREADORES

No obstante, para el infectólogo Almirante lo que más urge en estos instantes, más que realizar medidas de confinamiento («ya Barna no vive una situación desbordada»), es acrecentar la red de rastreadores de los casos positivos y sus contactos, algo que demandan asimismo Trilla y Robó. Salut solo tiene contratados ciento veinte y se precisan, conforme los especialistas, unos dos mil para toda Catalunya. Robó solicita asimismo que el seguimiento de casos se haga desde la primaria. «El Govern no ha proporcionado residencias convenientes a los temporeros de Lleida a fin de que se puedan confinar. Tampoco tenemos los bastantes rastreadores. Y, como no tenemos esto solucionado, nos vemos obligados a confinar la urbe y el Segrià», afirma Almirante.

La boletín de noticias del directivo

Recibe en tu correo el análisis de la jornada de la mano del directivo de elPeriódico.com, Albert Sáez.

Subscríbete

LA POLÉMICA DE LA MASCARILLA UNIVERSAL

Almirante cree un fallo «castigar» a la ciudadanía con el empleo incesante de la mascarilla, que conforme la OMS (OMS) no es precisa si se respeta la distancia de seguridad. «La gente no se cambia la mascarilla quirúrgica día tras día, como se debería hacer. Si no se hace, la mascarilla no marcha», justifica. No opina lo mismo Trilla, quien la considera «una herramienta que ayuda a reducir la transmisión» y que «tiene más valor si se emplea mayoritariamente y bien». «Si se emplea bien, el empleo universal de la mascarilla sí va a tener efecto, sobre todo por el hecho de que el coronavirus es un virus respiratorio. Es un buen sistema para reducir el peligro de contagio entre las personas», opina asimismo Robó.