/Los contagios de coronavirus aumentan el doble de veloz que en la segunda ola
Los contagios de coronavirus aumentan el doble de veloz que en la segunda ola

Los contagios de coronavirus aumentan el doble de veloz que en la segunda ola

  • La tercera oleada alcanzará en poquitos días la incidencia máxima registrada en la precedente sin carices de estabilizarse

  • la capital española tresdobla su tasa en solo un mes, Extremadura supera el umbral de los mil casos por cien habitantes y catorce comunidades tienen más de trescientos

La pendiente de la curva tercera ola es considerablemente más pronunciada que la segunda. Los contagios se expanden el doble de veloz, espoleados por la relajación navideña y el frío, y al ritmo actual la incidencia superará el lunes próximo el pico máximo de la fase precedente, ubicado en quinientos veintinueve casos por cien, mas no se va a quedar ahí. Proseguirá medrando por el hecho de que las nuevas medidas implantadas en las comunidades autónomas desde el pasado siete de enero todavía no habrán tenido tiempo de hacer efecto. Va a haber que ver hasta cuando.

Este es el diagnóstico que hacen la mayor parte de especialistas a los vista de los indicadores publicados por el Ministerio de Sanidad en lo que va de semana, si bien Fernando Simón apuntara el primer día de la semana una visión algo diferente. Conforme el portavoz técnico del Gobierno en la pandemia “los datos no evolucionan tan veloz como en la segunda ola”. Basta observar las 2 curvas del gráfico referidas a la media de España y revisar cuanto han tardado las dos en pasar de los ciento ochenta y nueve casos a los cuatrocientos cincuenta y cuatro registrados este martes, para revisar que no es de esta forma. La segunda oleada tardó un par de meses (entre el veintiocho de agosto y el veintiocho de octubre) al tiempo que a la presente le ha sido suficiente uno para escalar a exactamente la misma cota.

Simón quizá fue víctima de su tendencia a ver el vaso siempre y en todo momento medio lleno como mismo aceptó el primer día de la semana. “Después de tantos días compartiendo la TV con ya se han podido dar cuenta de que tiendo ser más optimista de lo que debiera”, afirmó en un sorprendente reconocimiento para quien toma la temperatura del virus y la transmite a la población prácticamente diariamente.

Las señales de alarma se multiplican

Las señales de alarma máxima se multiplican día a día que pasa. Los contagios diarios han rondado por segunda día en una semana el máximo absoluto de la pandemia que marcó el treinta de octubre. Este martes la cantidad se ha elevado a cinco mil cuatrocientos treinta y ocho, a solo ciento cincuenta y siete de ese negativo récord. El primer día de la semana pasado marcó, ese sí, el récord absoluto de la pandemia para los datos de un fin de semana:  sesenta y uno y cuatrocientos veintidos nuevos contagios.

Extremadura ha superado el listón de los mil casos por cien habitantes mientras que la capital de España ha tresdoblado su incidencia en solo un mes y ya supera los seiscientos. 14 de las diecisiete autonomías superan los trescientos.

Mas donde se dirigen todas y cada una de las miradas es cara los centros de salud. Desde el día de Nochebuena, el número de hospitalizados ha pasado de diez. setecientos cuarenta y cuatro a diecisiete.645, prácticamente 7 mil más y el de ingresados en uci de mil novecientos siete a dos mil seiscientos cincuenta y uno, setecientos enfermos más en estado crítico. Las alarmas lanzadas desde múltiples centros de salud por médicos y enfermeras no cesan. Y el mayor aluvión va a llegar en las próximas 2 o bien 3 semanas, conforme reconoció el epidemiólogo del Gobierno.

El número de fallecidos no induce tampoco al optimismo. Las comunidades autónomas han reportado en solo 4 días ochocientos nueve, de los cuáles cuatrocientos uno corresponden al martes.

La nevada va a ayudar

¿Motivos para la esperanza? En un corto plazo pocos. Sí hay un factor inopinado que puede contribuir a frenar los contagios. La nevada. Este martes lo ha reconocido Salvador Illa en la comparecencia siguiente al Consejo de Ministros. “Tiene (la nevada)un efecto positivo. Al haber menos movilidad se generan menos contagios”, ha contestado a un pregunta de si las aglomeraciones en estaciones y aeropuertos no habrían agravado la pandemia.

la capital de España, la autonomía más dañada por el temporal puede ser al final la más favorecida. La gente en casa, las escuelas suspendidas toda la semana, las compañías al máximo con el trabajo a distancia y las tiendas y bares al ralentí. Va a ser bien interesante revisar la evolución de la epidemia en especial en esta zona en un par de semanas. Si mejora mucho, el tanto se lo va a apuntar indudablemente Isabel Díaz Ayuso, si bien la mejora va a haber caído realmente del cielo.

Pues ni la capital de España contempla un confinamiento domiciliario semejante al de marzo o bien al que aplican otros países europeos y muchos especialistas demandan ni el Gobierno se lo dejaría. El ministro de Sanidad ha reiterado por enésima vez en poquitos días  su rechazo a esta medida. Bajo su punto de vista, para supervisar el incremento de contagios detectado en las últimas semanas es suficiente con aplicar las medidas «que tuvieron éxito» a lo largo de la segunda ola y que están contempladas en el decreto del estado de alarma y en el plan con indicadores de peligro y medidas comunes aprobado en el Consejo Interterritorial el pasado otoño.

«Ya sabemos de qué manera hay que doblegar [la curva] y no contemplamos ninguna medida auxiliar de confinamiento sino más bien las medidas que tuvieron éxito en la segunda ola», ha subrayado en la conferencia de prensa siguiente al Consejo de Ministros.

Quinientos mil de británicos

Aparte de que la tercera ola acelera con más velocidad que la segunda hay que tener en consideración la amenaza latente de la llegada de la variación británica. Simón descartó el primer día de la semana que esté influyendo en el presente desarrollo exponencial y excluyó que en el futuro sea una amenaza más que marginal, si bien entonces reconoció que puede llevar ya entre uno o bien un par de meses circulando por España.

Te puede interesar

En Inglaterra sus efectos asoladores comenzaron a apreciarse desde los un par de meses de su primera detección. “Entre agosto y noviembre han llegado prácticamente quinientos mil de personas a España desde Inglaterra y también Irlanda, asimismo muy perjudicada, apuntó el día de ayer el economista Miguel Sebastián. Illa ha anunciado que se prorrogan quince días más las limitaciones a los viajantes procedentes del R. Unido.