/Los epidemiólogos solicitan no ser utilizados para subir la crispación
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una por videoconferencia con los presidentes de las comunidades autónomas, el 12 de abril.

Los epidemiólogos solicitan no ser utilizados para subir la crispación

La Sociedad De España de Epidemiología (SEE) ha lamentado que la tarea de los epidemiólogos es empleada en esta crisis sanitaria para acrecentar la crispación política y ha advertido de que «no es admisible ni apropiado» responsabilizar al personal técnico de las resoluciones de quien rige.

La SEE ha hecho pública este martes una carta en la que ha pedido que no se politice el trabajo de los epidemiólogos tras comprobar que su tarea, a veces, es empleada para acrecentar la crispación política.

La corporación estima que «no es admisible ni apropiado» responsabilizar al personal técnico de las resoluciones de quien rige. «Posiblemente, en temporadas de crisis, alguien se sienta tentado a emplear el trabajo de los técnicos para no aceptar responsabilidades o bien para agredir a otros políticamente», advierte esta sociedad científica.

La SEE recuerda que el papel de los epidemiólogos es servir a la Administración y a los ciudadanos, «con independencia del partido que ostente el Gobierno» y que su función es estudiar, investigar y aconsejar al Ejecutivo contemplando todos y cada uno de los escenarios posibles y planteando diferentes opciones alternativas a fin de que, en último término, sean los gobernantes los que tomen las resoluciones más recomendables para el conjunto de la ciudadanía.

«El trabajo de los gobernantes es tomar resoluciones escuchando y valorando las creencias de los diferentes actores y representantes de la sociedad civil», resaltan los epidemiólogos.

El reto de un virus nuevo

Recuerdan que en esta pandemia los especialistas han debido hacer en frente de esenciales inconvenientes como la falta de conocimiento sobre el nuevo coronavirus o bien el enfrentamiento de intereses entre la salud pública y la economía.

«Frecuentemente, las propuestas que se hacen desde la óptica de la salud chocan con los intereses del comercio, la educación, el uso o bien la industria», apuntan desde la corporación.

Además de esto, recuerdan que los escenarios en los que se mueven los profesionales de la Epidemiología cambian día tras día y «no siempre y en todo momento hay una contestación clara, unánime y monolítica» para las incertidumbres que se marchan presentando.

Por esta razón, consideran preciso «trabajar en equipo, discutir y valorar los datos y experiencias y llegar a acuerdos locales, nacionales y también internacionales sobre de qué forma actuar mejor» con 2 objetivos en mente: prosperar el conocimiento sobre la epidemiología del virus y conservar la salud de la población.