20.2 C
Madrid
jueves, 5 agosto, 2021

Los jóvenes solicitan rebajar la edad de jubilación para fomentar el remplazo

  • La población entre dieciseis y treinta y cuatro años demanda ser escuchada y participar activamente, conforme refleja la macroencuesta ‘El futuro es ahora’

  • La presidente del Congreso recibe la condensación de sus contestaciones en cuarenta propuestas

Las imágenes de botellones y de jóvenes escapando de las cuarentenas, tras los viajes de fin de curso, han reforzado el estereotipo de que las personas de menor edad solo piensan en divertirse y no están comprometidos con su ambiente y la sociedad. No obstante, el estudio ‘El futuro es ahora’, efectuado desde las contestaciones de trece y quinientos ochenta y siete personas entre dieciseis y treinta y cuatro años, desmonta el tópico y patentiza que la juventud actual, lejos de ser una generación perdida, reclama ser escuchada y participar activamente en la construcción de su futuro.

El macroestudio, una de las mayores investigaciones demoscópicas efectuadas hasta la data sobre este colectivo, ha sido presentado este miércoles a la presidente del Congreso, Meritxell Batet, y mañana se festejará un discute sobre exactamente el mismo entre los miembros del Congreso de los Diputados más jóvenes de la cámara, de los diferentes partidos. La pretensión de sus promotores -la compañía PlayGround, con la cooperación de la fundación Ashoka, la Universidad ESIC y la plataforma de participación ciudadana Osoigo- es sensibilizar a los partidos a fin de que las cuarenta propuestas en las que se han concretado las contestaciones comiencen un recorrido en las distintas comisiones parlamentarias y tengan incidencia en las políticas.

Y es que, desde el comienzo, se comunicó a quienes decidieron emplear unos cuarenta minutos en responder de forma on line a las ochenta y nueve preguntas que el resultado del estudio sería comunicado al Parlamento, lo que, a juicio de Cristian Palazzi, directivo de la macroencuesta, ha ejercido como “imán” y ha aumentado el número de contestaciones “porque los jóvenes tienen ganas de charlar y están faltos de conexión con las instituciones”.

Estas son las primordiales reivindicaciones de la juventud de España.

Empleo, residencia y jubilación

El bastante difícil acceso al mercado de trabajo, a la residencia y la calidad en la utilización son las preocupaciones principales de los jóvenes, lo que prueba que “pese a que es una generación con unos valores enormes, capaz de abandonar a un trabajo si no se cumplen esas esperanzas, lo que les preocupa en el algo tan esencial como ganarse el techo”, conforme interpreta la socióloga Liliana Riachuelo, organizadora del estudio ‘El futuro es ahora’.

Conforme la macroencuesta, 9 de cada diez jóvenes considera que hay poquísima oferta laboral para personas entre dieciocho y veinticinco años y 1 de cada tres apunta la residencia como uno de sus primordiales desvelos. En esta situación, reclaman algo diametralmente opuesto a la propuesta de los últimos gobiernos: rebajar la edad de jubilación para fomentar el remplazo generacional, en vez de prolongarla para dar contestación al envejecimiento y a la necesidad de sostenibilidad del sistema de pensiones.

También, plantean bonificar la contratación de jóvenes sin experiencia, que las prácticas sean retribuidas y terminar con la precariedad, como que las jornadas sean de 4 días. En lo que se refiere a la residencia, desean regular el coste de los alquileres, promover la transformación sustentable de las residencias y destinar recursos a facilitar el acceso.

El fin de los alegatos de odio

La cuarta preocupación de los jóvenes debe ver con los inconvenientes de clase social, las injusticias y las desigualdades. El setenta y uno por ciento piensa que los alegatos de odio deberían prohibirse, no solo en las redes sociales, sino más bien asimismo en el Congreso, con la exterminación de los partidos políticos que los prediquen.

En este sentido, el ochenta y siete por ciento de los encuestados se sienten bien poco o bien nada representados por las formaciones actuales y el noventa y tres por ciento piensa que su opinión no importa en el momento de realizar las políticas, de ahí que solicitan producir espacios estables de diálogo intergeneracional y fortalecer la comunicación entre instituciones y movimientos sociales. Y el cincuenta y tres por ciento se considera un agente de cambio, esto es, que se implicaría para contribuir a la transformación social que, a su juicio, España precisa.

La mitad de los encuestados acepta que el país ya ha hecho esenciales reformas para reducir las desigualdades, mas coinciden en que no es suficiente y consideran que hay que proseguirse avanzando para desarrollar nuevos derechos sociales. A su juicio urge terminar con la brecha salarial entre cualquier expresión de género, fortalecer los mecanismos para asegurar la igualdad de ocasiones y fomentar programas de emprendimiento dirigidos a la diversidad cariñosa, racial, identitaria y funcional.

Conciencia medioambiental

En quinto sitio en el ranking de preocupaciones de las generaciones Z y Millenial figura el medioambiente. El ochenta y cinco por ciento de los jóvenes entre dieciseis y treinta y cuatro años considera que se planea bien poco o bien nada la acción contra la urgencia climática y el setenta y cinco por ciento que es deficiente el nivel de conciencia ecológica en España. Ante ello, solicitan penalizar a las compañías más contaminantes, incluir el impacto ambiental en el etiquetado de los productos, fomentar la economía circular y las formas de construcción más eficaces, fortaleciendo el empleo de energías renovables.

Además, demandan estimular hábitos respetuosos con el medio ambiente (como la reducción del consumo de carne, el reciclaje y la mejor administración de plásticos y restos) y políticas públicas que fortalezcan la movilidad ecológica.

La salud, la pandemia y las limitaciones

La sanidad, en plena pandemia, figura en el sexto sitio entre sus inquietudes y sorprende que prácticamente 9 de cada diez se muestra presto a limitar sus movimientos para reducir la circulación del virus y que el cuarenta y tres por ciento piensa que el Gobierno debe obligar a la población a vacunarse.

Además de esto, existe acuerdo en el momento de solicitar que la sanidad pública responda mejor a los inconvenientes de salud mental y esto se presenta como una de las condiciones precisas para el bienestar de los jóvenes; que por su parte demandan más fondos en investigación y en programas orientados a fomentar el bienestar social y ambiental.

Para finalizar, resalta el poco interés que la juventud de España muestra a 2 temas que, no obstante, copan una buena parte de la agenda política, los nacionalismos y la inmigración, que figuran a la cola en el ranking de sus veinte primordiales preocupaciones.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here