/Los juguetes sexuales que toda mujer debe tener

Los juguetes sexuales que toda mujer debe tener

Las mujeres seguras resultan sumamente atractivas, y gran parte de eso va ligado a su sensualidad. Pero para explotar todo ese potencial que las puede llevar a conquistar el mundo, es necesario conocerse a sí mismas. Por tal razón, es bueno conocer los juguetes sexuales que toda mujer debe tener.

Durante muchos años se ha pensado que los juguetes sexuales solo deben ser usados por las personas solteras. Pero la verdad es que estos productos se han convertido en los grandes aliados de las parejas, debido a que son perfectos para romper la monotonía y mantener encendida la fogosidad en la intimidad.

Sin embargo, hablaremos sobre los juguetes sexuales que toda mujer debería tener, ya que éstos les ayudarán a explorar su sexualidad y descubrir aquellas cosas que le gustan, lo cual les hará sentirse sexys, empoderadas y seguras de sí mismas. 

Vibradores y consoladores

Se puede decir que los juguetes sexuales más populares son los consoladores y vibradores en nuestro sex shop, los cuales tienen una variedad bastante amplia entre modelos y marcas de dildos, unos vibradores que estimulan el punto G, o los vibradores que estimulan el clítoris, entre otros más que solo tienen como misión, dar placer y muchos orgasmos.  

La razón por la que todas las mujeres deberían tener uno o varios de estos aparatos en su mesita de noche, es que son perfectos para usar en solitario y tener una maravillosa sesión de masturbación, pues al poder controlar las velocidades y las posiciones, las mujeres descubrirán esos puntos dónde sienten más placer. Pero, también resultan ser excelentes aliados en las relaciones de pareja, para fomentar la creatividad y romper con lo cotidiano, ideal para cumplir fantasías. 

Arnés sexual

El arnes sexual es un juguete que se coloca a la altura de la cadera y que se compone de unas correas y una base donde se conecta el consolador que hará las veces de miembro masculino. Los hay de diferentes modelos y colores, pero la mayoría son ajustables. 

El arnés es muy utilizado por las parejas lésbicas que quieren explorar el sexo con penetración, no obstante, las parejas heterosexuales más atrevidas que disfrutan jugando al intercambio, han comenzado a experimentar con el arnés en la práctica conocida como peeging, que es cuando la mujer penetra al hombre dándole sexo anal con un consolador. 

Ropa interior sexy

La lencería, lencería sexy, ropa interior mujer, son elementos básicos que todas las mujeres deberían tener en su armario, debido a que estas prendas íntimas son diseñadas para estimular los sentidos de la vista y el tacto de la pareja. Hay modelos desde los más simples, hasta los conjuntos más atrevidos, provocativos y divertidos, tales como los corsés, mallas, medias, e incluso disfraces. 

No obstante, la lencería sexy no necesariamente se debe llevar para encuentros sexuales, ya que algunos modelos se pueden usar como ropa interior diaria

Otros juguetes y productos que ayudan a mejorar en la intimidad

Además de los artículos mencionados anteriormente, existen otros productos que ayudan a mejorar la intimidad de la mujer. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Bolas chinas. Sirven para fortalecer el suelo pélvico.
  • Novelas eróticas. Como la popular ‘50 Sombras de Grey’.
  • Copa menstrual. Es higiénica, segura, ecológica y de uso prolongado. 

¿Dónde comprar estos artículos?

Para finalizar, es fundamental saber que en un sexshop online se pueden adquirir todos los productos mencionados anteriormente y muchos más, siempre con las mejores marcas del mercado. Esto se debe a que, además de los vibradores y la lencería, tienen accesorios para la práctica del ‘bondage’, lubricantes, geles estimulantes, juguetes para hombres y el popular succionador de clítoris, por ejemplo.
La gran ventaja de comprar en estas tiendas online, es la discreción que brindan, ya que los envíos se realizan de manera anónima y confidencial, pues todo va guardado en cajas de cartón estándar sin ningún tipo de identificación referente a un juguete erótico o un sex shop.