14.8 C
Madrid
viernes, 22 octubre, 2021

Los pequeños de doce años ya están más vacunados que los jóvenes de veinte a treinta y cuatro

En Catalunya, los pequeños de doce a quince años ya tienen una tasa vacunal contra el covid-diecinueve más elevada que los jóvenes de veinte a veintinueve años y de treinta a treinta y cuatro años. Y esto a pesar de que la administración de los medicamentos anticovid entre los adolescentes empezó en el mes de agosto, en plenas vacaciones veraniegas, al tiempo que las personas mayores de treinta a treinta y cuatro años pueden vacunarse desde el veintiocho de junio. Los de dieciseis a veintinueve pueden hacerlo desde el treinta de junio.

Los adolescentes de doce a quince años tienen una tasa vacunal (esto es, la doble pauta de la vacuna) de un sesenta y seis con dos por ciento . Los jóvenes de treinta a treinta y cuatro años, de un sesenta y cuatro con seis por ciento . Y los de veinte a veintinueve, un sesenta y cuatro con siete por ciento . Quien sí tiene una muy elevada tasa vacunal es el colectivo de dieciseis a diecinueve años: un setenta y cinco con cinco por ciento ya tiene las 2 dosis. De esta manera lo revelan las cantidades cada día de la Conselleria de Salut.

El departamento ya expresó, en distintas ocasiones, su preocupación por que el porcentaje de jóvenes con la pauta completa no es el deseado. Salut aun abrió hace semanas una campaña de llamadas telefónicas a personas de entre veinte a cuarenta años que no desean inmunizarse. «La mitad afirman que no lo consideran preciso. Mas hay que rememorar que la vacuna es muy, buenísima para prevenir hospitalizaciones y ucis», explicaba hace algunos días la secretaria de Salut Pública, Carmen Cabezas. Los jóvenes sin vacunar prosiguen ingresando en las ucis por covid-diecinueve.

Otros de los motivos esgrimidos por los que no se vacunan es el «temor a los efectos desfavorables», aunque la enorme mayoría de estos son solo cansancio, dolor cabeza y malestar, que se pasan de forma rápida.

El colectivo «que más se mueve»

«Estamos preocupados pues el colectivo de veinte a treinta y nueve años es el que debería tener las tasas más altas. Son gente joven, que interacciona con considerablemente más gente, que se mueve, que está en las universidades… Tenerlos más vacunados asistiría a bajar la incidencia», explica a EL PERIÓDICO la enfermera de primaria Dolors Heras, miembro del Conjunto de Vacunas de la Associació d’Infermeria Familiar i Comunitària de Catalunya (Aificc).

Si bien Heras considera «bastante difícil» explicar por qué razón estos jóvenes no asisten a vacunarse, sí apunta una razón: la «baja percepción de peligro» que tienen. Es un colectivo que no tiene temor al covid-diecinueve, por el hecho de que no acostumbra a enfermar grave, y cuyos progenitores sí están mayoritariamente inmunizados.

¿Y por qué razón, no obstante, la tasa vacunal entre los adolescentes de doce a quince años sí es alta si se tiene presente que fueron los últimos en comenzar a vacunarse? Heras apunta un posible motivo: el hecho de que los pupilos «adecuadamente vacunados» (esto es, con la doble pauta) no deben hacer cuarentena en el caso de que en su clase haya un positivo de covid-diecinueve. «Esto puede ser un incentivo, un factor que empuje a las familias a vacunarlos», explica esta enfermera.

Además de esto, exactamente la misma apunta que, puesto que el calendario vacunal infantil dura hasta los quince años, se trata de un colectivo «muy habituado a vacunarse». «Lo han entendido [la campaña de inmunización contra el covid-19] como una ocasión», valora Heras.

Vacunarse para salir de celebración

Cree, sin embargo, que el hecho de que el ocio nocturno, abierto desde la pasada noche en Catalunya, haya establecido la obligatoriedad de presentar el certificado covid (o bien, en su defecto, una prueba diagnóstica negativa) para entrar en los locales podría «estimular» la vacunación entre los jóvenes.

«Vamos a ver si esta solicitud aumenta la tasa de vacunación, si bien eso lo vamos a ver en unos días. Por el momento, es elucubrar. Mas los jóvenes sí que se deben vacunar pues interaccionan en muchos puntos», explica la enfermera. En verdad, ciertos jóvenes que salieron la pasada noche sí han reconocido a este diario que se han vacunado últimamente para poder salir de celebración.

La tasa vacunal de Catalunya es, con todo, muy elevada. El ochenta y uno con seis por ciento de los catalanes mayores de doce años (lo que supone el setenta y 2 con nueve por ciento de la población general) ya tiene las 2 dosis de la vacuna. «La tasa vacunal es buenísima -resalta Heras-. Mas deseamos llegar todavía más alto».

Es una incógnita qué va a ocurrir este otoño, con la aparición, como de año en año, de otras infecciones respiratorias como la gripe. En verdad, ciertos médicos prevén que la gripe y los constipados sean más graves este año que el precedente debido al descenso del covid-diecinueve. Los sanitarios llaman a la población a vacunarse de forma masiva contra la gripe.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here