/Los vídeos para empresas potencian la imagen corporativa

Los vídeos para empresas potencian la imagen corporativa

La imagen corporativa es una de las preocupaciones modernas de toda empresa. Sin importar si su negocio está basado totalmente en internet, o parcialmente mediante participación en redes sociales y sitios corporativos, realzar su imagen empresarial es fundamental de cara a socios y clientes actuales o potenciales.

Los vídeos representan la forma de marketing más efectiva para captar la atención de los usuarios en internet. No son pocos los estudios especializados que respaldan tal afirmación.

A pesar de ello, son muy pocas empresas las que logran aprovechar conscientemente este formato, principalmente, por no considerar al formato en vídeo como importante para su estrategia de marketing, creación de marca y de imagen corporativa. Otras tantas, por contar con vídeos empresariales de muy baja calidad, que tienen el efecto contrario a lo que originalmente se busca.

La importancia de que un vídeo para empresas sea profesional

Un vídeo de empresas debe generar impacto y emociones en su audiencia. De los efectos causados, será la acción que potencialmente tomen tales usuarios, que la mayoría de las veces estará representada como ventas, incremento de visitas, o creación de una imagen corporativa positiva y mejor fortalecida. Dicho esto, no quedan dudas de que un vídeo para empresas bien realizado, logra potenciar de forma inmediata y perdurable la imagen de tu negocio.

No todos los vídeos de empresas logran tan siquiera captar la atención de los usuarios, ni qué decir sobre generar impacto o emociones. Sucede así porque carecen de los elementos que sí tienen los vídeos profesionales destinados al ámbito corporativo.

Un buen videógrafo es el profesional encargado de dar vida a vídeos para empresas de alta calidad. Su trabajo es brindar todos los elementos que caracterizan a los vídeos que resultan atractivos para la audiencia, que generan interés, que se hacen virales, y que logran fortalecer la imagen corporativa creando emociones perdurables y positivas en las personas que los miran.

En cualquier momento, sin importar la fase o el sector, una empresa debería disponer de vídeos corporativos como estrategia, no sólo de branding, sino como un canal especializado para la venta de productos y servicios, sabiendo que es el formato más atractivo y más fácil de consumir por los usuarios.

Características indispensables de un vídeo corporativo

El trabajo de un videógrafo especializado en vídeos para empresas se basa en fusionar todos los elementos indispensables. De la inclusión de ellos dependerá el éxito de la estrategia corporativa en general y de la campaña del vídeo en particular.

Todos los buenos videos para empresas comparten una serie de aspectos y características, algunos técnicos y otros sólo posibles gracias a la sabiduría y experiencia del videógrafo o de la agencia de producción audiovisual responsable de su realización.

Entre éstos se pueden destacar:

  • Síntesis: los vídeos de empresas exitosos tienen una característica indistinta, son muy breves. En un tiempo no mayor a los 3 o 5 minutos, logran sintetizar todo el contenido que intentan transmitir. Es uno de los aspectos más difíciles de lograr, y es una de las razones que justifican la contratación de profesionales del ámbito.
  • Historias de calidad: el storytelling, el arte de contar buenas historias, organiza la estructura de los vídeos corporativos. Porque la audiencia no consume los vídeos por la marca que los realiza, sino que los consume, los comparte y se emociona con ellos por la historia que el vídeo les va contando. Cuanta mayor calidad tenga la historia, mejores y más durables serán los resultados.
  • Dirección clara: ¿cuál es el propósito del vídeo?, ¿qué se intenta transmitir?, ¿a quién va dirigido? Las tres preguntas fundamentales antes de comenzar un buen vídeo para empresas. El error común de los vídeos corporativos no realizados por profesionales es carecer de una dirección clara.
  • Calidad técnica: no se debe quitar mérito a los trabajos de producción, edición y realización técnica, contando desde la calidad de los profesionales a cargo, hasta la calidad de los equipos y de la tecnología utilizada. Hoy, aparte de una buena historia, una dirección clara y una síntesis increíble, los vídeos deben tener formatos y calidad dignas de producciones cinematográficas. De no ser así, los usuarios pasarán de ellos inmediatamente.

Un vídeo corporativo bien realizado es una herramienta ideal para potenciar la marca, pero también para vender, para alcanzar más audiencia y promover los valores y el saber hacer de tu negocio.