/Mantenimiento en calefacción y fontanería del hogar para este invierno

Mantenimiento en calefacción y fontanería del hogar para este invierno

Realizar reformas en casa es una de esas situaciones en las que se quiere ver el resultado lo más rápido posible, pero durante el proceso suelen aparecer complicaciones. Una pequeña reforma superficial puede terminar en una obra compleja, por algún error humano o por la falta del mantenimiento adecuado.

Es importante buscar el asesoramiento inicial de profesionales a la hora de iniciar las reformas o, en el peor de los casos, contar con los medios para contactarlos ante alguna emergencia.

Sistemas de calefacción

No hay nada peor que recibir la temporada de invierno con problemas en el sistema que provee de calor a la vivienda. Los profesionales de la fontanería pueden reparar un radiador de calefacción y dejarlo como recién instalado, así como actualizar todo el sistema de calefacción o montar un sistema de calderas completamente nuevo.

Para tomar la mejor decisión, los fontaneros pueden realizar visitas a domicilio para constatar personalmente la situación de los equipos como tuberías, calderas, radiadores y termostatos. Basándose en la situación real, hacen sus recomendaciones y elaboran los presupuestos necesarios para que el cliente tenga una idea clara sobre su situación.

En caso de plantearse una reforma general y se quiera cambiar el sistema de calefacción en el hogar, el cliente tiene estas alternativas:

Calefacción de gas natural

Considerada la mejor opción entre todas debido a las ventajas que posee:

  • Distribución por tubería directa al hogar.
  • Mayor seguridad ante explosiones al no necesitar almacenamiento en la vivienda.
  • Disponibilidad a nivel nacional en las principales ciudades.
  • Funcionamiento eficiente (mejor rendimiento en áreas mayores a 80 m2).

Calefacción de gas propano

Es el sistema más económico para viviendas pequeñas, pero cuenta con algunos inconvenientes:

  • Pueden ser escasos los sitios disponibles donde recargar las bombonas de gas.
  • Precio mucho más elevado del gas en bombona.
  • Necesidad de sustitución frecuente.

Calefacción de gas butano

  • Sistema menos seguro de todos.
  • Reemplazo frecuente de las bombonas.
  • Cuanto mayor es la vivienda más eficiente y económica resulta la calefacción de gas butano.

Calefacción eléctrica

  • El sistema más caro de todos.
  • Equipos cómodamente transportables y más ligeros.
  • Sistema menos eficiente para hogares más grandes.

Cuando las calderas o la distribución fallan

Una avería en el sistema de calefacción es una situación muy delicada para la que solo se debe llamar a personal experimentado en estos asuntos, ya que todo el sistema, al trabajar a presiones y temperaturas elevadas, representa riesgos importantes para la integridad de las instalaciones en el hogar y, obviamente, para la seguridad de las personas. Por esta razón, es bueno tener a la mano un fontanero urgente en el que solo profesionales cualificados estén disponibles para dar la mejor asesoría, así como la solución en los más variados casos.

Con solo comunicarse  a través de una llamada, el cliente puede hacer inspeccionar el sistema de calderas para después, con conocimiento completo de la situación, y con un presupuesto detallado, incluyendo las piezas necesarias de cambio así como los costes por instalación, poder tomar la decisión de reparación o cambio según le sea más conveniente.

Hacerlo de este modo le garantiza, el mejor precio del mercado, personal técnico cualificado para la realización de las reparaciones e instalaciones; las mejores marcas en sistemas y componentes de calefacción y fontanería; la mejor asesoría en cuanto a cómo debe resolverse la situación gracias a la experiencia del personal y finalmente, una garantía de 12 meses como mínimo sobre todo el trabajo realizado.

Chatarra y desechos tras las reparaciones

Sea cual sea la decisión tomada en cuanto a reparar o cambiar el sistema de calefacción, indudablemente habrá piezas, partes y elementos de la vieja instalación que deberán ser desechados. 

Una forma eficiente de disponer de la chatarra acumulada, o la generada por instalaciones o reparaciones, es enviar al chatarrero todos esos excedentes de materiales que inevitablemente quedan de un trabajo en el hogar.

La primera forma es llevar los materiales directamente a la chatarrería donde, gracias a las grúas, se pueden descargar fácilmente en las instalaciones donde serán evaluadas, clasificadas y recicladas. Una segunda modalidad es que la empresa chatarrera deje en el lugar del proyecto, contenedores donde se depositan los elementos metálicos y luego procede a retirarlos.

En ambos casos, al final se realiza una tasación del material para pagar un valor acordado por la chatarra entregada. Esta es una excelente alternativa que genera una situación que ganan las dos partes; el cliente que quiere deshacerse de lo que ya no le sirve, y la empresa que obtiene material para reciclaje.