14.8 C
Madrid
viernes, 22 octubre, 2021

Muere Clive Sinclair, el ‘padre’ del PC ZX Spectrum

  • El inventor británico creó un primer vehículo eléctrico, al que se le rechazó el permiso para circular

  • Inventó la primera calculadora eléctrica de bolsillo y un televisión portátil

Clive Sinclair, el inventor del ZX Spectrum, el simbólico computador de los años ochenta, ha fallecido en su casa de la ciudad de Londres a los ochenta y uno años tras una larga batalla contra el cáncer.

Autodidacta en una familia pobre, trabajó escribiendo recensiones de tecnología en una gaceta hasta el momento en que pudo reunir dinero para crear su compañía, Sinclair Radionics, en la que se consagraría como un inventor total.

2 de sus primeros productos fueron una calculadora que cupiese verdaderamente en los bolsillos y una tele portátil con una pantalla de 3 dedos cuadrada, mas su enorme éxito sería el ZX Spectrum, un computador personal que, cuando ya estaban los primeros Apple y los IBM en el mercado, dejaba operar con el T.V. como pantalla y grabando los programas en cintas de casete.

Hubo múltiples modelos. En mil novecientos ochenta lanzan el ZX80 (publicitado como «el PC más pequeño y asequible del planeta»), que tenía un 1 Kbyte de memoria RAM y un sistema operativo BASIC guardado en una ROM de cuatro Kbyte. Un año después saldría el ZX81, una versión mejorada del ZX80, que alojaba un sistema BASIC con coma flotante (guardado en una ROM de ocho Kbyte).

Aportación al juego para videoconsolas

El éxito comercial les llegó en mil novecientos ochenta y dos con el ZX Spectrum, con considerablemente más capacidad de memoria (se vendía en 2 versiones: con dieciseis y cuarenta y ocho Kbyte) y mayor velocidad (estaba basado en un Z80 a tres con cinco MHz), con gráficos a color y un pequeño altífono. Sería el PC idóneo para los primeros juegos para videoconsolas y contribuyó al desarrollo de la industria.

En mil novecientos ochenta y cinco Sinclair presentó el primer turismo eléctrico, el pequeño Sinclair C5, y que no llegó a venderse por el hecho de que las autoridades británicas le negaron el permiso de circulación por las calles, en tanto que creían que como era monoplaza y bajo, los camiones podían no verlo.

El desastre llevó a Sinclair a tener que vender su empresa a su primordial contendiente, Amstrad, por año siguiente.

Todavía haría otro intento más, al fundar Cambridge Computers en mil novecientos ochenta y siete. Lanzó un solo producto: el Cambridge Z88, un portátil revolucionario tamaño A4 que no tenía disco, se nutría con pilas alcalinas y guardaba la información un año.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here