/Multa de cinco millones de euros a Cepsa por emplear cuatrocientos falsos autónomos
Una gasolinera Cepsa en Mollet del Vallès.

Multa de cinco millones de euros a Cepsa por emplear cuatrocientos falsos autónomos

Duro castigo de Inspección de Trabajo al sistema de externalización de estaciones de servicio de la marca Cepsa. Cedipsa, filial de la firma de carburantes y gestora de sus estaciones, va a deber abonar a la Seguridad Social un total de 4.856.606,26 euros por emplear a cuatrocientos falsos autónomos en Catalunya. De este modo se deriva del acta levantada por la autoridad laboral a causa de una demanda del sindicato Confederación General de Trabajadores, a la que ha tenido acceso EL PERIÓDICO. Inspección pudo acreditar a lo largo de sus pesquisas cuatrocientos casos de trabajadores por cuenta propia que estima que hubieran de ser asalariados en las 4 provincias catalanas. Desde el sindicato apuntan que el sistema de externalizaciones es afín en otros territorios del resto de España y la compañía ha avanzado que piensa recurrir judicialmente el acta de Inspección, puesto que estima que no se ajusta a legalidad.

Jornadas de más de catorce horas, sin vacaciones pagadas y unos márgenes de beneficios escasos, cuando no inexistentes. Este es el relato en el que coinciden Marta y Laura (nombres falsos para conservar su anonimato), 2 viejas trabajadoras que han formado una parte del entramado de estaciones de servicio externalizadas que comercializan los carburantes de Cepsa. «Cualquier imprevisible te deja sin cobrar un mes», cuenta Marta. Ponerse enfermo les puede desajustar el cómputo. «He ido a trabajar medicada, no tenía otra alternativa», explica Laura.

Inspección de Trabajo censura a Cedipsa por su sistema conocido en la jerga del gremio como ‘cofos’. Un ‘cofo’ es un «company owned dealer operated», esto es, una persona que administra como ‘pequeño empresario’ una estación de servicio de la marca Cepsa. La enorme operadora le provee el producto y el ‘cofo’ lo comercializa, teóricamente. Las más de ochocientos páginas del informe de Inspección acreditan que no existe autonomía entre las partes, puesto que es Cedipsa la que decide, entre otros muchos, los productos que vender, el horario mínimo de apertura y los uniformes que debe llevar el personal. No lo comprende de esta forma Cepsa, que, a preguntas de este medio, estima que los cofistas «tienen plena autonomía».

Ahorro de costos

El ahorro de costos es la lógica que denuncian desde Confederación General de Trabajadores para explicar el modelo, puesto que una estación gestionada de forma directa por Cedipsa emplea a, por lo menos, 5 trabajadores. 3 para cubrir los turnos, un jefe de estación y un asistente. La media frecuente de un ‘cofo’ es el autónomo, más un trabajador a tiempo completo y, en ciertos, otro a tiempo parcial. «Si tienes más no te queda ni un euro para ti», explica Marta, que a lo largo de más de un par de años estuvo al frente de uno. «En el momento en que me quejé de que los márgenes que me marcaban no daban para más me contestaron que la culpa era mía, que pagaba demasiado a los trabajadores», agrega. «Me notificaron realmente bien de los ingresos que tendría, no de los costos. Si lo hubiese sabido, no lo hubiese cogido», asevera Laura.

Los meses buenos, conforme apunta Marta, al ‘cofista’ le quedan con este sistema menos de mil quinientos euros. En el caso de Laura, entre ella y su marido no llegan a los dos mil euros, sin contratar a absolutamente nadie. «Por trabajar trescientos sesenta y cinco días por año», remarca. En los malos probablemente pierdan dinero, entre los costos del producto y las nóminas. Las vacaciones o bien la baja de un trabajador se traducen en un turno doble para el ‘cofista’, puesto que Cedipsa fuerza por contrato a estos ‘falsos autónomos’ a abrir, por lo menos, de lunes a viernes de 7 de la mañana a 8 de la noche. «Entonces te queda adecentar los lavatorios, barrer la pista y ordenar los expositores», explica Marta. Si bien con los márgenes de beneficios con los que operan, ninguna de las entrevistadas se propuso no abrir los 7 días de la semana.

El golpazo de Inspección de Trabajo de prácticamente 5 millones de euros en término de cuotas retrasadas a la Seguridad Social abarca las actuaciones en las 4 provincias catalanas. Sin embargo, desde Confederación General de Trabajadores apuntan que este modelo domina en toda España y aguardan que las actuaciones de la ‘policía laboral’ se contesten en otros territorios. Cepsa apunta que esta fórmula «tiene presencia minoritaria» en su red de abastecimiento.