/N. York invertirá cincuenta y uno millones para renovar transporte público
Además de la renovación del metro, Nueva York prevé la compra de 2.400 autobuses, 500 de ellos de propulsión eléctrica.

N. York invertirá cincuenta y uno millones para renovar transporte público

La Autoridad de Transporte Metropolitana de la ciudad de Nueva York (MTA) desveló este lunes un extenso plan de renovación de la red de transporte público que va a suponer una inversión de más de cincuenta y uno millones de dólares estadounidenses (cuarenta y seis millones de euros) en 5 años.

Se trata del mayor presupuesto de la historia de la MTA, que acrecienta en un setenta por ciento los fondos del plan actual para el mantenimiento y mejora de carreteras, buses y metro de la Gran Manzana, gracias en parte a un nuevo peaje urbano para la zona centro y sur de Manhattan aprobado este año.

Singular atención va a recibir la red de metro tras décadas de desatiendo que han llevado a un sistema avejentado y incesantes inconvenientes técnicos, con lo que treinta y cuatro millones de euros del presupuesto total se dirigirán a la infraestructura subterránea.

«Describimos un plan histórico y transformador», aseveró este lunes a lo largo de la presentación el directivo de la MTA, Pat Foye, que apuntó que los ciudadanos van a tener un sistema más «fiable y eficaz».

«Al final de este periodo de 5 años, los neoyorkinos van a ver un sistema moderno y revitalizado para el siglo veintiuno y más allí», añadió.

El plan prevé una veloz modernización del sistema aparte de convertir más de setenta estaciones a fin de que sean alcanzables a personas con minusvalías y ciudadanos de la tercera edad, puesto que hoy en día muchas de ellas no cuentan con elevadores, escaleras mecánicas ni rampas.

El nuevo presupuesto supone un notable incremento del precedente, en el que la MTA gastó veintinueve millones de euros en el presente plan de 5 años que desarrolla actualmente y que llega a su fin a fines de este año.

El plan de modernización no obstante desembocará en abundantes cierres de estaciones y líneas a lo largo de los fines de semana y las noches, conforme apuntó el presidente de NYC Transit, Andy Byford, quien afirmó que la actualización del sistema de señales del metro requerirá de «paciencia» por la parte de los neoyorkinos.

«Seamos claros: la reseñalización del metro va a precisar de la paciencia de los neoyorkinos», añadió Byford, que apuntó no obstante que se va a hacer lo posible por no cerrar ninguna línea por completo a lo largo de las obras.

Aparte de la renovación del metro, N. York prevé la adquisición de dos mil cuatrocientos buses, quinientos de ellos de propulsión eléctrica.