9.6 C
Madrid
viernes, 2 diciembre, 2022

¿No estás seguro de comprar o alquilar un piso? Presta atención

Si has decidido mudarte a Madrid, seguramente tendrás dudas sobre dónde vas a vivir y si es mejor comprar o alquilar una vivienda. Esta es una decisión importante que debes realizar, que quieras o no afectará a tu economía.

Hay muchas personas como tú que piensan alcanzar ese objetivo, pero para lograrlo deben saber si es mejor cuál de las dos es la mejor opción.

Pros y contras de alquilar

Alquilar un piso u oficina a través de Grupo Larvin, una promotora y constructora en Madrid con pisos y oficinas de alquiler en Gran Vía, es una solución que te beneficiará si no cuentas con una gran suma de dinero o deseas invertirlo en otra cosa.

Por ejemplo en un negocio, en tus vacaciones u otras actividades agradables en lugar de pagar una hipoteca durante muchos años. Otra ventaja de alquilar es que te permite versatilidad, si tu familia crece podrás buscar un piso más grande y con menos complicaciones.

Lo mismo se puede hacer si debes mudarte por razones laborales, ya que si alquilas una vivienda podrás cambiar de ciudad fácilmente. Cosa que con una hipoteca no podrás hacer.

Alquilar también tiene sus desventajas, aunque son las menos. Antes de alquilar hay que tener muy claro que el dinero que se pague todos los meses es un dinero “perdido”.

Cuando expire tu contrato el propietario puede decidir no renovarlo. ¿Qué pasaría si tienes que buscar un nuevo lugar para alquilar y no puedes encontrarlo? Si es tu caso podrías buscar información de los diferentes pisos y oficinas en Gran Vía.

Larvin pone a tu disposición inmuebles listos para entrar a vivir, con los mejores acabados y en una zona privilegiada en Madrid.

Pros y contras de comprar

Si decides comprar tendrás una propiedad sobre la cual puedes hacer lo que quieras, sin tener que pedir permiso a nadie. Ahora bien, una propiedad viene de la mano con la carga fiscal que tendrás que pagar a lo  largo de los años.

Si decides pagar una hipoteca para comprar un piso y usarlo como residencia principal, asumes un compromiso que puede durar muchos años. Y aunque en la mayoría de los casos la hipoteca es flexible y el interés es bajo, el pago mensual puede poner en riesgo tus finanzas.

Como ves, tomar una decisión no es tan fácil, ya que ambas soluciones tienen sus desventajas que deben tenerse en cuenta. En cualquier caso, estamos hablando de una opción de vida.

Ahora bien, si decides comprar un piso debes prestar mucha atención al precio por metro cuadrado, la zona donde piensas comprar y si la propiedad necesita una renovación que se te vaya de las manos.

Este podría ser un criterio importante que te servirá en el futuro si decides vender la propiedad, por ejemplo.

Por otro lado, si optas por alquilar debes evaluar todo lo relacionado con el alquiler, como el dinero que perderías con el paso de los años y hacerte a la idea de que al final no contarás con una propiedad.

Desde el punto de vista financiero es más barato alquilar, pero la valoración en este caso puede ser completamente personal y cuestionable.

De hecho, hay muchas personas que  consideran que un piso o una casa es un bien con un valor totalmente emocional, por lo que no están interesados en pagar más por una propiedad con todos los cargos asociados y relacionados. Solo es importante tener algo que transmitir a las futuras generaciones de la familia.

En resumen, tomar la decisión de alquiler o comprar es algo muy personal y es algo que hay que realizar de acuerdo a las necesidades e intereses de cada persona.

Cualquier elección que hagas, si te hace feliz, será la elección correcta.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí