31.1 C
Madrid
martes, 15 junio, 2021

Okupas, un ataque frontal a la propiedad privada. ¿Cómo hacer para desalojarlos?

Años de pagar una hipoteca o de ahorrar para poder aspirar a tener una segunda vivienda que disfrutar o cuyo alquiler sirva para mejorar la pensión y que en un instante se convierta en una pesadilla. Es lo que ocurre a los propietarios de viviendas ocupadas o con inquilinos morosos. Ante esta situación, siempre se debe acudir a especialistas.

Uno de los problemas que más preocupan a los propietarios de viviendas es que estas sean ocupadas de forma ilegal. En términos generales suele ser muy complicado desalojar a los okupas de viviendas una vez se han instalado en ellas, por lo que es necesario conocer los engranajes legales para evitar que esto pueda ocurrir. 

Otro caso complicado es el de aquellos propietarios que ponen en alquiler su vivienda y tras un período de tiempo se encuentra con unos inquilinos morosos. Es decir, de alguna manera también se entiende por ocupación, puesto que, si bien han entrado en el inmueble de forma legal, después no han respetado el acuerdo de alquiler con el propietario, provocando pérdidas de gran valor en muchos casos. Entonces, como echar a un okupa de tu casa, es la gran pregunta que se hacen muchos propietarios que se ven en esta delicada situación o que no se atreven a arrendar sus inmuebles por miedo a que les ocurra. 

Contar con abogados expertos en desalojos

Cuando un cliente se encuentra con esta situación, ya sean okupas o inquilinos morosos es importante ponerse en manos de especialistas que sepan cómo formular las denuncias y que traten de evitar todo lo posible los numerosos perjuicios que le puede provocar este problema al propietario. En JR Abogados son especialistas en desalojo de okupas e inquilinos morosos, es decir, son expertos en establecer los trámites legales para poder desalojar de un inmueble a aquellos que lo están utilizando sin permiso expreso del propietario. 

En el país, y según apuntan datos del Instituto Cerda, actualmente hay unas 90.000 personas ocupando de forma ilegal viviendas privadas que son de otros. A esa circunstancia hay que sumarle que, normalmente, el valor de un inmueble ocupado baja entre un 40% y un 60% su precio de mercado. Estos datos son realmente para sentirse abrumados y son el motivo por el que muchas personas desconfían de alquilar sus inmuebles, o de no buscar soluciones de habitabilidad para que no se les metan okupas

Para colmo, en la mayor parte de los casos la condena que se prescribe a los okupas es mínima, una simple multa que, además, no suelen llegar a pagar, puesto que se declaran insolventes ante los jueces.

Con estos datos, es evidente que se hace necesario que el propietario de una vivienda ocupada o a quien los inquilinos morosos no le pagan el alquiler, se ponga en manos de un abogado especialista en desahucios, como JR Abogados, ya que se harán cargo del problema y se evitarán males mayores para el propietario, ya que, si se toma la justicia por su cuenta, encima tendrá que rendir cuentas a la ley como si fuese un vulgar delincuente.  

Las primeras horas, primordiales para echarles

Cuando se produce una ocupación es importante que el dueño del inmueble sea consciente de la misma cuanto antes, ya que las primeras horas son fundamentales. La Ley especifica que dentro de las primeras 48 horas los cuerpos y fuerzas de seguridad pueden echar a los okupas sin que sea necesaria una orden judicial. 

Pero la mayoría de las veces, el propietario se da cuenta cuando ya es demasiado tarde, y entonces tendrá que realizar una demanda ante el juzgado a través de un proceso de desahucio, necesitando a un abogado y un procurador. En estos casos el abogado buscará como objetivo fundamental recuperar el piso ocupado ilegalmente lo más rápido posible a través de un procedimiento civil y devolverlo a su propietario.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here