/Plataformas elevadoras remolcables

Plataformas elevadoras remolcables

¿QUE SON?

Antes de definir en qué consiste este accesorio debemos de analizar las distintas palabras que lo componen. Una plataforma es una base diseñada con el fin de crear un “suelo” sostenible. Por tanto, una plataforma elevadora será un dispositivo con funcionamiento mecánico con el fin de elevar objetos o personas de una forma más sencilla. Dependiendo de la finalidad del uso de esta pueden existir distintos tipos. En concreto, una plataforma elevadora remolcable ayuda a las facilidades nombradas anteriormente, con el sumatorio de su posible transporte y pliegue más cómodo.

OPCIONES DE ENERGÍA

Las plataformas necesitan una fuente de energía para proporcionar funcionamiento adecuado. Estas distintas fuentes de energía pueden ser mediante una batería que sería recargable y ofrece por tanto mayor comodidad inalámbrica. Otra opción sería mediante red eléctrica, la cual consiste en una red interconectada con el propósito de suministrar esta electricidad. La tercera forma puede ser mediante carburantes como son el gasoil o diésel. Estos pueden ser depósitos independientes, es decir que su funcionamiento sea únicamente con uno de estos dos carburantes. Por último existe la opción “Bi-Energy” la cual usaría algunas de estas fuentes mencionadas anteriormente en parejas, por ejemplo con batería y diésel.

CÓMO ELEGIR QUÉ PLATAFORMA ADQUIRIR

Las plataformas remolcables suelen ser plataformas elevadoras o grúas que se transportan en remolques, por lo que pueden utilizarse en lugares de difícil acceso o espacios estrechos o ajustados. Las plataformas elevadoras remolcadas generalmente constan de equipos y accesorios estándar necesarios para cada propósito específico. El equipo estándar y necesario incluye estabilizadores de máquina, frenos de seguridad y cestas de trabajo.

Los parámetros básicos que debemos de tener en cuenta para seleccionar una plataforma elevadora son los siguientes; el tamaño del vehículo, la altura máxima de trabajo, el número de personas que pueden trabajar en la cesta elevadora, el tipo de neumáticos y el tipo de energía utilizada.

Estas pueden comprender una altura de entre nueve y hasta más de veintiún metros.

POSIBLES USOS RELACIONADOS CON ESTAS

El uso de plataformas o maquinaria para operaciones a gran altura se ha convertido en un requisito, que puede reducir riesgos y accidentes al realizar tareas industriales, debido a que sus altos estándares de seguridad garantizan la seguridad de las operaciones o el trabajo. El uso de maquinaria segura y fácil de operar puede completar las operaciones de elevación de manera más eficiente y a menor costo.

En primer lugar, estas plataformas proporcionan un uso de movimiento de trabajadores. Estos pueden utilizarlas para elevarse a zonas de difícil acceso y altura. Son usables para trabajos como por ejemplo la pintura o construcción de un edificio, reparación de monumentos, etc.

También pueden utilizarse para el transporte de algunos materiales no muy pesadas, como puede ser en el caso de la pintura de un edificio, los utensilios necesarios para ello.

VENTAJAS POR SU USO

A pesar de ser muchas las ventajas por utilizar este tipo de plataformas elevadoras siguen existiendo las escaleras manuales. Estas son muy utilizadas ya que son una herramienta más económica  y fácil de transportar que pueden permitir llegar a posiciones incluso más altas. Aun así, se debe de tener en cuenta que existen muchos peligros en estos tipos de trabajo, que van desde pequeños accidentes hasta golpes relativamente graves o incluso la pérdida de la vida. Además, son muchas las variables externas que pueden provocar accidentes a los trabajadores que utilizan escaleras, como las condiciones meteorológicas, inclinación, sistemas de apoyo, materiales, estabilidad del suelo, etc. Es por esto, por lo que el uso de estas bases mecanizadas tiene ventajas como es la seguridad de la vida de los trabajadores que las usan.